la reorganización del Partido Popular

Casado vuelve a la carga para 'fichar' a Báñez y reconstruir el equipo económico del PP

La dirección del PP da por disuelto el 'sorayismo' pero está pendiente de la vuelta de la exvicepresidenta del Gobierno para ofrecer puestos y tareas a sus fieles

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)

La dirección del PP da por disuelto el 'sorayismo' después de la integración de algunos de los partidarios de la exvicepresidenta del Gobierno en el Comité Ejecutivo nacional y en cargos del Congreso y el Senado, pero está pendiente de la vuelta de vacaciones de la ex número dos de Mariano Rajoy. Además de ver con qué actitud se presenta Sáenz de Santamaría en el arranque del curso político, el equipo de Pablo Casado se propone insistir en el 'fichaje' para puesto o tarea concreta de sus principales fieles, con Fátima Báñez en primer lugar.

El nuevo periodo de sesiones en las Cortes, primero con el PP en la oposición desde las elecciones de 2011, arrancará con el nuevo Gobierno escondiéndose de su obligación constitucional de presentar un proyecto de Presupuestos Generales del Estado antes de que termine septiembre, el debate permanente sobre el futuro de las pensiones y la amenaza de Sánchez de subir los impuestos con el apoyo de Podemos.

El Grupo Popular se enfrenta al reto de hacer oposición en las tres materias con su equipo económico de la última década desmantelado. Sus expertos y gestores en política presupuestaria, fiscal y de pensiones, se recuperan de las heridas del congreso de la sucesión de Mariano Rajoy. Los exministros Cristóbal Montoro (Hacienda y Administraciones Públicas), Álvaro Nadal (Oficina Económica de la Moncloa y luego cartera de Energía) y Fátima Báñez (Trabajo y Seguridad Social) apostaron por Soraya Sáenz de Santamaría.

Cristóbal Montoro (c), junto a Álvaro Nadal y Fátima Báñez, en una imagen de archivo de 2010. (EFE)
Cristóbal Montoro (c), junto a Álvaro Nadal y Fátima Báñez, en una imagen de archivo de 2010. (EFE)

Los tres han sido los principales referentes de la política económica del PP desde 2008, desde el partido primero y en el Gobierno después, junto con el hoy comisario europeo Miguel Arias Cañete. Sin embargo, el exministro de Agricultura fue de los pocos miembros de la vieja guardia del PP que pidió el voto para Pablo Casado. Y lo mismo hizo Alberto Nadal, hermano gemelo del exministro 'sorayista' y exsecretario de Estado, primero con Luis de Guindos y en el último gabinete de Rajoy con Cristóbal Montoro.

Alberto Nadal fue nombrado por Pablo Casado secretario de economía y empleo del nuevo Comité Ejecutivo nacional salido del Congreso del pasado mes de julio. Como tal, es el máximo responsable de la política económica del PP y en septiembre tendrá que empezar a dar instrucciones en la materia desde la sede de Génova (él no es diputado) a unos grupos parlamentarios en el Congreso y el Senado acostumbrados a las órdenes y asistencia técnica de Montoro, Nadal y Báñez.

Fuentes del PP apuntan que la próxima semana será clave para "los últimos ajustes" de un proceso de integración que insisten en dar por cerrado

Nadal cuenta con la ventaja de conocer al dedillo el contenido y los trámites de los Presupuestos Generales del Estado, ya que él mismo tuteló el texto vigente este año como secretario de Estado de Presupuestos y Gasto hasta la moción de censura contra Rajoy del pasado mes de junio.

En fuentes del Grupo Popular apuntan que la próxima semana será clave para "los últimos ajustes" de un proceso de integración que insisten en dar por cerrado, pero sin concretar qué pueden ofrecer a Sáenz de Santamaría además del puesto vacante en el Comité Ejecutivo que rechazó antes de irse de vacaciones el 27 de julio pasado.

Casado vuelve a la carga para 'fichar' a Báñez y reconstruir el equipo económico del PP

Con María Dolores de Cospedal en la presidencia de la Comisión de Exteriores y pendiente de sar el salto a las elecciones europeas, en la dirección del PP insisten en que volverán a buscar acomodo al núcleo del equipo de la exvicepresidenta: Fátima Báñez, José Luis Ayllón y Álvaro Nadal. Se proponen volver a la carga (ya lo intentaron el julio) para ofrecer puestos de representación o portavocía del Grupo Popular y que, en cualquier caso, consideran fundamental contar con su experiencia y asesoramiento para la tarea de oposición en los debates sobre fiscalidad, presupuestos y pensiones. También con Montoro, a quien consideran independiente de las decisiones o actitud con que concurra Sáenz de Santamaría.

"El problema no será el 'sorayismo' que ya no existe, sino Soraya", comentan en el Grupo Popular para recordar que será muy difícil dar funciones y tarea a quien lo ha sido casi todo en política como vicepresidenta primera, y con plenos poderes aunque fueran delegados por Rajoy, durante casi siete años.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios