TERCERA OLEADA DEL PANELCONFIDENCIAL

La mayoría apoya exhumar a Franco pero no respalda cómo lo ha gestionado el Gobierno

El 45,3% de los sondeados avala la iniciativa de sacar al dictador del Valle de los Caídos. Sin embargo, un 56,4% no está de acuerdo con cómo ha actuado el Ejecutivo de Sánchez en estos meses

Foto: La cruz de 150 metros que preside el Valle de los Caídos, de donde saldrán los restos de Francisco Franco, el pasado 31 de agosto. (Reuters)
La cruz de 150 metros que preside el Valle de los Caídos, de donde saldrán los restos de Francisco Franco, el pasado 31 de agosto. (Reuters)

El Gobierno siempre ha considerado que el debate sobre la exhumación de Francisco Franco lo tenía ganado de antemano en la opinión pública. Que estaba más que asumido por los ciudadanos que el dictador tiene que salir del Valle de los Caídos y ser inhumado lejos de las víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura. No erraba. Los españoles sí apoyan el desenterramiento del general: un 45,3% está de acuerdo. Pero apoyar la medida no quiere decir que se comparta la gestión que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha hecho de ella. Y ahí se percibe un rechazo mayoritario.

El PanelConfidencial arroja, en ese sentido, datos claros. Se trata de la tercera oleada de este sondeo de IMOP Insights para este periódico, realizada a partir de 1.012 entrevistas entre el 6 y el 11 de septiembre. La particularidad de este estudio radica en que la muestra es la misma en las distintas entregas, lo que permite captar la evolución de las impresiones y actitudes de los mismos encuestados. Así, si en las entregas de marzo y mayo, el partido preferido era Ciudadanos, ahora, en septiembre, tres meses después de la moción de censura, es el PSOE el que se consolida en primera posición (26,5%), seguido de los naranjas (23,9%), PP (20,3%) y Unidos Podemos (15,4%).

Esta tercera oleada incluye dos preguntas sobre la exhumación de Franco, un asunto capital en la agenda del Ejecutivo socialista, sobre todo por su enorme carga simbólica. Es uno de los compromisos del presidente que, si nada se demora, se hará realidad a finales de año, cumplidos todos los trámites de alegaciones. Pues bien, el 45,3% de los sondeados apoya la medida, frente a un 38,6% que no la respalda y un 16,1% que asegura que le es indiferente.

Los votantes de Unidos Podemos los más entusiastas. Un 72,6% avala sacar al dictador de Cuelgamuros, mientras que un 20,1% lo rechaza


Por nichos de votantes, son claramente los de Unidos Podemos los más entusiastas. Un 72,6% avala sacar al dictador de Cuelgamuros, mientras que un 20,1% lo rechaza. También gusta la iniciativa, como era esperable, a los electores socialistas. Un 67,7% coincide con el criterio del Ejecutivo, por un 22,5% que discrepa.

Por sexos y franjas de edad

Más hostilidad se percibe en el bloque conservador. Son radicalmente contrarios a la exhumación los votantes del PP: un 70% no la quiere, y apenas un 10,7% manifiesta que sí está de acuerdo. Entre los que apostaron por Albert Rivera, hay más división de opiniones. Un 44,3% no respalda la salida del dictador, y un 33,7% sí que la ve bien. Y hasta un 22% sentencia que le da igual —los electores de Cs son los que se inclinan más por esta tercera opción—.

Entre los votantes del PP, el 89% rechaza la gestión del Ejecutivo en la exhumación de Franco, y entre los que confiaron en Ciudadanos, el 72,2%

El respaldo al desenterramiento de Franco gana en los dos sexos, y también en todas las franjas de edad, excepto en la de 45 a 54 años, en la que la opinión contraria es compartida por el 46,4%, y la coincidente con la posición del Ejecutivo es del 39,9%. También son favorables a la exhumación los encuestados que trabajan, los retirados y, sobre todo, los estudiantes (60,7%), mientras que entre aquellos que se dedican a las labores domésticas o que están parados ganan los que se oponen a la medida del Gobierno. Los estratos de población con menos formación (o sin estudios o con estudios primarios) son asimismo los más reacios a sacar el cadáver del general del mausoleo fascista.

El 56,4% del total de entrevistados expresa su disconformidad con cómo el Gobierno está gestionando este asunto, frente a un 38,6% que sí comparte los modos y un escaso 5% que o no sabe o no contesta.

De nuevo, se observa la polarización. Los más críticos son los votantes conservadores. Entre los del PP, el 89% rechaza la gestión del Ejecutivo en la exhumación de Franco, y entre los de Ciudadanos, el 72,2%. Solo dice estar de acuerdo con este punto el 6% de los que apostaron por Mariano Rajoy en 2016 y el 26% de los que se inclinaron por Albert Rivera en las últimas generales.

Autocrítica del Gabinete

En la izquierda, el apoyo a la gestión del Gabinete de Sánchez gana con claridad, aunque también con porcentajes inferiores a los que arrojan el apoyo a la medida en sí. Así, el 59,2% de los electores de Unidos Podemos avala la actuación del Gobierno, lo mismo que el 63,2% de los del PSOE. El rechazo a la gestión es la respuesta del 33,1% de los que confiaron en el PSOE y del 36,1% de los que optaron por Pablo Iglesias.

Sánchez admitió que su falta de experiencia en la Moncloa había jugado en su contra y que pensó que sería más "expedito" el desenterramiento de Franco

El propio Gobierno, no obstante, reconoce que el proceso se está dilatando más de lo previsto. El presidente, durante su gira por Latinoamérica, reconoció que su inexperiencia en la Moncloa había jugado en su contra, que pensaba que podría tener el camino más "expedito" y sortear más fácilmente los trámites burocráticos. De hecho, la idea inicial era que en julio los restos de Franco estuvieran ya fuera de Cuelgamuros. Pero la constatación de que los descendientes del dictador se oponían con uñas y dientes hizo que todo el procedimiento se complicara.

La mayoría apoya exhumar a Franco pero no respalda cómo lo ha gestionado el Gobierno

El Ejecutivo aprobó el real decreto ley que permite el desenterramiento del general el pasado 24 de agosto y, una semana más tarde, acordó la incoación del expediente administrativo. Por el momento, se está en el trámite de alegaciones a la apertura de ese expediente. El Congreso ya ha hecho su trabajo: el pasado jueves convalidó el decreto por 176 votos a favor, 165 abstenciones (de PP, Cs, Foro y UPN) y dos votos en contra (por error), y decidió tramitarlo como proyecto de ley, para que puedan introducirse enmiendas de los grupos y se mejore así la Ley de Memoria Histórica.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios