el negocio tenía precio y objetivos marcados

La tarifa de Villarejo: seis millones por un éxito total al parar la extradición

El negocio del comisario con el empresario español Ángel Pérez-Maura arrancó antes de que se dictara la orden de busca y captura en Guatemala

Foto: Imagen: EC/La Sexta.
Imagen: EC/La Sexta.

El negocio del comisario José Manuel Villarejo con el empresario español Ángel Pérez-Maura tenía un precio y unos objetivos. Según informan a El Confidencial fuentes cercanas al caso, el policía pactó con su cliente un precio total de seis millones de euros si alcanzaba el éxito completo en los términos establecidos y lograba desvincularle de forma radical de la investigación en su contra emprendida por las autoridades guatemaltecas en un megacaso de corrupción que va a llevar al banquillo a todo un expresidente, Otto Pérez.

El policía retirado desplegó sus credenciales habituales y prometió avances para frustrar la causa. Los primeros contactos con Pérez-Maura son anteriores a la implicación directa del naviero en la investigación guatemalteca y arrancaron en 2016, coincidiendo con la detención de un ciudadano español empleado en Guatemala, el gerente local de su compañía Juan José Suárez Meseguer.

El caso no había alcanzado al accionista mayoritario de TCB cuando se iniciaron los primeros desembolsos, solo unos miles de euros en un inicio. Después de eso, la cuenta fue engordando hasta alcanzar una cantidad indeterminada que trata de acotarse en la pieza secreta que investigan el juez Diego de Egea y la Fiscalía Anticorrupción. En aquel punto, aún no existía la orden de detención que desembocaría en el proceso de entrega ahora bajo sospecha.

Villarejo actuó como solía con el resto de sus clientes. Prometió hacer uso de sus contactos en la Policía y la Audiencia Nacional y, en concreto, ofreció su capacidad de llegar a personas de la Fiscalía. En este ámbito se enmarca la cita que anotó con la ministra Dolores Delgado y que ella niega haber celebrado. La Audiencia Nacional investiga ahora pagos del comisario a uno de los amigos más cercanos de la titular de Justicia, el exjuez Baltasar Garzón, que ejerce como abogado desde su inhabilitación por la condena del Tribunal Supremo.

La pista que activó todas las alarmas partió de nuevo del propio comisario y su celo a la hora de conservar grabaciones de sus encuentros, documentación sobre sus negocios al margen de la Policía y anotaciones. Utilizaba a menudo un sistema de claves o iniciales que se ha logrado desentrañar tras cotejar los distintos soportes. Garzón era para Villarejo 'el Mago' o M., en recuerdo de una de las primeras operaciones que fueron labrando su imagen de 'juez estrella', la Nécora. La legendaria redada contra el narcotráfico gallego que dirigió en 1990 se conoció inicialmente con este nombre: 'Mago'.

Garzón, que dirigió el Juzgado Central de Instrucción 5 durante más de 20 años, negó este miércoles ninguna labor de intermediación en la extradición bajo sospecha y cargó contra las "filtraciones" que —dijo— buscan acabar con una "persona honesta" como Delgado. Por su parte, la ministra, a la que el excomisario bautizaba con el apelativo 'Dos', realizó una nueva matización sobre sus relaciones con el policía. Primero aseguró que no le une a él "ningún tipo de relación", después precisó que no ha tenido un contacto "profesional" para acabar diciendo que quizá pudo coincidir con él "en algún evento".

El procedimiento que Villarejo quería frustrar se cerró hace solo unos meses. Pese a ello, en un auto del pasado mayo, la sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional negó la extradición a Guatemala por su condición de español, aunque abrió la puerta a que fuese enjuiciado en territorio nacional por el delito de cohecho. La Fiscalía Especial contra la Impunidad del país que le reclama solicitó el pasado 18 de junio una cesión de jurisdicción para lograr su enjuiciamiento. En un escrito al que ha tenido accedo El Confidencial, la Unidad de Asuntos Internacionales pide que se inicien "las gestiones que correspondan para llevar a juicio a Ángel Pérez-Maura". El escrito aparece firmado por el fiscal del caso de La Línea, Juan Francisco Sandoval.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios