presunto caso de violencia machista en navarra

La madre del detenido por la muerte de su mujer se afanó en limpiar el lugar del crimen

Limpió la escena del presunto delito en el domilicio después de producirse los hechos, "dificultando" con ello la investigación, según refleja el auto que decreta el ingreso en prisión del arrestado

Foto: Una concentración en protesta por una muerte por violencia machista. (EFE)
Una concentración en protesta por una muerte por violencia machista. (EFE)

La madre del presunto autor de la muerte de su esposa en la localidad navarra de Huarte procedió a la limpieza del domicilio donde tuvo lugar la agresión para dificultar la labor policial y la investigación judicial. Así lo refleja el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Aoiz en el auto en que decreta el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza por un supuesto delito de homicidio del detenido por el fallecimiento de su mujer.

Los hechos por los que el arrestado ha sido enviado a prisión tuvieron lugar en la tarde del sábado, cuando el marido de la víctima, un ciudadano ucraniano de 41 años, llamó al 112 para pedir asistencia sanitaria para su mujer, de la misma nacionalidad, ya que, según alegó el hombre, habría sufrido una caída en el baño y se encontraba inconsciente.

La patrulla de seguridad ciudadana que se desplazó junto a la asistencia sanitaria encontró a la mujer con distintas lesiones en su cuerpo compatibles con una posible agresión. Al mismo tiempo, el marido presentaba igualmente lesiones en su cuerpo. Este hecho, unido a las contradicciones sobre lo ocurrido que exhibieron tanto el esposo como la madre de este, que vivía con ellos en el mismo domicilio, llevó a los agentes a proceder a la detención del marido y presunto agresor al sospechar de que podía tratarse de un delito de violencia de género, según la información facilitada por la Policía Foral. La víctima fue trasladada al Servicio de Urgencia del Complejo Sanitario de Navarra, donde falleció dos días después, en la tarde de este lunes.

El investigado, un ciudadano ucraniano de 41 años, posee dos antecedentes policiales por un delito de maltrato perpetrado sobre la ahora fallecida

Ahora, el auto que decreta el ingreso en prisión del detenido ha sacado a la luz nueva información sobre este posible caso de violencia machista. El juez pone de relieve el “afán” de la madre del arrestado, también de nacionalidad ucraniana, por “proceder a la limpieza de la escena del presunto delito momentos después de producirse los hechos”, lo que ha "dificultado la labor de la fuerza actuante” de cara a esclarecer lo ocurrido. Asimismo, la suegra de la víctima ha dificultado la investigación al mantener “versiones contradictorias sobre lo ocurrido, aduciendo la barrera idiomática como pretexto”. El auto también desvela que el investigado posee dos antecedentes policiales por un delito de maltrato perpetrado sobre la ahora fallecida, tal y como demuestra el informe de la Policía Local de Ansoáin y el atestado de la Policía Foral.

La actuación de la madre del detenido constituye uno de los cinco motivos que esgrime el magistrado para decretar el ingreso en prisión provisional y sin fianza del arrestado. Entre estos extremos, el juez apunta a que el investigado, a pesar de “tener domicilio conocido y arraigo en España”, posee nacionalidad extranjera y “se dedica profesionalmente a la conducción de camiones, lo que presumiblemente le proporciona un conocimiento experimentado en el transporte terrestre y en la movilidad a lo largo y ancho del continente europeo” para acometer una posible fuga.

La víctima falleció a consecuencia de los golpes que al parecer le propinó con sus puños el marido, algunos en la cabeza, tras una "acalorada discusión"

La nacionalidad extranjera y la “profesión y pericia” del investigado en “el transporte internacional y el conocimiento de rutas de viaje por todo el continente europeo”, unido a la “gravedad de los hechos, su alarma social y las altas penas a las que podría enfrentarse en caso de confirmarse su participación en el delito, justifican sin lugar a dudas que se adopte la medida de prisión preventiva a fin de garantizar la presencia del investigado en el proceso y minimizar al máximo su riesgo de fuga”, refleja el auto.

La causa se encuentra aún en una fase “embrionaria, pendiente de esclarecimiento de buena parte de las circunstancia de los hechos”, como la intervención de la madre del detenido. A este respecto, el juez sostiene que ha quedado indiciariamente demostrado que el investigado, A. B., en el lapso temporal que va desde las 04:30 y las 16:30 del pasado sábado, en el domicilio familiar situado en la localidad de Huarte, mantuvo una “acalorada discusión” con su mujer, N. B., durante la cual “propinó, con sus puños, una reiterada serie de golpes en numerosas partes de su cuerpo, algunos de ellos en la cabeza” a esta última.

La causa está en una fase "embrionaria" y ahora los investigadores tratan de determinar el grado de participación de la madre del detenido en el suceso

La víctima presentaba "un delicado estado de salud a causa de su dependencia continuada a las bebidas alcohólicas” y en el momento de los hechos “se encontraba igualmente en situación de embriaguez”. En este sentido, el juez deja constancia de la "situación de especial vulnerabilidad" de la víctima —detalla que "precisaba de la utilización de pañales"— y de "sus patologías previas relacionadas con su dependencia del alcohol". Los golpes recibidos “dieron como resultado que la víctima primeramente perdiera la consciencia y finalmente, a pesar de la asistencia sanitaria solicitada por el investigado sobre las 16:30 horas y prestada por SOS Navarra, así como su ingreso en la UCI, falleciera" este lunes.

En el auto, el juez remarca que “la fase embrionaria” en la que se encuentra la instrucción de la causa, las “contradicciones” mostradas por el detenido y su madre durante el avance de las diligencias y “el afán” de esta última por proceder a la limpieza de la escena del presunto delito momentos después de producirse los hechos “empujan a creer igualmente que, de no adoptarse la medida de prisión provisional, se podría destruir por el investigado, por sí o con el auxilio de su madre, vestigios o indicios relevantes que permitan esclarecer las circunstancias en que se perpetraron los hechos, así como el grado de participación de cada uno en los mismos”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios