EN LAS DECLARACIONES DE LA RENTA DE 2008 Y 2009

La fiscal pide de 5 años de cárcel para Lorenzo Sanz por defraudar a Hacienda

La abogada del Estado pidió una sentencia condenatoria y aclaró que tras los diez años transcurridos desde el comienzo de los hechos, su deuda asciende ya a 1.747.932 euros

Foto: El expresidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz. (EFE)
El expresidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz. (EFE)

La fiscal mantuvo este viernes en el juicio su petición de cinco años y seis meses de prisión para el expresidente del Real Madrid Lorenzo Sanz por ocultar seis millones de euros a Hacienda en sus declaraciones de la renta de 2008 y 2009 lo que supuso que el fisco dejara de ingresar 1.244.823 euros. Así lo comunicó en la vista celebrada en la Audiencia Provincial de Madrid la fiscal quien, además, solicitó que la esposa de Lorenzo Sanz indemnice a Hacienda en 622.411 euros con su marido, con el que tenía régimen de gananciales, al estimar que resultó beneficiada y que las declaraciones de la renta de dichos ejercicios fueron conjuntas.

La abogada del Estado en representación de la Agencia tributaria pidió también una sentencia condenatoria y aclaró que tras los diez años transcurridos desde el comienzo de los hechos la deuda de Lorenzo de Sanz con Hacienda asciende ya a 1.747.932 euros. En su turno de última palabra, Lorenzo Sanz señaló que confesó porque creía que se podía llegar a un acuerdo con Fiscalía y Hacienda con las escrituras de tres inmuebles hipotecados que aportó en la vista, pero que fiscal y abogada del Estado ven insuficientes para cubrir la deuda.

Aseguró que sus hijos se harán responsables de la deuda y añadió que posiblemente se equivocó en algunas cosas pero dijo que sus declaraciones las realizaban empleados suyos que entendieron que no había que reflejar operaciones como la venta de una casa de Marbella (Málaga) al estimar que no era imputable, y concluyó diciendo: "Pido disculpas si he cometido errores". Su abogado pidió al tribunal que imponga a Lorenzo Sanz una pena inferior a dos años para que no le suponga ingresar en la cárcel al entender que hay que aplicarle tres circunstancias atenuantes.

En concreto las dilaciones indebidas en el procedimiento, el reconocimiento de los hechos y la reparación del daño con la aportación de los citados derechos sobre tres inmuebles hipotecados. Además, aseguró que su cliente confesó porque entendía que podía ver rebajada la petición de pena a un año y seis meses de prisión tras presentar la documentación que acredita sus derechos sobre esos inmuebles y no entiende que Hacienda renuncie ahora a este dinero con tal de que su representado entre en la cárcel. Sin embargo, la fiscal y la Abogacía del Estado estimaron que las dilaciones se debieron al interés de las defensas por provocar suspensiones en la instrucción y en el juicio, que la confesión se tendría que haber producido antes del procedimiento judicial y que no se reparó el daño pues dichos inmuebles cubren 748.573 euros y no 1.100.000 como sostiene el letrado de Lorenzo Sanz.

La fiscal también aclaró que en ningún momento se llegó a ninguna conformidad pactada con las defensas. La fiscal acusa a Sanz de tres operaciones, la primera no haber declarado al fisco los rendimientos de trabajo fruto de los ingresos obtenidos por la entidad Nuada S.A., de la que era administrador solidario, y por la cesión gratuita de un inmueble de dicha sociedad al acusado y a su esposa que en realidad constituía su residencia habitual. Detalló que estos ingresos obtenidos y no declarados en esta primera operación durante 2008 y 2009 ascendieron a 465.371 euros.

Además le atribuye una segunda actuación referente a las ganancias de patrimonio no declaradas obtenidas de la transmisión en 2008 de 83 participaciones que tenían Sanz y su esposa de la entidad francesa Paradiso SR y de la transmisión en 2009 de una vivienda en Marbella propiedad de la segunda. Los ingresos obtenidos en este caso no declarados fueron de más de cinco millones de euros, según la Fiscalía. La tercera operación fraudulenta atribuida por la fiscal a Sanz se refiere a unos ingresos no declarados de 251.000 euros que entraron en las cuentas bancarias del matrimonio mediante transferencias y cheques cuyo origen no se justificó ni se acreditó por la Agencia Tributaria que respondan a disposiciones monetarias u operaciones mercantiles.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios