tras la polémica en ucrania

Familias con hijos por gestación subrogada piden al Gobierno un debate "sosegado"

Según el presidente de la asociación 'Son Nuestros Hijos', la RECAV "lleva tiempo diciendo" que a nivel internacional se estaba apostando por una prohibición de la gestación subrogada

Foto: Protesta contra una feria de gestación subrogada. (EFE)
Protesta contra una feria de gestación subrogada. (EFE)

El presidente de la asociación 'Son Nuestros Hijos', Marcos Jornet, ha pedido este martes al Gobierno un debate "sosegado" y "lejos de los extremismos", y que asuma la tarea de regular la gestación subrogada "con responsabilidad, de forma ética y garantista, en lugar de seguir mirando hacia otro lado ante una realidad social que es imparable".

"Que escuche a las mujeres que han decidido libremente ayudar a otros a formar sus familias", ha declarado Jornet a Europa Press, después de que más de 300 organizaciones que integran la Red Estatal Contra el Alquiler de Vientres (RECAV) hayan pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que lidere una campaña y actúe ante Naciones Unidas para "frenar el alquiler de vientres y el tráfico de bebés".

En relación con la solicitud de la Red Estatal Contra el Alquiler de Vientres, Marcos Jornet ha cuestionado si le puede denominar "ONG" y "cual es el nivel de representatividad de cada una de ellas". "Resulta curioso que este colectivo se permita el lujo de dar lecciones sobre Derechos Humanos nada menos que al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos", ha apostillado.

Según ha explicado el presidente de la asociación 'Son Nuestros Hijos', la RECAV "lleva tiempo diciendo" que a nivel internacional se estaba apostando por una prohibición de la gestación subrogada. "Cuando por fin se ha demostrado que era falso y que los organismos internacionales están apostando por una regulación con garantías, como hemos venido diciendo, estas entidades de dudosa representatividad, a la desesperada, están intentando hacer ruido", ha subrayado.

A su juicio, estas organizaciones pretenden que España "se ponga en evidencia ante sus colegas internacionales como son Canadá, Reino Unido, Grecia, y Portugal a los que se les está acusando de regular prácticas supuestamente contrarias a los Derechos Humanos, y que esas entidades y el propio Gobierno se atreven a equiparar al tráfico de órganos o de personas. Desde el punto de vista de Marcos Jornet, esto significa "acusar a esos de gobiernos, algunos de ellos de izquierdas, de haber regulado o fomentado estas prácticas".

"Estas entidades que se permiten dar lecciones sobre Derechos Humanos se permiten pedirle al Gobierno que niegue las inscripciones a los menores nacidos por gestación subrogada, es decir, que vaya en contra de la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Ese es el grado de compromiso con los Derechos Humanos que demuestra esta supuesta red estatal", ha concluido.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios