anuncia "cambios estructurales con valentía"

Ribera planea recortar la retribución a la hidráulica para atajar la subida de la luz

Transición Ecológica estudia una reforma del mercado eléctrico en profundidad para acabar con los beneficios caídos del cielo. Pese al año lluvioso, el recibo eléctrico está en máximos

Foto: Desembalse el pasado mes de abril. A pesar del año récord de lluvias, la luz está en máximos. (EFE)
Desembalse el pasado mes de abril. A pesar del año récord de lluvias, la luz está en máximos. (EFE)

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, planea embarcarse en una ambiciosa reforma del mercado eléctrico. Según fuentes del sector, una de las cosas en estudio es un recorte a la retribución de la gran hidráulica. Ribera es históricamente una convencida de que el mercado crea lo que en la jerga se llaman 'windfall profits' (beneficios caídos del cielo, o llovidos), una especie de bonus hacia tecnologías como la hidráulica. La configuración del mercado hace que si sube el precio del CO2 —que en enero estaba a ocho euros por tonelada y ya va por 20—, las hidráulicas ganen mucho más porque cobran el kilovatio al mismo precio que el gas.

Pese a las dificultades y lo complicado de la legislatura, Ribera está decidida a afrontar el asunto, según las fuentes consultadas. Pero el asunto está aún en estudio y la ministra comparece en dos semanas en el Congreso donde, según el ministerio, explicará sus planes de "abordar con valentía los cambios estructurales que sean necesarios para lograr una evolución racional de los precios de la electricidad".

Ribera planea recortar la retribución a la hidráulica para atajar la subida de la luz

Cuando llueve poco, la luz sube porque escasea una electricidad barata como la hidroeléctrica. Pero este año la situación es paradójica. Entre enero y agosto, la producción hidráulica fue un 51% superior a la del mismo periodo del año anterior. Y sin embargo, el precio mayorista está en precios récord a estas alturas del año y el mercado de futuros apunta a que seguirá en cotas altas que pueden llevar el coste por el recibo eléctrico de 2018 al más alto de la historia.

El ministerio está convencido de la existencia de beneficios caídos del cielo para las eléctricas

La explicación del sector es que después de años de un mercado fallido, el de CO2 ya funciona y contaminar empieza a penalizar. El precio de la tonelada de CO2, que durante años estuvo por los suelos, se ha multiplicado por 2,5 y hay quien augura que llegará a 30 euros, casi cuatro veces ḿás que en enero. En el mercado eléctrico mayorista, todas las tecnologías cobran lo mismo. Lo que marca la tecnología más cara, generalmente el gas. Si el kilovatio producido con gas introduce el coste del CO2, sube el precio que cobran todas las tecnologías, también la hidráulica. Y eso, aunque proceda de un embalse construido por presos republicanos y la eléctrica lo opere con una concesión de hace 60 años.

La existencia de estos beneficios extra ha sido denunciada desde hace años por un grupo de expertos. El 'Libro blanco de la electricidad', encargado por el Gobierno del PSOE en 2005, ya advertía de que había un "desequilibrio muy fuerte en contra de los consumidores, a la vista de los amplios márgenes previsibles de explotación de las tecnologías hidráulica y nuclear" y proponía "neutralizar los ingresos sobrevenidos ['windfall profits']". Por razones históricas, Iberdrola es la eléctrica que opera una mayor potencia hidráulica y la que más se beneficia de este sistema: explota casi 10.000 megavatios de los 20.000 megavatios de potencia instalada en España.

El sector eléctrico ha respondido siempre a las críticas que un mercado marginalista como el español utiliza el mismo sistema que todos los países de la OCDE y que discriminar los precios según la tecnología va contra la liberalización del mercado emprendida en 1997. En su defensa, esgrime que un kilovatio es igual independientemente de quién la produzca y que el sistema actual sistema empuja a la existencia de tecnologías baratas.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE)
La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE)

Tradicionalmente, el Ministerio de Medio Ambiente, responsable de la gestión del agua y el que recauda los cánones, empujaba para atajar esta disfunción. Pero se topaba con el laberinto burocrático de sus propias confederaciones hidrográficas y con que el Ministerio de Industria, con competencias en Energía, nunca compartió esa visión. Pero ahora, con los dos ministerios bajo el mando ecologista de Teresa Ribera, la cosa cambia.

Ribera ya fue secretaria de Estado de Medio Ambiente con Zapatero y ha alertado de esta situación. Lo mismo hizo Joan Herrera cuando fue diputado de ICV. Hoy es director del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Hace unos días, Herrera señaló en Twitter que la situación de que las hidroeléctricas cobren al mismo precio del gas es un escándalo: "Venden sardinas a precio de caviar".

Este equipo, relacionado con otros economistas del sector como Natalia Fabra o Jorge Fabra, que han denunciado la existencia de estos beneficios llovidos, ve ahora la segunda oportunidad de atajar ese efecto que consideran pernicioso. Además, consideran que el hecho de que en un año tan lluvioso la luz esté en máximos avala su teoría. A pesar de la precariedad parlamentaria del PSOE en el Congreso —84 diputados—, Transición Ecológica está planteándose abordar la reforma del mercado eléctrico, además de revisar que se cumplen las condiciones y plazos de las concesiones que rigen el uso de un bien público como el agua.

La subida de la luz se ha convertido además en un asunto político de primer orden. Pablo Iglesias tiene previsto reunirse hoy con Pedro Sánchez y advirtió el miércoles al mencionar el alto precio de la luz: "Si el Gobierno quiere entenderse con nosotros, hay que cortar el paso a los abusos de las eléctricas. Esto no se debe consentir". Aunque sobre el recibo de los hogares el mercado mayorista supone un 30% del total (el resto son impuestos y costes fijos), en el Gobierno hay quien considera que después de años de pelar por la vía de las primas a las renovables, ahora toca afeitar otros costes de tecnologías tradicionales, como el gas y otras partidas incluidas en el recibo.

La ministra prepara una comparecencia el próximo 19 de septiembre en el Congreso de los Diputados y se departamento asegura que trabaja para conseguir "la evolución racional de los precios". La ministra y el secretario de Estado de Energía, José Domínguez, están tomando el pulso al sector con encuentros con las principales patronales.

"La ministra está escuchando opiniones de los actores relevantes en el sistema de fijación de precios de la luz. El Ministerio de Transición Ecológica va a abordar con valentía los cambios estructurales que sean necesarios para lograr una evolución racional de los precios de la electricidad. Y para conseguir ese objetivo se están explorando todas las opciones", señala un portavoz del ministerio. La ronda de reuniones incluyó ayer una cita con la Plataforma del Tercer Sector, que representa a unas 30.000 entidades sociales. "La prioridad de este Gobierno son los consumidores más vulnerables".

La subida de las materias primas (carbón, gas, petróleo) y del CO2 están empujando los precios al alza, dada la baja aportación de la eólica

Tras la subida del mercado mayorista hay además factores internacionales que también están afectando a otros países. Se está produciendo una subida de las materias primas (carbón, gas, petróleo) y del CO2, y hay una menguante aportación nuclear de Francia, cuyo enorme parque atómico sufre cada vez más paradas. A esto hay que añadir la baja aportación del viento, que es la tecnología que más abarata el precio de la luz de manera instantánea.

La hidráulica siempre ha sido la sospechosa cuando el Gobierno ha denunciado un mal funcionamiento del mercado eléctrico. La Audiencia Nacional investiga a Iberdrola por, presuntamete, manipular el mercado eléctrico en el otoño de 2013 y hacerlo reduciendo la cantidad de energía hidráulica que producía, a pesar de que los embalses estaban llenos en mitad de un temporal. Esa situación fue advertida por el entonces ministro de Industria, José Manuel Soria.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios