primer BARÓMETRO DEL CIS tras la moción de censura

Duque, el ministro que logra aprobar en un Gobierno bien valorado pero desconocido

El golpe de efecto en el nombramiento de los ministros ha calado, consiguiendo superar el corte del anterior Ejecutivo a través de una política de fichajes y equilibrios con vocación transversal

Foto: El presidente del gobierno Pedro Sánchez, durante la foto de familia previa a la reunión del Consejo de Ministros tras la incorporación de José Guirao como ministro de Cultura. (EFE)
El presidente del gobierno Pedro Sánchez, durante la foto de familia previa a la reunión del Consejo de Ministros tras la incorporación de José Guirao como ministro de Cultura. (EFE)

El aterrizaje de emergencia del Gobierno de Pedro Sánchez en Moncloa ha sido exitoso conseguiendo un aplauso poco habitual de la opinión pública, como se refleja en el último barómetro del CIS. La gran mayoría de los ministros rozan el aprobado, cuando en barómetros anteriores la media se situaba por debajo del 3 sobre 10. El más valorado de todo el Consejo de Ministros es Pedro Duque, con un inusual aprobado del 5,41, mientras que la peor puntuación es para la ministra de Industria, Reyes Maroto, que obtiene un 4,31.

El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska es el segundo más valorado, rozando el aprobado con un 4,89, seguido por la ministra de de Economía Nadia Calviño, que obtiene un 4,81, la vicepresidenta Carmen Calvo, con un 4,77 y el de Exteriores, Josep Borrell -el más conocido por los encuestados-, con un 4,76. Muy cerca se sitúan Magdalena Valerio (Trabajo) con un 4,75, Margarita Robles (Defensa), con un 4,70 y José Guirao (Cultura), con 4,61. En la parte baja se sitúan la responsable de Hacienda María Jesús Montero (4,36), el ministro de Agricultura Luis Planas (4,39), la titular de Sanidad Carmen Montón (4,40) y la de Política Territorial Meritxell Batet (4,42). En la puntuación intermedia los encuestados colocan al titular de Fomento José Luis Ábalos (4,56), a la ministra para la Transición Ecológica Teresa Ribera (4,65) y a la ministra portavoz Isabel Celaá (4,66).

En lo que también coinciden todos los ministros es el gran desconocimiento que los encuestados tienen sobre ellos. En muchos de los casos este desconocimiento por parte del público supera el 80%. Así, el ministro de Agricultra Luis Planas es un gran desconocido para el 83,2% de los encuestados, Dolores Delgado para el 82,6%, Reyes Maroto para el 82,2%, Carmen Montón para el 81,4% y Calviño lo es para el 80,5%. Borrel es el más conocido con tan solo un 35% de los encuestados que no saben quién es, seguido de Pedro Duque (38,7%) y Grande-Marlaska, desconocido para el 47,5%.El trabajo de campo se ralizó menos de un mes después de que los nuevos ministros prometiesen sus cargos y con Máxim Huerta ya dimitido después de que El Confidencial destapse su fraude a la Hacienda pública.

El golpe de efecto en el nombramiento de los ministros ha calado, consiguiendo superar el corte medio del anterior Ejecutivo a través de una política de fichajes y equilibrios con vocación de formar un Consejo de Ministras y Ministros transversal y efectista, priorizando la gestión y la experiencia, además de revestirse de un barniz feminista a acorde con la hegemonía implantada por el 8M. La idea que han conseguido instalar, como reflejan las notas obtenidas por los ministros, es que se pasa del talante zapaterista al talento sanchista.

Duque, el ministro que logra aprobar en un Gobierno bien valorado pero desconocido

En el anterior CIS suspendían todos los ministros del Gobierno de Mariano Rajoy, como venía siendo habitual durante los últimos años, en su mayoría con notas por debajo del 3. La única que superaba este corte era Soraya Sáez de Santamaría, con un 3,34, quedándose lejos de la conseguida en el anterior barómetro (un 3,71 sobre 10) y dejando entrever el creciente agotamiento de un Ejecutivo que poco después fue desplazado del poder a través de una moción de censura.

Si Sáenz de Santamaría encabezaba las valoraciones de los ministros, en el lado opuesto se situaba el por entonces recién nombrado como nuevo ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano, que logró un 2,06, empeorando notablemente la nota de su antecesor en el cargo, Luis de Guindos. Por detrás de la vicepresidenta se situaban, por este orden, Juan Ignacio Zoido (2,94) y la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina (2,85). Le seguían los por entonces ministros de Fomento, Íñigo de la Serna, y de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ambos con un 2,70.

El resto de ministros se situaban en una horquilla similar: la exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, con un 2,51; la de Empleo, Fátima Báñez, con un 2,45; y el de Justicia, Rafael Catalá, un 2,44. En los últimos puestos, se situaban Dolors Montserrat (2,37), ahora portavoz del grupo popular en el Congreso tras la llegada a la presidencial del partido de Pablo Casado, Álvaro Nadal (2,31), Alfonso Dastis (2,23), Cristóbal Montoro (2,21) y finalmente Román Escolano (2,06).

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios