reconoce que no encuentra fichajes

El PP asume que su baza en Madrid será la campaña de Casado, no los candidatos

El lanzamiento Valls a la alcaldía de Barcelona deja en evidencia al PP por el retraso acumulado en la tarea de designación de sus cabezas de cartel en las principales capitales

Foto: El líder del PP, Pablo Casado, durante una intervención en la sesión de control al Gobierno. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado, durante una intervención en la sesión de control al Gobierno. (EFE)

El lanzamiento de la candidatura de Manuel Valls a la alcaldía de Barcelona ha dejado en evidencia al Partido Popular por el retraso acumulado en la tarea de designación de sus cabezas de cartel en las principales capitales para las elecciones municipales del próximo mes de mayo. Pablo Casado ha tenido que aclarar que el PP se presentará con sus propias siglas en la capital catalana y que descarta concurrir, como Ciudadanos, en la plataforma del exmandatario francés. Pero el trabajo de decidir sobre las promociones internas o los 'fichajes' se le acumulan sobre la principal incógnita: los candidatos para Madrid (comunidad y ayuntamiento).

Fuentes de la dirección reconocen que nada está decidido todavía, rebajan ya las expectativas sobre posibles designaciones de relumbrón y apuntan que, en cualquier caso, la principal baza de los populares en la capital de España será la campaña que protagonice su propio presidente.

Pero la teoría a favor de confíar la mejora de resultados al 'efecto Casado' (el rearme del PP renovado que apela a las esencias) tiene sus detractores entre los veteranos de Génova, donde recuerdan que los populares siempre han concurrido en Madrid con figuras de peso o contrastadas en las urnas desde los tiempos de José María Álvarez del Manzano.

Además, todavía está reciente el resultado de la apuesta de última hora de Mariano Rajoy en 2015 para asegurar esa alcaldía: Esperanza Aguirre. El perfil de 'la lideresa', en teoría del gusto de las bases del partido, y su campaña no sirvieron para retener el cargo.

Para la pelea por la alcaldía, hoy en manos de Manuela Carmena (respaldada por el PSOE), el PP contaba con Pablo Casado antes de la caída de Cristina Cifuentes y ahora no tiene candidato para la comunidad ni para el ayuntamiento. Ángel Garrido sigue sin convencer a la nueva dirección y tampoco está bien visto por parte del PP de Madrid. El portavoz de los populares en el ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida, sí está en plena sintonía con el equipo del nuevo presidente, que le reconoce su labor opositoria. "Pero es aún más desconocido que Garrido", admiten sus partidarios.

Después de perder a Casado por su salto a la presidencia del partido y con Soraya Sáenz de Santamaría fuera de la política, en la sede de Génova buscan alternativas para su cartel electoral en Madrid al margen de los actuales diputados autonómicos y concejales del PP. 'Suenan' los nombres de empresarios de larga trayectoria que ya fueron fichados en su día por Rajoy para las filas populares, como Manuel Pizarro, de exministros como Fátima Báñez o alcaldes como Antonio González Terol, pero en la dirección no confirman ni que se vayan a gastar el dinero en una encuesta que pueda medir la popularidad y posibilidades de los citados en las quinielas internas, incluido Ángel Garrido.

Para la alcaldía de Barcelona, lo único claro que tiene en PP es que Alberto Fernández no repetirá ni se sumará a la plataforma de Valls. El secretario general, Teodoro García, ha levantado cierta expectación con la posibilidad de que los populares 'fichen' para esa lista a una personalidad de la sociedad civil próximo al partido, pero en el PP catalán aseguran que desconocen esas gestiones del equipo de Casado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios