RUEDA DE PRENSA DEL NÚMERO TRES EN FERRAZ

El PSOE critica el foco en los "chascarrillos" de Villarejo y no en la corrupción del PP

Ábalos reconoce que al partido le inquieta el "ruido" que eclipsa el debate sobre las políticas del Ejecutivo y vuelve a incidir en la "campaña" de descrédito. Lamenta la falta de "proporcionalidad"

Foto: José Luis Ábalos, este 1 de octubre a su llegada a la rueda de prensa en el PSOE. (EFE)
José Luis Ábalos, este 1 de octubre a su llegada a la rueda de prensa en el PSOE. (EFE)

El Gobierno y el PSOE siguen quejosos. Se consideran víctima de una "campaña" en la que no quiere colaborar añadiendo autocrítica. Sí se sorprenden de que se dé más relevancia a "chismes y chascarrillos" como los que ocuparon la actualidad la pasada semana —los audios de la comida de 2009 de la hoy ministra de Justicia, Dolores Delgado, con el excomisario José Manuel Villarejo— que a hechos como que se reabra la investigación sobre las adjudicaciones del PP de Francisco Camps a la trama Gürtel o se vaya a indagar si el hermano del exministro Jaime Mayor Oreja hizo pagos a Ricardo Costa cuando era número dos de los populares valencianos para financiar el partido.

Ya desde la semana pasada partido y Gobierno se lanzaron a la ofensiva, para denunciar la "cacería" de la que estaban siendo objeto. El "acoso brutal" de PP y Ciudadanos. Este lunes, apuntaló esa argumentación uno de los pesos pesados del Ejecutivo y del PSOE, José Luis Ábalos, desde Ferraz, tras la reunión del plenario de la ejecutiva. El secretario de Organización fue preguntado si, más allá de subrayar esa "persecución" de la que se sienten víctimas, hay alguna "autocrítica" por los casos estallados en las últimas semanas, que cercan a la titular de Justicia y, en menor medida tal vez, al responsable de Ciencia, Pedro Duque, por su situación fiscal.

Este Gobierno constituye una amenaza para quienes quieren mantener unos intereses basados en la insolidaridad


"No hace falta que colaboremos, no hace falta sumar esfuerzos a la campaña", respondió socarrón el secretario de Organización, que se felicitó incluso que en esta ocasión no se hayan sumado a la crítica los dirigentes más distanciados de Pedro Sánchez. Ábalos alegó que los socialistas se pueden sentir "a gusto" con la autocrítica en su gestión política, "para enjuiciar políticas o comportamientos que, más allá del decoro, correspondan a la legalidad". "¡Y mire que hay temas para enjuiciar!".

Una "crítica de la situación"

Para el Ejecutivo y el partido, el "ruido" pretende "evitar" un debate sobre "lo importante", que son las reformas que se están poniendo en marcha en estos meses, y que "constituyen una amenaza" para ciertos sectores. "Este Gobierno constituye, como cualquier Gobierno progresista, una amenaza para quienes quieren mantener unos intereses basados en la insolidaridad". Dicho de otro modo, que las noticias de las últimas semanas buscan opacar la acción de gobierno, que es lo sustancial, a juicio de los socialistas.

El número tres pone como ejemplo que el empresario José Mayor Oreja pudo dar dinero al secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa

Además, ello contribuye a "ocultar" otros hechos, como que Ricardo Costa, cuando era secretario general del PP valenciano, pudiera haber recibido dinero del empresario José Mayor Oreja (hermano del exministro del Interior). Y es que la jueza de instrucción número 17 de Valencia investiga posibles irregularidades en las adjudicaciones para las obras del circuito urbano de la Fórmula 1, y ha pedido información a la Audiencia Nacional para que le remita la información que obra en la causa de los papeles de Luis Bárcenas relativa a esa infraestructura, informa EFE.

"Eso imagino que es un hecho relevante como para ocupar un espacio que no ha ocupado, y sí lo han ocupado otros chismes o chascarrillos, hechos en los que no hace falta insistir". Así que más que "autocrítica", el PSOE hace "una crítica de la situación", que es su "inquietud" por el hecho de que el "ruido" tape las políticas del Ejecutivo. El ministro de Fomento puso otro ejemplo de trato injusto hacia los socialistas: Rafael Catalá, titular de Justicia con el PP, tenía asimismo inmuebles para el paraguas de una sociedad, como aparece en su declaración de bienes en el Congreso, y no mereció "el mayor interés".

"Ya se sabía y no se actuó"

Ábalos recordó que Villarejo, en 2009, en el momento de la comida en el restaurante Rianxo, en la que participaron él y Delgado, junto con el exmagistrado Baltasar Garzón, el policía en modo alguno era concebido como un "presunto delicuente", como sí lo es desde finales de 2017, cuando fue detenido por la operación Tándem y por lo que está en prisión. De hecho, aquel almuerzo se montó para celebrar la condecoración que le había otorgado el Ministerio del Interior. Por tanto, no se puede "aplicar el conocimiento" que se tiene hoy del personaje al que de él había en 2009. El número tres del PSOE tampooco se "atrevería" a interpretar el "crédito" que Delgado le dio a ciertas confesiones de Villarejo, como que había montado una red de prostitución para sacar información a políticos.

El ministro se queja de la doble vara de medir que hay entre PP y PSOE: no entiende el "escándalo" con Duque si se compara con la amnistía fiscal de Rajoy

En ese punto el titular de Fomento subrayó cómo en 2015 la Dirección General de la Policía, con el PP por tanto en el Gobierno, archivó un informe de Asuntos Internos en el que se denunciaban los negocios privados y presuntamente ilícitos del comisario. "Ahí ya se sabía y no se actuó", remarcó. También trajo a colación cómo bajo el mando del exministro popular Jorge Fernández Díaz se puso en marcha una "policía política" de la que él mismo fue víctima porque acabó siendo grabado y que de hecho fue objeto de investigación en el Congreso.

En definitiva, el PSOE no entiende la "ausencia de proporcionalidad" entre unos casos y otros, cuando la amnistía fiscal de Cristóbal Montoro de 2012 fue declarada hasta inconstitucional. "Que esto [el caso de Duque] ahora escandalice cuando hemos tenido una experiencia de una amnistía fiscal [...] que exoneró a mucho defraudador...", observó.

Defensa de Tezanos pese a las críticas

El ministro de Fomento respaldó este lunes al presidente del CIS, José Félix Tezanos, pese a la lluvia de críticas —no solo de los partidos de la oposición, sino también de los académicos— llegadas en los últimos días, a raíz del barómetro de septiembre, el primero del que sí es responsable y que elimina la 'cocina' para hacer la estimación de voto

José Luis Ábalos subrayó que Tezanos es un profesional "reconocido" en el ámbito de la Sociología, con una "reputación" contrastada. Los expertos en demoscopia, dijo, "saben que el señor Tezanos no se equivoca y si se equivoca, no se equivoca mucho". "Las tendencias están ahí", mantuvo, y "otra cosa es que no les guste" a los que acusan de partidista al exmiembro de la dirección del PSOE. 

El número tres hizo además una reflexión: qué ocurre cuando los profesionales "comprometidos" toman "decisiones políticas" empiezan a "perder el prestigio" acumulado durante su trayectoria. Eso es "un mal aviso", porque lanza la señal de que la política es una "actividad de excesivo riesgo". 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios