resolución del defensor del pueblo

"Nos dejamos de mariconadas": censuran al Gobierno navarro por su lenguaje interno

Las palabras de un asesor foral en una reunión de trabajo de la Sección de Traducción del Instituto Navarro del Euskera motivó la denuncia de un empleado del servicio por su carácter "ofensivo"

Foto: El defensor del pueblo de Navarra, Francisco Javier Enériz, en el Parlamento foral. (EC)
El defensor del pueblo de Navarra, Francisco Javier Enériz, en el Parlamento foral. (EC)

El defensor del pueblo de Navarra, Francisco Javier Enériz, ha reprochado al Gobierno de Uxue Barkos la utilización a nivel interno de expresiones que resultan "ofensivas" después de que un asesor del Ejecutivo afirmara en el transcurso de una reunión de trabajo: "Nos dejaremos, si me permitís la expresión, de mariconadas…". Su intervención motivó la queja ante esta institución de un trabajador del Instituto Navarro del Euskera, Euskarabidea, al defender que 'mariconada' es una palabra "LGTBI-fóbica y muy ofensiva".

Esta expresión fue utilizada el pasado 5 de junio durante un encuentro de los miembros de la Sección de Traducción del Instituto Navarro del Euskera, los pertenecientes al Departamento de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Ejecutivo, para promover una mejora en la gestión de las traducciones. En un momento de la reunión, a la que acudieron los jefes de servicios y de sección, la técnica de Organización y un asesor, este último tomó la palabra para pronunciar la citada frase, lo que motivó la inmediata protesta de uno de los trabajadores del área "por estar fuera de lugar", según refleja el defensor del pueblo de Navarra.

El autor de las palabras pidió "disculpas", si bien la persona que se sintió ofendida acudió al defensor del pueblo para elevar una queja ante el Gobierno

El autor de las palabras pidió "disculpas" por la expresión utilizada, "sobre todo ante la persona que le había respondido", si bien este trabajador de la Sección de Traducción registró con posterioridad un escrito en la oficina del Defensor del Pueblo de Navarra para formular una protesta formal ante el Departamento de Relaciones Ciudadanas e Institucionales. Según expuso, la palabra 'mariconada' supone una infracción de la Ley Foral para la Igualdad Social de las Personas LGTBI de 2017, que en su artículo 58 tipifica como infracción el "usar expresiones vejatorias, por cualquier medio, contra las personas o sus familias por causa de la orientación sexual, expresión de género e identidad sexual o de género de un modo intencionado".

El autor de la queja solicitaba que se diera traslado de la denuncia a la consejera del ramo, Ana Ollo, y al director gerente de Euskarabidea, Mikel Arregi, para que tuvieran en cuenta lo dispuesto en el artículo 32 de dicha ley cuando se proceda a la contratación de asesores. Este artículo recoge que el departamento competente en materia de trabajo del Gobierno de Navarra adoptará "medidas adecuadas y eficaces" para "garantizar de un modo real y efectivo, mediante la Inspección de Trabajo, la no discriminación por razón de orientación sexual, expresión de género e identidad sexual o de género y el pleno ejercicio de los derechos de las personas LGTBI, en materia de contratación y de condiciones de trabajo y ocupación, al personal de la Administración Pública, tanto funcionario como laboral".

El defensor pide al Ejecutivo Foral que la utilización de estas expresiones "desaparezca en su uso administrativo, aunque sea interno", al ser ofensivas

Ahora, el defensor del pueblo de Navarra ha emitido una resolución en la que reclama al Ejecutivo Foral que la utilización de este tipo de expresiones "desaparezca en su uso administrativo, aunque sea interno". Según asegura, estas palabras resultan "ofensivas" y expone situaciones que la ley para la igualdad social de las personas LGTBI "persigue erradicar". "Resulta un deber general del personal que presta sus servicios a la Administración de la Comunidad Foral de Navarra el de respetar la debida cortesía y un trato correcto en sus relaciones, tanto con los ciudadanos como con el resto del personal de la Administración", asevera. Por ello, Enériz recuerda al Departamento de Relaciones Ciudadanas e Institucionales el "deber legal del personal que le presta servicios de observar un trato correcto y cortés con respecto al resto del personal, debiendo evitar, en todo caso, la utilización de expresiones como la aludida en la queja".

De cara a dictar la resolución, Defensor del Pueblo se puso en contacto con la Consejería de Relaciones Ciudadanas e Institucionales para que se pronunciara sobre esta cuestión. Ante esta interpelación, Ollo remitió un escrito en el que dejaba constancia de que Mikel Arregi había conocido los hechos el mismo día y ponía de manifiesto que la persona que utilizó la "desafortunada expresión" había pedido disculpas "en el momento, consciente del error". El departamento no alude a una posible sanción al autor de la expresión y muestra su compromiso para "seguir trabajando en la sensibilización y formación con el objetivo de que actitudes LGTBfóbicas no tengan cabida en ningún ámbito de la sociedad, ni por supuesto tampoco en la Administración pública de Navarra".

En todo caso, el defensor del pueblo de Navarra ha emitido una resolución en la que reprocha al departamento la utilización de un lenguaje "ofensivo" y le recuerda "el deber legal del personal que le presta servicios de observar un trato correcto y cortes con respecto al resto del personal". Ahora, el Ejecutivo foral dispone de un plazo de dos meses para realizar alguna observación al pronunciamiento de la institución o exponer, en su caso, la no aceptación del mismo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios