a juicio por si hubo manipulación y estafa

¿Sano o demente? Un anciano lega dos millones y medio y un piso a su cuidadora

Eleuterio, un anciano de Zaragoza que lleva 16 años conviviendo con su cuidadora y su pareja, ha cambiado su testamento para dejar su fortuna a la persona que le ha cuidado

Foto: La justicia debe decidir si hubo estafa en el cambio de testamento (EFE/Clemens Bilan)
La justicia debe decidir si hubo estafa en el cambio de testamento (EFE/Clemens Bilan)

Eleuterio es un anciano que sufre disquinesia, una enfermedad muscular que le provoca movimientos anormales y descontrolados de la cabeza y otras partes del cuerpo. Para cuidar de su día a día contrató hace 16 años a Anca M.V. que se ha preocupado durante este tiempo de que no le falte de nada. Ahora, Eleuterio quiere que Anca sea la beneficiaria de su herencia, que no es poca: casi dos millones y medio de euros y un piso en Zaragoza, pese a que su pensión apenas supera los 700 euros.

Sin embargo, no va a ser tan fácil. Hace unos meses, Anca pidió un préstamo de 82.000 euros a Eleuterio, que se lo concedió inmediatamente sin intereses ni plazos de devolución establecidos. Cuando el anciano se dirigió a su banco, al director le pareció sospechoso y lo ha refrendado en el juicio que ha comenzado este martes en Zaragoza y en el que se acusa a la cuidadora y a su marido de estafa por manipular a Eleuterio para cambiar el testamento a su favor.


Tal y como recoge El Heraldo, el bancario aseguró en el juicio que preguntó a Eleuterio a solas si quería transferir todo ese dinero: “El hombre me hizo entender que temía lo que pudiera pasarle si no lo hacía. Consideré que se podían estar aprovechando de Eleuterio y presenté una denuncia en comisaría". Ahí comenzó la investigación.

Eleuterio sigue viviendo con los denunciados

La denuncia del director bancario provocó que Eleuterio fuera incapacitado temporalmente, por lo que su patrimonio está controlado ahora por la Dirección General de Aragón. Sin embargo, la propia DGA tuvo que dar el visto bueno al crédito de los 82.000 euros, para lo que no puso ningún impedimento. Tampoco lo puso a que el anciano siga conviviendo con Anca M.V. y su pareja, pese a estar los dos acusados de estafa.

En el juicio, los profesionales que examinaron a Eleuterio aseguran que sufre un “trastorno cognitivo leve” que le hace vulnerable a manipulaciones. Un doctor, una psicóloga y una trabajadora social están de acuerdo en que es incapaz de afrontar asuntos mínimamente complejos.


Sin embargo, su médico de cabecera y un psiquiatra coinciden en que el ligero trastorno de Eleuterio no es mayor al de cualquier persona con más de 50 años y que el anciano "sabía perfectamente lo que hacía cuando cambió el testamento y cuando concedió el crédito a su cuidadora", según recoge El Heraldo de las declaraciones del juicio.

Ahora será el juez quien decida si Anca M.V. y su pareja manipularon a Eleuterio para quedarse con su fortuna o si, por el contrario, fue el anciano quien cambió su testamento libremente para que todos sus bienes recaigan en la persona que cuidó de él los últimos 16 años.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios