estaba al tanto de la propuesta de Pastor

El Gobierno dice a Torra que primero reabra el Parlament antes de ir al Congreso

En el Ejecutivo aprueban la invitación de Pastor al 'president', y aseguran que estaban informados. Sánchez subraya que la mayor "honra" a la Constitución es cumplirla y hacerla cumplir

Foto: Pedro Sánchez charla con Pablo Casado y Ana Pastor, ante Pío García-Escudero, este 6 de septiembre en el Congreso. (EFE)
Pedro Sánchez charla con Pablo Casado y Ana Pastor, ante Pío García-Escudero, este 6 de septiembre en el Congreso. (EFE)

El Ejecutivo de Pedro Sánchez no pone pega alguna a la invitación cursada por Ana Pastor a Quim Torra para que explique su propuesta para Cataluña en el Congreso. Pero cree que sería deseable que antes la exponga en el Parlament, que sigue sin actividad desde hace casi dos meses. Porque el presidente no deja de insistir en que la obligación del jefe del Govern es abrir "una gran conversación" entre catalanes, ya que solo se dirige hacia su parroquia independentista.

Es el mensaje que el Gobierno dirige a Torra después de su discurso del martes en el Teatre Nacional de Catalunya —y no en el Parlament— y después del ofrecimiento de Pastor. Llega además en un momento muy simbólico, cuando se cumple un año de la aprobación, por parte de la Cámara catalana, de las leyes de desconexión que supusieron la ruptura de la legalidad y apenas minutos después de que las Cortes Generales y el Ejecutivo presentaran conjuntamente el programa de actos de conmemoración de los 40 años de la Constitución española, cuya culminación se producirá el próximo 6 de diciembre. A la Carta Magna, decía Sánchez en el Congreso "se la honra cumpliéndola y haciéndola cumplir". Otro mensaje dirigido a Cataluña.

El Gobierno, según confirmaron fuentes próximas al presidente, sí estaba "informado", al tanto de la propuesta de Pastor. De hecho, en el entorno de Sánchez elogiaban este jueves que ella suele consultar cuestiones importantes con el Ejecutivo. Quien no tenía conocimiento de la oferta a Torra era la portavoz del Grupo Socialista, Adriana Lastra, tal y como comentó a los periodistas en la Cámara Baja. En cualquier caso, el Gabinete aprueba plenamente la idea de la presidenta del Congreso. No pone tacha y subraya que conecta con lo que "siempre" han defendido Sánchez y el PSOE. Más aún, el hoy jefe del Ejecutivo ya planteó que Torra fuera a la comisión territorial, que se abrió en enero en la Cámara Baja pero cuyos trabajos están paralizados desde abril.

Desde el entorno del presidente se subraya que la propuesta de Pastor conecta con la línea seguida por Sánchez y el PSOE desde hace meses


Este jueves Pastor decía que el 'president' tiene las puertas abiertas de la carrera de San Jerónimo, como el resto de los presidentes autonómicos, porque es "el lugar apropiado" al que acudir "cuando uno tiene un proyecto político" que presentar, ya que el Congreso es "la casa de todos los españoles" y se puede ir a él "siempre en el marco de la ley y del reglamento del Congreso", informa Europa Press.

Cunillera lo cree "osado"

No obstante, el Ejecutivo sí cree que Torra tiene que cumplir antes con sus propios ciudadanos y sus representantes públicos. Fuentes oficiales advertían por tanto que lo lógico es que el 'president' reactive la Cámara catalana, cuya actividad en pleno y comisión está suspendida desde julio por las divergencias entre los socios de Junts per Catalunya y ERC, antes de acudir al Congreso. El Parlament no reanudará las sesiones plenarias hasta primeros de octubre.

"Si Torra tiene que ir [al Congreso], que sea cuando haya fijado su posición ante el Parlament", asegura la delegada del Gobierno en Cataluña

La petición de "desbloqueo" que expresaban fuentes gubernamentales conecta así con lo manifestado públicamente por Sánchez en los últimos días. Ayer mismo, y desde Enköping (Suecia), el mandatario socialista incidía en que igual que él ha reanimado el diálogo con la Generalitat, reabriendo todos los canales de interlocución, el Govern tendría que responder inaugurando una "gran conversación" con sus ciudadanos, porque "lo que está en juego en Cataluña no es la independencia, sino la convivencia". Sánchez reclamaba a Torra "mayor responsabilidad y menos gesticulación". El presidente ha enfatizado que el elemento "aglutinador" en la comunidad no es la separación de España, sino el autogobierno, de ahí que su propuesta sea una reforma estatutaria.

En cualquier caso, desde el Ejecutivo advierten de que el deseo de que Torra hable a sus ciudadanos en el foro adecuado, el Parlament, no es incompatible con la oferta de Pastor, que cuenta con autonomía de actuación, como jefa de otro poder del Estado, y autoridad suficientes.

El Gobierno dice a Torra que primero reabra el Parlament antes de ir al Congreso

En la misma línea que en el entorno de Sánchez se expresaba en Catalunya Ràdio la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera. La dirigente subrayaba que el 'president' ha de explicarse en la Cámara catalana: "Si tiene que ir, que sea cuando haya fijado su posición ante el Parlament". Cunillera, no obstante, calificaba de "osado" el hecho de que Pastor hubiera cursado la invitación al 'president', y aseguró que ve deseable que, en caso de que este quiera ir a la Cámara Baja, lo haga después de verse de nuevo con Sánchez. El encuentro está previsto para el otoño en Barcelona —su primera entrevista fue el pasado 9 de julio en La Moncloa—, pero aún no tiene fecha.

Huir de "personalismos"

Este jueves era uno de esos días de celebración en la Cámara Baja. El jefe del Ejecutivo y los presidentes de Congreso y Senado, los populares Ana Pastor y Pío García-Escudero, presentaban los actos conmemorativos de los 40 años de la Constitución. Los tres máximos representantes de las tres principales instituciones del Estado estaban acompañados de representantes del Gobierno —entre ellos, la vicepresidenta, Carmen Calvo, y el titular de Cultura, José Guirao—, de las Mesas de las Cámaras, y de parlamentarios, pero allí, en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso, no estaban los líderes de los nuevos partidos: ni Albert Rivera (Ciudadanos), ni Pablo Iglesias, de Podemos.

"A la Constitución se la honra cumpliéndola y haciéndola cumplir", dice Sánchez, que recuerda que permite explorar "nuevos consensos"

"A la Constitución se la honra cumpliéndola y haciéndola cumplir", señaló Sánchez. Era la forma de referirse de soslayo al conflicto en Cataluña, a cómo la Carta Magna protege el Estado de derecho frente a eventuales rupturas de la legalidad, como ocurrió el año pasado. El presidente también recordó que la Carta Magna "permite explorar nuevos consensos", siempre que prevalezca el diálogo, la "generosidad" y se "huya de personalismos". "Con la Constitución aprendimos que nunca más un proyecto político puede dividir la sociedad en dos mitades", avisó el jefe del Ejecutivo.

El 40 aniversario de la Constitución no solo conmemora un texto jurídico, frío, sino la vigencia de un espíritu que nació en 1978, porque con ella España se abrió al mundo, fue "pionera en la defensa de los valores universales", se mostró comprometida con Europa e Iberoamérica, emprendedora, solidaria, feminista y justa. Por eso hay que hacer de la conmemoración de estas cuatro décadas una "oportunidad" para exhibir esa España que "abraza las causas más nobles" desde la libertad, el pluralismo y el respeto a los derechos humanos. "Una sociedad moderna que quiere encontrarse en el valor de la palabra y el espíritu de diálogo como en el 78", recalcó.

El Gobierno dice a Torra que primero reabra el Parlament antes de ir al Congreso

Sánchez, igual que minutos antes lo habían hecho Pastor y García-Escudero, aplaudió el ejercicio de reconciliación que supuso la Transición y la Ley Fundamental. Fue una "lección de generosidad" de la que las nuevas generaciones pueden seguir aprendiendo. "Se acertó" en lo básico y también en lo que en aquel momento parecía secundario, permitió la integración de España en la UE, la derrota del terrorismo de ETA o sentir "los beneficios del autogobierno" y el desarrollo del Estado del bienestar.

El acto central, el 6 de diciembre

El presidente fue el último en intervenir en el acto solemne en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso. Antes, Pastor presentó los principales eventos programados de aquí a finales de año. La culminación llegará el 6 de diciembre, cuando se cumplan cuatro décadas del referéndum constitucional, con una conmemoración extraordinaria en la Cámara Baja. La víspera se estrenará, en el Auditorio Nacional, una pieza musical compuesta para este aniversario, en un concierto que presidirán los Reyes. Antes, el 17 de septiembre, se inaugurará una exposición fotográfica de la agencia EFE en la carrera de San Jerónimo sobre los 40 años de democracia; el 5 de octubre, en el Senado, se abrirá un congreso internacional constitucional. Y a finales de noviembre y en colaboración con el Museo Reina Sofía, tendrá lugar la exposición 'El poder del arte', que acogerán ambas Cámaras, además del propio MNCARS.

De aquí a diciembre, habrá dos exposiciones, una en colaboración con el Reina Sofía, un congreso constitucional y un concierto con los Reyes

Pastor incidió en que conmemorar la Constitución es "celebrar nuestra reconciliación, nuestra libertad y nuestro progreso", una senda que hicieron posible "líderes generosos" y el conjunto de los españoles que "prefirieron la concorida y supieron poner la convivencia por encima de intereses políticos e ideológicos". El "exito" de estos 40 años es de todos los españoles y también de la Carta Magna de 1978. La presidenta de la Cámara recordaba que durante todo el año, y en distintos puntos de España, se han celebrado actos conmemorativos de estas cuatro décadas de la Ley Fundamental, y lo más importante es que seguirán, que estos proyectos tendrán continuidda en el tiempo, y servirán para perpetuar ese "espíritu constitucional", de "concordia".

Ana Pastor, presidenta del Congreso, con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el presidente del Senado, Pío García-Escudero, este 6 de septiembre en el Salón de Pasos Perdidos de la Cámara Baja. (EFE)
Ana Pastor, presidenta del Congreso, con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el presidente del Senado, Pío García-Escudero, este 6 de septiembre en el Salón de Pasos Perdidos de la Cámara Baja. (EFE)

García-Escudero también incidió en la "norme significación" de esta onomástica, y advirtió de que el "mejor homenaje" que se puede prestar a la Constitución es "proteger, respetar y potenciar el papel político y las funciones de nuestro Parlamento, tanto del Congreso como del Senado". Los dos presidentes de la Cámara recordaron la colaboración del anterior Gobierno, el de Mariano Rajoy, en la preparación de los actos conmemorativos de este 40º cumpleaños de la Carta Magna. A quien no mencionó ninguno de los tres intervinientes fue al rey Juan Carlos, que no acudió a la sesión solemne por los 40 años de las primeras elecciones democráticas, en junio de 2017, acto que abrió los fastos del aniversario de la Ley Fundamental.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios