COMPARECENCIA DE LA MINISTRA PORTAVOZ EN LA MONCLOA

El Gobierno mantendrá el diálogo con Torra, pero le avisa: las sentencias "se aceptan"

Celaá señala que la hoja de ruta del 'president' no servirá para dificultar la política de apaciguamiento, aunque no se pactará un referéndum ni se admitirá desobediencia de los tribunales

Foto: La ministra portavoz, Isabel Celaá, este 4 de septiembre durante su comparecencia en La Moncloa. (EFE)
La ministra portavoz, Isabel Celaá, este 4 de septiembre durante su comparecencia en La Moncloa. (EFE)

El Ejecutivo de Pedro Sánchez mantendrá su hoja de ruta. Ley y diálogo. No variará su política de apaciguamiento con Quim Torra. Pero le avisa de que no pactará un referéndum de autodeterminación y de que las sentencias de los tribunales, gusten más o gusten menos, se acatan, "hay que aceptarlas".

Fuentes del palacio de la Moncloa sorprendieron este martes por la tarde cuando, poco antes del arranque de la conferencia del 'president' en el Teatro Nacional de Cataluña, adelantaron a los periodistas que podría comparecer un miembro del Gobierno para darle la réplica. Hasta ahora, el Gabinete socialista ha preferido no alimentar la espiral de declaraciones y guardar prudencia, pero reconocía a la vez que la situación es complicada. Finalmente, y aunque el discurso de Torra no revistió grandes "novedades", decidió que la respuesta recayera, más allá de las nueve de la noche, en la ministra portavoz, Isabel Celaá. En el entorno de Sánchez se sentía cierto alivio porque no había anuncios de subversión de la legalidad.

Torra había asegurado durante su conferencia, preñada de retórica —palabras "grandilocuentes", "vacías" para el Gobierno—, que su Govern no aceptará las eventuales condenas que puedan pesar sobre los independentistas encausados. Solo asumirá la "libre absolución", "o libertad o libertad", proclamó, para exigir a Sánchez un "referéndum vinculante y reconocido internacionalmente" de autodeterminación. Celaá, durante su breve comparecencia en La Moncloa (menos de siete minutos), aseveró que el 'president' está "en su derecho de decir" que no tolerará otra sentencia que no sea el perdón para los presos del 'procés'. Pero hasta ahí.

"Obviamente el sistema judicial es un sistema garantista y tiene recursos y posibilidades. Paso a paso, no hablemos de futuribles. Casi ninguna persona que está sometida a los tribunales tiene mucha determinación para aceptar las sentencias, pero finalmente las sentencias de los jueces hay que que aceptarlas", remachó la ministra, quien recordó que el Poder Judicial es "un poder independiente reconocido como tal en la Constitución", como ocurre "en el resto de constituciones europeas". Era su forma de reivindicar y defender la labor de los jueces y la instrucción de la causa del 'procés'.

"Casi ninguna persona que está sometida a los tribunales tiene mucha determinación para aceptar las sentencias, pero finalmente las sentencias de los jueces hay que que aceptarlas", dice Celaá

Celaá reiteró en varias ocasiones que Torra estaba "hablando para su público", "no para todos los catalanes". Es decir, que solo se dirigía a los independentistas, que disponen de una mayoría parlamentaria, sí, pero no social, y que tiraba de elementos más "anclados" en los siglos XIX y XX que en el XXI, como las alusiones al "pueblo como concepto", el derecho a decidir, el romanticismo... "Hemos escuchado con atención y mucho interés un discurso [aquí en PDF] que en ningún momento ha abandonado las claves del independentismo más clásico", valoró. "Una constante apelación a grandes palabras convertidas en conceptos supremos tan grandilocuentes y a veces vacías".

Se trataba, en suma de una conferencia —titulada 'El nostre moment'— "victimista", "sin demasiadas novedades", pero con cuestiones que chocan frontalmente con la posición del Gobierno socialista. Celaá subrayó, como muestra de las "profundas discrepancias" con Torra, que España es un "Estado democrático y social de derecho", con una democracia "avanzada", con unos niveles de autonomía y descentralización "equiparables" a Estados como Alemania, Canadá y Estados Unidos.

El Gobierno mantendrá el diálogo con Torra, pero le avisa: las sentencias "se aceptan"

"Una oportunidad a la política"

Pese a esas diferencias, y pese a la voluntad manifestada por Torra de no dar ni un "paso atrás" hacia la independencia de Cataluña, el Gobierno cree que no se empantana su camino porque ante todo ha de pensar "en los ciudadanos", en "solucionar problemas" y no "enquistarlos". El discurso del jefe del Govern, pues, "no va a dificultar" la vía del diálogo, porque esta es la única senda que puede permitir "desbloquear el conflicto político". Y el Ejecutivo, respondió Celaá, está "firmemente determinado a desbloquearlo". "Démosle una oportunidad a la política", sostuvo, en línea con lo ya expresado por ella misma y por Sánchez el pasado viernes.

El Ejecutivo demanda a Torra que abra un diálogo entre todos los catalanes y se muestra dispuesto a hablar sobre aquello que une a Cataluña, que es el fortalecimiento de su autogobierno

"Diálogo sí, y negociación, también, pero sobre todo aquello que una a los catalanes, nacionalistas y no nacionalistas. Para ellos trabaja el Gobierno. Queremos que se unan en lo que les ha venido uniendo históricamente, el autogobierno, porque eso y no otra cosa aglutina a la sociedad catalana en su conjunto", recalcó la portavoz.

Celaá aprovechó el subrayado de Torra de que no dará pasos atrás para incidir en que La Moncloa está de acuerdo: toca dar "pasos hacia delante" y el Ejecutivo socialista "lo hace cada día". Y la prueba es, enfatizó, la reactivación de las comisiones bilaterales Generalitat-Estado, con el fin de hablar de temas que "importan" a los catalanes.

El Gobierno mantendrá el diálogo con Torra, pero le avisa: las sentencias "se aceptan"

La ministra hizo hincapié en que "igual que se exige al Gobierno de España dialogar y escuchar", el Gabinete de Sánchez también tiene su petición al Govern: que abra "diálogo entre todos los catalanes", porque "hace mucha falta". El Ejecutivo, pues, está "dispuesto a dialogar dentro de la legalidad", para "fortalecer" el autogobierno, lo que excluye hablar de un referéndum de autodeterminación, y demanda a Torra que "abra esa conversación" en la que estén convocados "todos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios