auguran un trimestre de "nubes negras"

Torra y Puigdemont anuncian un otoño caliente y exigen a Sánchez hechos

Pasar de las palabras a los hechos. Eso es lo que el presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, y su antecersor, Carles Puigdemont, reclaman a Pedro Sánchez

Foto: Puigdemont exige a Sánchez que le presente un proyecto concreto. (EFE)
Puigdemont exige a Sánchez que le presente un proyecto concreto. (EFE)

Pasar de las palabras a los hechos. Eso es lo que el presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, y su antecersor, Carles Puigdemont, reclaman a Pedro Sánchez. Tras reunirse en Waterloo para planificar el arranque del curso político, ambos políticos han mandado un mensaje claro a La Moncloa: se acabó la tregua con la que ha contado Sánchez tras destronar a Mariano Rajoy con la moción de censura.

"Reclamamos a Sánchez que nos diga cuál es su proyecto para Cataluña. Necesitamos ver ya hechos, no fotografías", ha avisado Torra. Tanto él, como Puigdemont han vaticinado que de aquí a final de año se vivirá un periodo "complejo". El expresidente Puigdemont, que se encuentra de nuevo en Bélgica tras su paso por Alemania, incluso ha hablado de "nubes negras" que amenazan con tormenta.

Sin embargo, junto al palo, hay zanahoria. "El próximo trimestre también podría ser el de las grandes oportunidades", ha dicho Puigdemont. El gobierno catalán no renuncia a la vía independentista. Y quiere que el Gobierno de Pedro Sánchez "respete la voluntad popular" -es decir, el voto que ha dado la mayoría parlamentaria a los independentistas. Si esto pasa, si Sánchez asume esto, "las instituciones catalanas lo sabrán aprovechar", añade.

Torra y Puigdemont portan lazos amarillos durante su reunión en Waterloo (EFE)
Torra y Puigdemont portan lazos amarillos durante su reunión en Waterloo (EFE)

Torra se desplazó anoche a Bélgica para abordar en persona con Puigdemont la preparación de los próximos meses e intercambiar opiniones sobre los pasos a seguir en su estrategia para mantener el pulso independentista al Gobierno ahora comandado por Pedro Sánchez. Tras pasar la mañana y parte de la tarde deliverando, ambos han atendido brevemente a los medios con un mensaje acompasado. Torra dice que regresará a Cataluña con la "autonomía total para tomar las decisiones" convenientes, aunque siempre bajo el consejo del "presidente Puigdemont, ya que son importantísimos".

Defensa de Llarena: "Gravísimo"

Para Puigdemont, la decisión inicial del Gobierno de Pedro Sánchez de no participar de la defensa del juez del Supremo Pablo Llarena, que encabeza los procesos entorno al procés, en la demanda civil presentada por el propio ex president y los exconsellers que le acompañan en Bélgica era correcta. "Sería gravísimo que el Estado español pague la defensa de un particular, sea juez o no", cuando éste tenía que "mantener la boca callada" sobre un proceso que tenía entre manos, ha dicho.

La demanda civil interpuesta en Bélgica contra Llarena le acusa de haber "vulnerado el honor" de los encausados. Y, detrás del viraje del Gobierno, Puigdemont se ha mostrado convencido de que ha habido "muchas presiones, políticas también" para que el Estado finalmente intervenga.

Lazos amarillos: Torra critica a la Fiscalía

Por su parte, Torra ha criticado la iniciativa tomada por la Fiscalía Superior de Cataluña de investigar a los Mossos que identificaron a personas que retiraron lazos amarillos. "Es una decisión que consideramos completamente errónea y equivocada", ha dicho el presidente de la Generalitat. Torra ha considerado que este gesto es uno más dentro de un conflicto "político". ¿Cómo es posible que no investigue los hechos de la violencia en torno al (referendo del) 1-O o a los asistentes que en el Valle de los Caídos proclaman cantos fascistas, pero sí investiga a los Mossos?", ha reflexionado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
73 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios