SI NO HAY CAMBIOS, SERÁ EN OTOÑO

El PSOE mantiene su hoja de ruta para elegir candidato en Madrid y no irá con Carmena

Los socialistas confirman que no concurrirán bajo las siglas que lidere la actual alcaldesa y subrayan que el anuncio oficioso de que ella optará a la reelección en nada condiciona sus planes

Foto: Pedro Sánchez, flanqueado por Ángel Gabilondo y José Manuel Franco, en la última manifestación del Primero de Mayo, en Madrid. (EFE)
Pedro Sánchez, flanqueado por Ángel Gabilondo y José Manuel Franco, en la última manifestación del Primero de Mayo, en Madrid. (EFE)

El PSOE concurrirá en las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas con sus siglas. Con su proyecto. Y esa regla también vale para Madrid. No se sumará a la lista que encabece Manuela Carmena. Descarta ir con ella, lo que no quita que, tras las urnas, ambas fuerzas se apoyen e incluso cogobiernen el ayuntamiento de la capital. Pero los socialistas, y menos con Pedro Sánchez en el Ejecutivo central, no se diluirán en otras candidaturas. La alcaldesa ha confirmado que este lunes a las 12 horas en rueda de prensa hará pública su decisión sobre su candidatura a la reelección a la Alcaldía de Madrid.

En principio, nada cambia en el PSOE tras confirmarse, oficiosamente, que la alcaldesa de Madrid optará a un segundo mandato, y que quiere hacerlo a través de una agrupación de electores, y no bajo la marca de un partido o de una coalición. Los planes originales de los socialistas se mantienen. También la hoja de ruta prevista para elegir candidato. No se hará de forma inminente. Por lo pronto, la federación madrileña cuenta con abrir el proceso interno a mitad de octubre, a fin de que a finales de mes se conozcan los nombres de los aspirantes —es casi imposible imaginar que alguien quiera confrontar contra el hombre o la mujer que elija Sánchez y acepte la cúpula del PSOE-M—, y se pueda rematar el proceso a últimos de noviembre. No obstante, el calendario no ha sido aún aprobado y cabría algún retraso, especialmente si la apuesta del presidente sale de su Gobierno.

"Misma hoja de ruta y con nuestra candidatura y siglas", resumían este domingo fuentes muy próximas a Sánchez, horas después de conocerse, como había adelantado El Confidencial, que Carmena, salvo sorpresa de última hora, tiene decidido competir para un segundo mandato al frente de la capital, para cuando ya tenga 75 años. El líder socialista había trasladado ese mismo mensaje de continuidad, de confirmación de los planes, a los máximos responsables del PSOE-M.

"Esto es innegociable. Concurriremos con nuestras siglas, con nuestro programa, con nuestro proyecto y con nuestros candidatos elegidos en primarias. Manifestamos todo nuestro respeto personal y político hacia la alcaldesa, pero en nada condiciona nuestros tiempos, nuestro proyecto y nuestro programa", señalaba, en conversación con este periódico, el secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco.

Franco: "Esto es innegociable. Concurriremos con nuestras siglas, nuestro programa, nuestro proyecto y nuestros candidatos elegidos en primarias"


El PSOE no ha acogido con sorpresa la decisión de la regidora, aún pendiente de solemnizarse en público. La esperaba, y eso que hace meses Sánchez sí trasladaba que quizá ella no daba el paso por las tensiones y los problemas de coordinación con su equipo afloradas en estos tres años. Los socialistas no tienen reparos en reconocer que Carmena es una muy buena candidata para la izquierda, con muy buena imagen en el electorado progresista pese a que su gestión en la capital, aducen, tenga más sombras que luces, precisamente por la falta de experiencia de sus concejales y por las zancadillas que le han ido poniendo. Es más, asumen que en 2015 parte de los votantes combinaron las dos papeletas: en la ciudad, a Carmena, y en la Comunidad de Madrid, a Ángel Gabilondo.

Mayor optimismo

Antes del estallido del caso máster que arrasó a Cristina Cifuentes y antes de la moción de censura que acabó ganando Sánchez, había cierto temor en el PSOE-M a quedar como cuarta fuerza en la capital, dada la pujanza de Ciudadanos. Hoy se palpa un mayor optimismo por el efecto arrastre de La Moncloa, porque en la capital se siente más cerca la reverberación de la política nacional y el PSOE tira en las encuestas, pero aun así no se niega en el partido el empuje de Carmena. El principal capital político de Ahora Madrid, el partido instrumental con el que concurrió en 2015, es ella misma.

El PSOE no renuncia a cogobernar con Carmena tras los comicios. En la cúpula regional se siente que en estos tres años ha estado en tierra de nadie

A comienzos de 2018, cuando Franco planteó una lista que pudiera sumar a toda la izquierda, Ferraz respondió al segundo y remarcó que jamás el PSOE renunciaría a sus siglas, a su nombre, en una papeleta electoral. Distinto es que incorpore a personalidades "independientes", "solventes". La réplica le llegó entonces al líder del PSOE-M de la hoy vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, y esa máxima se mantiene.

El PSOE mantiene su hoja de ruta para elegir candidato en Madrid y no irá con Carmena

No obstante, el PSOE no renuncia a confluir con Carmena tras los comicios. En 2015, cuando Antonio Miguel Carmona quedó tercero en la ciudad (15,28%), la dirección de Sánchez decidió no cogobernar con la magistrada. Estaban cerca las generales y no convenía una alianza con la marca local de Podemos en un momento de batalla total en el espectro de la izquierda y en un foco tan poderoso como la capital. Pero esa visión ha mudado con el paso del tiempo: el PSOE ha sostenido a Carmena, ha apoyado sus tres Presupuestos municipales, y apenas ha rentabilizado ese apoyo, según las encuestas. En la cúpula de la federación se percibe que el partido, a ojos de los madrileños, no aparece claramente ni como gobierno ni como oposición, sino en tierra de nadie. De ahí que se proponga otra estrategia para el próximo mandato, y para ello es básico que la izquierda sume. Si los números dan, es muy probable que las dos fuerzas compartan el Ejecutivo local.

Sintonía personal

La relación de Sánchez con Carmena es fluida, y esta no deja de mostrar su sintonía con el PSOE. El pasado miércoles, tanto ella como uno de sus hombres de confianza en su equipo, el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, acudieron al desayuno informativo del ministro de Fomento y secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos.

En las quinielas se colocan ahora miembros del Ejecutivo como la ministra Reyes Maroto o Pilar Llop. Tocar el Gobierno quizá comportara un retraso

Despejado el futuro de la alcaldesa, ¿qué pasa con el PSOE? Misterio. Sánchez, en el vuelo de vuelta a Madrid de su gira por Latinoamérica, confesó a los periodistas que manejaba una terna de nombres, y todos del partido. Es la última pista que ha proporcionado el presidente, quien hará su apuesta personalísima, como la hizo en 2015 con Gabilondo. Para él y para todo el partido Madrid es una plaza estratégica y su cabeza de cartel, como el de las europeas, será responsabilidad directa suya.

La última opción que se ha manejado en el PSOE-M es que algún miembro del Ejecutivo central se convierta en el candidato. Esa hipótesis sitúa en las quinielas a la ministra de Industria, Reyes Maroto; a la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, la jueza y exdiputada regional Pilar Llop, o a los titulares de Justicia e Interior, ambos independientes, Dolores Delgado y Fernando Grande-Marlaska. Las dos primeras son especialmente bien vistas por el entorno de Franco, que elogia la "valía profesional" de ambas y su capacidad de trabajo. En caso de que Sánchez se inclinase por tirar de su Gobierno para la lista en la capital, sería plausible que la elección se produjera después de lo previsto.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, flanqueada por el ministro de Fomento José Luis Ábalos (i), y el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo (2d), durante la presentación de la maqueta del proyecto Madrid Nuevo Norte, el pasado 27 de julio. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, flanqueada por el ministro de Fomento José Luis Ábalos (i), y el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo (2d), durante la presentación de la maqueta del proyecto Madrid Nuevo Norte, el pasado 27 de julio. (EFE)

Ejecutiva regional esta semana

La cuestión de la fecha probablemente se despejará esta semana. Este miércoles, 12 de septiembre, Franco reunirá a su ejecutiva regional para aprobar el calendario de primarias, para que en los días siguientes lo ratifique la dirección federal. La propuesta del PSOE-M es que el proceso comience a mediados de octubre y finalice —contemplando la hipótesis de varios candidatos y hasta dos rondas de votación— a finales de noviembre.

"La candidatura saldrá cuando nos interese. No nos marcan los tiempos. Queda mucho", dicen en el entorno de Sánchez. Habrá una apuesta "ganadora"

Pero lo probable es que el nombre patrocinado por Sánchez y consensuado con Franco no tenga rival, por lo que a finales de octubre podría conocerse la identidad del aspirante. Si hubiera retraso, el candidato podría lanzarse en enero. No obstante, hasta este domingo Ferraz no había sugerido al PSOE-M la posibilidad de una demora. De cualquier modo, candidatos, listas completas y programas de municipales, autonómicas y europeas deben estar cerrados para marzo, cuando se prevé la convocatoria del comité federal de ratificación. Los comicios se celebrarán en el 'superdomingo' del 26 de mayo.

El PSOE mantiene su hoja de ruta para elegir candidato en Madrid y no irá con Carmena

El calendario interno, pues, está pendiente de cerrarse. En la dirección regional advierten de que el 'timing' que se lleve a la ejecutiva del miércoles será fruto del pacto con Ferraz, y por tanto antes de formalizarse la propuesta, se hará una última llamada de confirmación con el federal. "La idea es octubre-noviembre, pero el calendario importa poco", respondían desde el círculo de Franco. "La candidatura saldrá cuando nos interese —señalan fuentes próximas a Sánchez—. A nosotros no nos marcan los tiempos. Queda mucho. Se hará como estaba previsto. Lo que remarcamos es que se presentará una candidatura que va a ganar a Carmena y a todos. Y lo haremos cuando nos hemos marcado".

El PSOE ha tenido que reforzar ese mensaje de candidatura "ganadora" por la presumible fortaleza electoral de la alcaldesa y porque el propio partido la ha cortejado. A finales del año pasado, Franco le propuso informalmente que concurriese como candidata socialista. Pero el tanteo se quedó en eso, en una charla sin mayor recorrido. Sánchez quiso atajar las especulaciones cuanto antes, al poco de conocerse la noticia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios