Es pionera y mejora la toma de decisiones

El Vall d'Hebron de Barcelona estrena la primera UCI inteligente de España

Se han invertido 20 millones de euros, 10 en infraestructuras y 10 en tecnología, para un proyecto que ha durado 15 años

Foto: El Hospital Vall d'Hebron estrena UCI inteligente (Reuters/Albert Gea)
El Hospital Vall d'Hebron estrena UCI inteligente (Reuters/Albert Gea)

La nueva unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital General Vall d'Hebron de Barcelona ya es una realidad. La consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, ha inaugurado este miércoles un servicio "pionero" que incorpora tecnología inteligente y avanzada para monitorizar los datos de los 56 boxes y mejorar la toma de decisiones de los médicos.

Esta nueva UCI es la mayor de España y una de las más grandes de Europa, algo de lo que “tenemos que sentirnos orgullosos”, ha explicado la consellera. Tiene 3500 metros cuadrados y capacidad para 56 personas, por lo que atenderán cada año a más de 2.200 pacientes de alta complejidad. La media de permanencia en la unidad de cuidados intensivos es de diez días.


La remodelación ha llevado quince años, desde que comenzara a proyectarse, y se han invertido 20 millones de euros, la mitad en infraestructuras y la otra mitad en tecnología. Alba Vergés explicaba que ha sido “un recorrido largo, pero el cambio para los profesionales que se acaba trasladando al servicio que se presta a los pacientes es espectacular”.

Tecnología de última generación

El equipamiento obtiene datos de las constantes vitales y genera una luz azul en el techo del pasillo, delante del box, para avisar de una desestabilización. Asímismo, recoge datos relativos a la seguridad, como información procedente de la cama inteligente, el peso del paciente, su posición y movilidad, pero también de los respiradores y otros aparatos.

El Vall d'Hebron de Barcelona, primera UCI inteligente de España (EFE/Quique García)
El Vall d'Hebron de Barcelona, primera UCI inteligente de España (EFE/Quique García)


Todos esos datos se integran en un único programa que recoge, por ejemplo, si el paciente quiere respirar pero los respiradores no se lo permiten, lo que ayuda a tomar decisiones. Otra de las novedades es que las habitaciones cuentan con tecnología que imita los cambios en la luz solar, más brillante de día y que se atenúa por la noche, y un detector sobre el ruido que se hace en la habitación, que avisa al pasillo con luz roja si se supera el límite.

Del papel al ‘big data’

Los datos clínicos que genera el equipamiento, junto a la historia clínica del paciente, se envían al programa Centricity Critical Care (CCC), que los convierte en información clínica para tomar decisiones, mientras que representan también 'big data' útil en investigación. "Se pasa de rollos de papel sábana en las que se escribía mucha información a mano y podían haber errores, a pantallas que recogen muchos datos", lo que aumenta la seguridad y permite a los profesionales tener más tiempo para atender a los pacientes, ha destacado Vergés.

Ricard Ferrer, jefe del Servicio de Medicina Intensiva del hospital, ha destacado que esta tecnología 'smart' permite recoger todos los datos "para generar información que facilite la toma de decisiones", así como mejorar la organización de la UCI, que podrá aprender de la acumulación de experiencia y datos.


Por su parte, Vicenç Martínez, gerente del Vall d'Hebron, ha calificado la fecha de 'día histórico' porque se pasará a atender a los pacientes "con la máxima tecnología de Europa" y con el talento de un equipo profesional experto y con alto nivel, que verá mejorado el confort y la seguridad del espacio en un momento de mucha fragilidad. Ha lanzado un reconocimiento a los 380 profesionales que trabajan en la UCI, entre médicos, enfermeras, personal de mantenimiento, camilleros y otros, a los que ha calificado de "merecedores" de este nuevo equipamiento.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios