es importante conocer la 'maniobra de heimlich'

La policía alerta de que ha encontrado salchichas con clavos para matar a los perros

La advertencia llega después de que un perro tuviera que ser trasladado al veterinario en Navarra tras ingerir un trozo de comida con varias piezas metálicas

Foto: Un trozo de salchicha con clavos extraído por los veterinarios (Policía Foral)
Un trozo de salchicha con clavos extraído por los veterinarios (Policía Foral)

La Policía Nacional ha alertado en su cuenta de Twitter de la aparición de salchichas con clavos incrustados en su interior para provocar la muerte de perros y otras mascotas. La advertencia llega después de que agentes de Protección Medioambiental de la Policía Foral de Navarra, investigaran el pasado viernes la denuncia interpuesta por una ciudadana cuyo animal de compañía ingirió un trozo de comida con varias piezas metálicas.

Hasta el camino de Uharte Arakil se desplazó una patrulla de Seguridad Ciudadana de la comisaría de Alsasua y el animal fue trasladado inmediatamente a una clínica veterinaria, donde las radiografías atestiguaron que tenía varios clavos en el estómago. Posteriormente, el animal tuvo que someterse a una intervención quirúgica para extraer las objetos e iniciar su recuperación, según explica la policía autonómica en una nota de prensa.

Radiografía del perro que ingirió la salchicha con clavos (Policía Foral)
Radiografía del perro que ingirió la salchicha con clavos (Policía Foral)

La ingesta de estos productos podría, también, provocar ahogamientos. Ante estas situaciones, el cuerpo de seguridad recomienda buscar con la mano el objeto y tratar de extraerlo si aún permanece en la boca del animal. En caso contrario, sería conveniente colocarlo boca abajo —como si de una carretilla se tratase— y, si esto tampoco funciona, practicarle la famosa 'maniobra de Heimlich' comprimiendo su abdomen con las manos y los brazos entrelazados justo debajo de su caja torácica. Una palmada entre los hombres también puede ayudar.

Si el animal no respira, pero tiene pulso, hay que aportar oxígeno a su vías respiratorias insuflando aire. Cuando se trata de mascotas pequeñas se debe hacer a través de la boca y la nariz, mientras que lo recomendable es utilizar la nariz en caso de animales de gran tamaño. Si el animal no respira ni tiene pulso, se debe iniciar una maniobra de reanimación cardiopulmonar siguiendo los siguientes pasos:

  • Tumbar al animal sobre el costado derecho, de modo que el lado izquierdo quede hacia arriba y pueda aplicarse la maniobra directamente sobre el corazón.
  • Colocar las palmas de las manos sobre las costillas, justo detra´s de la articulación de la pata delantera.
  • Comenzar a realizar compresiones. El masaje debe ser firme, per no debe ejercerse demasiada fuerza.
  • Comprobar el pulso después de un minuto y, si no lo ha recuperado, volver a hacerlo después de varios minutos.
  • Continuar realizando la RCP hasta que el animal tenga pulso y respire.
  • Concluir la maniobra si el animal no ha sido reanimado después de 20 minutos.

'Maniobra Heimlich' para perros (Policía)
'Maniobra Heimlich' para perros (Policía)

Es importante no realizar esta maniobra en caso de que la mascota tenga pulso, ya que podría resultar contraproducente para su estado de salud. Para reanimar a perros con una masa corporal inferior a 15 kilos, deben realizarse cinco compresiones por cada soplo de aire, las mismas que en ejemplares de entre 15 y 40 kilos. Para animales de más de 40 kilos, deben realizarse diez compresiones por cada soplo de aire.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios