Su modelo es Enmanuel Macron

Iván Redondo, el gurú que despreció Pablo Casado para encumbrar a Pedro Sánchez

¿Quién es en realidad Iván Redondo, que está autoconstruyéndose una leyenda como vendedor de políticos sin especial enjundia?

Foto: Iván Redondo promete su cargo como director de Gabinete del presidente del Gobierno y saluda a Pedro Sánchez. (Pool Moncloa)
Iván Redondo promete su cargo como director de Gabinete del presidente del Gobierno y saluda a Pedro Sánchez. (Pool Moncloa)

"En la hora y diez minutos que estuve en Moncloa, al menos Pedro Sánchez le llamó cuatro veces…", comenta un veterano periodista catalán, afincado en Madrid, al que el director del Gabinete de la Presidencia había invitado –como a más creadores de opinión— a pasar por su despacho en el Complejo de la Moncloa para "charlar un rato… y poneros en situación…".

En efecto, Iván Redondo Bacaicoa (San Sebastián, 1981) es el primer director de gabinete de la Presidencia del Gobierno –rango oficial de Secretario de Estado— que no es director de Gabinete 'estrictu sensu', hasta la fecha tipos silentes, discretos y en la desenfilada, sino que ha asumido el "modelo fiction USA" donde en las películas el director de Gabinete ('House of Cards', por ejemplo) oficia de una especie de primer ministro. ¿Quién es en realidad este Iván Redondo que está construyéndose una leyenda como vendedor de políticos?

Estudió en la jesuítica Universidad de Deusto (Humanidades) y, aunque el centro ha perdido parte de su inmenso prestigio cuando dirigía 'La Comercial' el famoso padre Bernaola —el profesor y mentor de numerosos ministros de Economía e Industria y de reputados ejecutivos—, no es el típico chiringuito de enseñanza superior que tanto han proliferado en los últimos lustros. En su CV oficial (Redondo&Asociados) tenía una referencia explícita a que había estudiado en la George Washington University —especialización en la "Dirección de Campañas Electorales"— que al llegar al Complejo de la Moncloa hizo desaparecer. En realidad, había participado en dos seminarios (2006 y 2007) sobre el tema que el centro USA había organizado en Madrid.

Esta calidad educativa en su currículum parece que impresiona a Pablo Iglesias porque durante una entrevista en 'La Tuerka' el jefe de Podemos se explaya en esta consideración de su entrevistado sin que Redondo realice el mínimo aspaviento. Se deja llevar… Parece ser que mandó a sus dos anteriores clientes, dirigentes regionales del PP —García Albiol y el extremeño Monago— a participar en determinados seminarios a la capital federal de Estados Unidos.

Iván tiene algunas ideas claras y una enorme intuición para cazarlas al vuelo; le interesa lo que le interesa. En el año 2016, cuando ya se había quedado sin clientes de postín, Redondo decide pasar de la "reputación corporativa" y la "reputación política" para centrarse en lo suyo. ¿Qué era y es lo suyo? La ficción de la política montada a lomos de líderes del momento. Todo 'made in USA' a la española, naturalmente.

Merodeando por el PP

Con José Antonio Monago en la presidencia de Extremadura tuvo un éxito espectacular hasta el punto que el dirigente popular le entrega todo el poder fáctico de la presidencia autonómica. Luego trabaja para Xavi García Albiol y antes con Antonio Basagoiti como jefe del PP en el País Vasco que abandonaría rápidamente la vida política para irse a la comodidad de un gran puesto ejecutivo en una empresa de campanillas. Al fin y al cabo, se apellida Basagoiti emparentado en línea directa con los más granado del empresariado y las altas finanzas vascas.

En el 2015 mantiene una entrevista con Pablo Casado, vicesecretario general de Comunicación en el PP de Mariano Rajoy. Forja con el joven diputado una buena relación y el palentino valora su olfato para dar golpes de efecto y poner en situación mediática hechos políticos con nombres y apellidos. Casado le había prometido hacer gestiones ante el "círculo interior" marianista para que le incluyeran en el equipo presidencial para las elecciones generales del 2015. Pero en ese privativo estadio rajoniano le niegan el paso. Desde Pedro Arriola a Jorge Moragas (luego heredaría su despacho en Semillas) pasando por Carmen Martínez Castro. Entienden que Rajoy no necesita "vendedores de corbatas".

Es durante esa entrevista donde Iván le dice a Casado que le ve a él como futuro líder del PP. Casado sonríe… ¡bueno, bueno, tengo tiempo! Redondo se molesta cuando es rechazado por la alta dirección popular. Cree que Casado le ha engañado o que le había vendido una moto averiada. Hay un rictus de venganza en su aproximación al entonces endeble líder del PSOE, Pedro Sánchez. Busca al jefe socialista, se pega a él y le convence de que si hace una buena campaña no solo recuperará la secretaría general, sino que llegará a la presidencia del Gobierno. Sánchez compra. Dicho y hecho.

Los que mejor conocen al "gurú" monclovita creen que en su aproximación y fichaje por Sánchez hay una buena dosis de venganza contra el PP y sus dirigentes.

Redondo será el primero en intuir que la moción de censura puede prosperar. Sabe que el Partido Nacionalista Vasco, que finalmente será la clave, estará por la labor. No hay que olvidar que su madre es una destacada y furibunda militante peneuvista. Convence a su jefe que puede conseguir los 176 escaños a su favor; cierto es que recupera la misma mayoría que la que se produjo en el 2016 ahora con Podemos en ausencia de Ciudadanos.

Estos años le han ofrecido casi todos los partidos trabajo. Incluido Pablo Iglesias. Su modelo es Enmanuel Macron, agnóstico, no conservador y con un "touch of class" que hace las delicias del director del Gabinete de Presidencia.

Clientes

A Redondo le gusta elegir a sus clientes, sigue el "made in USA"; mandar y decidir en solitario. Dura poco en los equipos. Fue el caso de su paso por Llorente&Cuenca. Trabajó en el despacho de Daniel Ureña para asesoramiento de políticos (MasConsulting), pero pronto partieron peras. De Ureña a Monago tras pasar por García Albiol sin solución de continuidad. No es un tipo de partido, lo que levanta muchas suspicacias dentro de la "iglesia" que suele ser un partido de izquierdas como el PSOE, sobre todo, cuando desplazó al que fuera jefe de gabinete de Sánchez, Juan Manuel Serrano Quintana. Recibió como compensación la presidencia de Correos con un sueldo superior a los 200.000 euros anuales. Su gran "input" es, sin duda, su capacidad efectista y la rapidez con la que ejecuta sus intuiciones. Un asesor político, un profesional del 'marketing' (da exactamente igual el productor a colocar) al que gusta ir por su cuenta…"Yo estoy en los trabajos temporalmente", confesó hace unos meses a este cronista. Badalona o Mérida, lo mismo da que da lo mismo.

Ahora, además de idear las proclamas que a diario tiene que vender el jefe, se enfrenta al 'aparato' político de Moncloa con la vicepresidenta Carmen Calvo a la cabeza. Ya lo hizo antes en el PSOE y en el PP. Sin embargo, no parecen importarle los "efectos colaterales" que sus decisiones provocan alrededor del comandante en jefe.

Su gran ambición es aprovechar el paso al lado del presidente del Gobierno español para repartir tarjetas entre jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, especialmente en Iberoamérica. Darse a conocer entre el "glamour" del mundo político internacional para desde ahí montar su propio despacho de asesoramiento político internacional. Su gran ambición donde él sea la noticia, el principio y el fin.

De modo y manera, que su paso por el palacio de la Moncloa puede ser breve pero provechoso. Quizá por ello, Sánchez le ha nombrado a un subdirector, Iván García Yustos. Siendo concejal de Cultura, Yustos tuvo que salir huyendo y dimitir al conocerse que se había gastado el dinero llamando desde su móvil oficial del consistorio a los canales eróticos. Ahora será el encargado de la "asesoría política" cerca del jefe del Ejecutivo. Formaba parte del Patronato de la Fundación Pablo Iglesias…

"Con Iván nunca se sabe… A Monago, finalmente, lo mandó a galeras cuando estalló el escándalo de los billetes para visitar a su amiga canaria…".

Tengo para mí que Redondo a lo sumo estará con Sánchez hasta las próximas generales… Si antes no le arrojan por la ventana

¿Sucederá lo mismo con Sánchez? El humo que ha intentado levantar alrededor de su jefe —aforamientos, recibo de la luz, manos, gafas y otras menudencias— se ha evaporado a la misma velocidad que cruza el Atlántico el Airbus-310 presidencial que desde que llegó Sánchez no descansa ni un minuto.

Tengo para mí que Redondo a lo sumo estará con Sánchez hasta las próximas elecciones generales… Si antes no le arrojan por la ventana… Pero, al final, "gato blanco o gato negro, lo mismo da si caza ratones…". Superiván en su salsa.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios