en nueva york

Sánchez dice sobre el 'caso Delgado' que parece que no se va a poder comer con nadie

El presidente del Gobierno ha afirmado que está tranquilo ante la situación provocada por las críticas a su ministra de Justicia y que no se aproxima una crisis en su Gabinete

Foto: Sánchez en la reunión sobre acción para el mantenimiento de la paz organizada en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York. (EFE)
Sánchez en la reunión sobre acción para el mantenimiento de la paz organizada en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido en Nueva York la fortaleza de su Ejecutivo y ha asegurado que su intención es no adelantar las elecciones generales y convocarlas cuando tocan, en 2020. Sobre la crisis que atraviesa la ministra de Justicia, Dolores Delgado, el presidente ha argumentado que parece que ahora no se va a poder comer con nadie, mostrándose además convencido de que su Gobierno podrá superar este momento.

"Yo aquí me voy a quedar hasta 2020. Lo creo", aseguró Sánchez en su intervención en inglés ante el Consejo de Relaciones Exteriores con motivo de su presencia en Nueva York para participar en la apertura del nuevo periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

En medio de las críticas a su ministra de Justicia, Dolores Delgado, después de que se filtraran nuevos audios grabados en una comida que compartió en 2009 con el excomisario José Villarejo, el jefe del Ejecutivo garantizó que su Gobierno es fuerte. Además, restó importancia a las críticas del líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha pedido a la titular de Justicia que se aleje ya de la vida política.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Senado. (EFE)
La ministra de Justicia, Dolores Delgado, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Senado. (EFE)


Con más fortaleza, según él, que el Gobierno anterior, presidido por Mariano Rajoy, porque cuenta también con "un apoyo parlamentario fuerte" y está aprobando reformas importantes. Asimismo, Sánchez, afirmó estar tranquilo ante la situación provocada por las críticas a Delgado, y aseguró que no se aproxima una crisis en su Gabinete.

Tras comentar que parece que ahora no se va a poder comer con nadie, se mostró convencido de que su Gobierno podrá superar esta crisis

Sánchez se refirió a la situación de la ministra en una conversación informal con periodistas durante la recepción que ofreció en la residencia del embajador español ante la ONU a los funcionarios que trabajan en esta misión, momento en el que dijo que parece que ahora no se va a poder comer con nadie. De todos modos, el jefe del Ejecutivo admitió que la presión está siendo fuerte y que la situación es dura.

Compara Cataluña con Nueva York

Desde Estados Unidos, Sánchez intentó explicar lo que ocurre en Cataluña comparándolo con una hipótesis como que el estado de Nueva York quisiera independizarse del resto del país y su gobernador huyera a Quebec.

En su exposición inicial defendió el diálogo que ha puesto en marcha con la Generalitat para encontrar una solución política a un problema que considera político. Pero a su vez reiteró la necesidad de que la Generalitat abra el diálogo con todos los catalanes, también con los no independentistas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
52 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios