delito contra los sentimientos religiosos

Las publicaciones de Willy Toledo en Facebook que justifican el delito de odio

La acusación ejercida por Abogados Cristianos presenta una serie de fotos y mensajes publicados por el actor en la red social y reclama sus declaraciones en cuatro cadenas para ampliar su denuncia

Foto: Willy Toledo atiende a los medios de comunicación tras declarar ante el juzgado. (EFE)
Willy Toledo atiende a los medios de comunicación tras declarar ante el juzgado. (EFE)

La representante legal de la asociación Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, anunció ayer en la puerta de los juzgados de plaza de Castilla, donde acababa de comparecer obligado el actor Willy Toledo, que ampliaría la denuncia contra este último. En concreto, señaló que —además del ilícito contra los sentimientos religiosos contemplado en el artículo 525 del Código Penal por el que le acusó inicialmente— pediría al titular del Juzgado número 11 de Madrid, Juan Javier Pérez, que le impute también un delito de odio.

Las publicaciones de Willy Toledo en Facebook que justifican el delito de odio

Argumentó que del mismo modo que no es aceptable el ataque a un colectivo como el de las mujeres, por ejemplo, tampoco cabe un ataque gratuito a otro grupo, el de los católicos. "Si se insultase o atacase a las mujeres, ya estaría sentenciadísimo por la opinión pública", ha ejemplificado la letrada, que amplía la denuncia a este nuevo delito tras las declaraciones de Toledo en La Sexta o las que dijo ayer mismo en los pasillos de los juzgados, cuando gritó que "los ultracatólicos deberían desaparecer de la faz de la tierra", en referencia a Castellanos.

La ampliación de la denuncia alega que Toledo justificó en sus declaraciones televisivas los crímenes contra religiosos durante la Guerra Civil e incitó al odio tanto en las mencionadas declaraciones que hizo en La Sexta como en las entrevistas que concedió a Antena 3, TV3 y EiTB. En una de estas últimas, destaca el escrito de ampliación remitido al juzgado, el investigado incluso apuntó que tenía "toda la intención de ofender".

Además de estas entrevistas, que Castellanos ha pedido que remitan las televisiones y se incorporen a la causa, la representante de Abogados Cristianos ha incorporado en la ampliación un conjunto de comentarios vertidos en Facebook por el actor imputado. En concreto, ha incluido la última foto colgada por Toledo tanto en su muro como en su propio perfil, una imagen que muestra a un sacerdote de espaldas, detrás de un niño que escenifica a un crucificado; la de un grupo de cardenales fumando bajo los mensajes "después de un monaguillo, un buen cigarrillo" y "dejad que los niños se acerquen a mí", o la de una imagen de Semana Santa de la Virgen María con colmillos de vampiro con el lema 'La Iglesia Católica, Apostólica, Pederasta y Romana celebra su Semana Mundial del Cómic y la Novela de Terror".

Castellanos, que también ha pedido que declaren algunas personas en la causa cuyos nombres aún no ha desvelado, aseguró ayer que "el respeto a la ley es fundamental" y que Toledo "siempre que ha tenido la oportunidad, ha atacado a los cristianos en diferentes medios de comunicación, pero luego no tiene valor para contestar a las preguntas ni del juez, ni del fiscal ni de la acusación”, en referencia al silencio que decidió guardar el imputado ayer en la sala a la que acudió citado por el magistrado Pérez.

A la salida del juzgado, sin embargo, sí habló el actor. "Mi asco y mi desprecio a la judicatura, a la Fiscalía, a la Guardia Civil, a los picoletos implicados, a sus compañeras y a los medios de comunicación de este reino apestoso llamado España", señaló entre otras cosas Toledo, una declaración esta última que también ha sido incorporada a la ampliación de la denuncia interpuesta por Abogados Cristianos.

Tras acogerse a su derecho a no declarar, Toledo se remitió a un comunicado que había remitido el pasado abril en el que aseguraba que no había cometido ningún delito. El imputado estuvo apenas 10 minutos en la sala. El juez le dejó en libertad sin medidas cautelares después de que fuera trasladado a la sala a la fuerza tras ser detenido, dado que no acudió la primera vez a la citación ordenada por el magistrado Pérez.

El imputado afirmó también ante los medios tras salir del juzgado que él no ha desobedecido ninguna orden judicial, que acatará cualquier resolución del juzgado, ya sea absolutoria o condenatoria, y que lo importante para él es que cambie la legislación relativa a los sentimientos religiosos. "Es fundamental que se genere un debate sobre si se deben mantener los cinco artículos del Código Penal" relativos a esta materia. En algunos casos, ha señalado, estos prevén incluso pena de cárcel, como en el caso del coño insumiso. "Se están criminalizando sentimientos", ha resumido, al tiempo que decenas de personas le jaleaban a la puerta de los juzgados de plaza de Castilla al grito de "me cago en Dios".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios