evidencia "incontinencia verbal"

Jueces y fiscales avisan: Delgado ya no puede ser la interlocutora del Gobierno

"Bocazas", "impertinente", "calumniadora" son algunas de las expresiones empleadas por los miembros de la judicatura con los que ha hablado este medio

Foto: La ministra de Justicia, Dolores Delgado. (Ilustración: Raúl Arias)
La ministra de Justicia, Dolores Delgado. (Ilustración: Raúl Arias)

La ministra de Justicia ya no tiene credibilidad. Esa es la conclusión a la que llegan un buen número de jueces y fiscales consultados por El Confidencial tras la publicación de los audios difundidos por 'moncloa.com' en los que Dolores Delgado y el exjuez Baltasar Garzón participan junto a José Villarejo en una comida en el año 2009. Consideran que el contenido de esas conversaciones ha incapacitado a la titular de Justicia para ser la interlocutora del Gobierno frente a la judicatura.

Jueces y fiscales avisan: Delgado ya no puede ser la interlocutora del Gobierno

Según aseguran algunos de los consultados, los comentarios efectuados en esas grabaciones evidencian "una incontinencia verbal" y "falta de discreción" que la anulan para una de sus funciones fundamentales en su papel como ministra: actuar como correa de transmisión entre las carreras judicial y fiscal y el Ejecutivo. La comunicación entre los poderes ejecutivo y judicial queda, de este modo, gravemente dañada.

No todo son críticas. Su asociación, la Unión Progresista de Fiscales, ha salido en su defensa mediante un comunicado público en el que destaca su labor en los últimos 25 años y la contrapone a lo que considera una difusión de conversaciones “parciales" que carecen de "garantía alguna de integridad" y constituyen una intromisión en la vida íntima y particular de un ciudadano que "no se puede permitir en un Estado de derecho”.

Un episodio en particular de la serie de conversaciones publicadas ha generado mayor preocupación. Los comentarios de la ministra sobre su estancia en Cartagena de Indias donde pudo ver a jueces y fiscales que no identifica en compañía de menores. "Ha puesto a cualquiera que haya ido a Colombia bajo sospecha", destacan y señalan el plus de gravedad de que se lo contara a policías.

La ministra de Justicia, en el Congreso. (EFE)
La ministra de Justicia, en el Congreso. (EFE)

"Poner a parir a los compañeros ante mandos policiales le pesará como una losa siempre", indica una de las personas consultadas. La gran mayoría asegura que estas "confesiones" de la ministra son directamente "mentiras" que profirió para significarse en ese almuerzo. "Bocazas", "impertinente", "calumniadora" son algunas de las expresiones empleadas por los jueces y fiscales con los que ha hablado este medio.

Jueces y fiscales avisan: Delgado ya no puede ser la interlocutora del Gobierno

El malestar es generalizado tanto en la Audiencia Nacional —su destino antes de ser nombrada ministra— como en el Supremo. "La mancha se extiende sobre todo el poder judicial", destacan algunos, mientras que otros opinan que todo lo sucedido daña profundamente la imagen de la Justicia tanto en España como a nivel internacional, donde, recuerdan, ella también actúa como interlocutora con ministros de su cartera.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
64 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios