Huelga de taxis: no olvides el transporte público, alternativa estrella durante los paros
  1. España
el objetivo, limitar las empresas vtc

Huelga de taxis: no olvides el transporte público, alternativa estrella durante los paros

A los paros, que han arrancado en Madrid y Barcelona, se han ido sumando diferentes ciudades a lo largo de la mañana

Foto: Huelga de taxis: no olvides el transporte público, alternativa estrella durante los paros
Huelga de taxis: no olvides el transporte público, alternativa estrella durante los paros

A Madrid y Barcelona, puntos neurálgicos de la huelga del taxi convocada desde este lunes —y sin fecha final definida—, se han venido sumando los colectivos de diferentes ciudades de la geografía española, que buscan ejercer presión para que se apliquen límites a las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC), como Uber o Cabify, que han redefinido el mapa de la movilidad urbana en los últimos años. Los paros de estas características en pleno mes de julio afectan significativamente al turista, que llega a una ciudad sin conocer cuál es el funcionamiento de su transporte público, y que ve en el taxi una manera rápida y fiable de desplazarse durante sus vacaciones.

Ante esta situación —y lo que implica en el uso de las empresas de vehículos de alquiler con conductor (VTC), contra las que se están manifestando los taxistas de todo el país— es importante evaluar antes de llegar a la ciudad de destino cuáles son las mejores alternativas de transporte público. También para los residentes es importante tener en cuenta que una huelga de taxis implica ciertas modificaciones en las rutinas diarias, como que el transporte público reciba más usuarios de lo habitual, o que las convocatorias de marchas o manifestaciones pueden afectar y cortar determinados tramos de calles de las ciudades. Aquí os dejamos algunas claves a tener en cuenta en una huelga como la de este lunes, 30 de julio:

Transporte público, alternativa clave

Desde luego, en una situación como esta la principal alternativa, tanto para residentes como para turistas, es el uso del transporte público. En diferentes ciudades están desarrollando aplicaciones, como MaaS, para ofrecer información combinada de transporte público, con los nuevos servicios complementarios de movilidad compartida —coches, motos o biciletas multiusuario, por ejemplo—-. No obstante, a la espera de que se termine de concretar esta 'app' pública que explique todas las vías de transporte público posibles de cada ciudad, existen algunas privadas que ya tienen experiencia en mostrar al usuario qué rutas debe seguir para ir de un punto a otro y cuál es el mejor modo de cubrirlas.

CityMapper es la gran veterana de la categoría. Presume, incluso, de haber creado su propia línea de autobús en Londres. Algo que pudieron crear tras conocer al dedillo la forma de moverse y circular por la capital británica. Buscaron rutas entre barrios inconexos, para evitar trasbordos y cambios de línea. Empezó como una iniciativa puntual, que ha acabado formando parte de la estructura del transporte municipal de la ciudad. Desde el principio es puede comprobar que cuenta con una gran variedad de opciones que puede ser abrumadora: recomienda desde rutas a pie a líneas de Cercanías.

Foto: ¿Perdido en el Cercanías de Renfe? La tecnología tiene la solución

Además, las grandes ciudades, como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla, disponen de importantes redes de transporte público: desde las líneas de Metro —en Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla, Valencia, Málaga, Palma de Mallorca y Alicante— a los autobuses urbanos e interurbanos o los servicios especiales. Por ejemplo, la capital cuenta con una línea de autobús exprés para llegar al aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas que conecta, cada 15 ó 20 minutos, la estación central de Renfe de Atocha con las instalaciones aeroportuarias, pasando por O'Donell, Plaza de Cibeles y las terminales 1, 2 y 4 de Barajas. Además, muchas ciudades cuentan con servicios de trenes de Cercanías o Rodalies entre diferentes puntos de las provincias.

Bicicletas, patinetes... ¡pero cuidado!

Otra opción es tirar de bicicleta: en muchas ciudades hay servicios de préstamo de bicicletas, como el BiciMad de la capital o Bicing, en Cataluña. Ciudades que no estaban adaptadas a la circulación en bicicleta lo están haciendo cada vez más, estableciendo carriles específicos para ciclistas, y las posibilidades de circular en bicicleta cada día son más amplias. Puedes comprobar en qué ciudades existen servicios de préstamo público de bicicletas en España en el siguiente mapa:

Además, hace solo unos meses aterrizaban en España varios servicios de alquiler de patinetes eléctricos compartidos, pero aunque sea un 'gadget' que se ha puesto mucho de moda, hay que saber antes de nada si la ciudad a la que vas es apta para su circulación. De hecho, en Madrid se ha dado 'luz verde' a un nuevo proyecto de ordenanza de movilidad urbana que expulsará a estos aparatos, con los que solo se podrá circular por un puñado de calles.

[Mira este mapa de Madrid para ver por dónde circular con patinete eléctrico]

El texto del Ayuntamiento engloba estos patines eléctricos en la categoría A y B de los vehículos de movilidad urbana. Así, un patinete eléctrico que alcanzase un máximo de 30 kilómetros por hora podría circular por ciclocalles, calles residenciales, los carriles bici, zonas de coexistencia, parques y aceras bici y las llamadas calles 30 (de sentido único, donde se ha limitado la velocidad a 30 kilómetros por hora).

Una ciudadana china que se desplaza en un patinete eléctrico en Pekín | EFE
Una ciudadana china que se desplaza en un patinete eléctrico en Pekín | EFE

Vehículos de alquiler

Si el transporte público no es suficiente para llegar a una cita muy urgente, siempre podemos optar por el alquiler de vehículos. Para ello existen algunas aplicaciones, como Car2Go, un servicio de transporte eléctrico pionero compuesto por una flota de vehículos biplaza. A diferencia del taxi u otros medios tradicionales, en Car2Go es el usuario el que tiene que conducir el coche por lo que es obligatorio contar con permiso de conducir. Aunque las tarifas de Car2Go suelen ser más baratas que las de un taxi, el servicio cuenta con algunos inconvenientes. Por ejemplo, en Car2Go sólo se puede circular por determinadas áreas (en Madrid, solo por el interior de la M-30) y es el propio conductor el encargado de aparcar, así que puede ser complicado conseguir que el viaje acabe en el destino exacto.

Otra 'app' similar es Emov, del grupo PSA, que presenta algunas diferencias respecto a su competidor aunque la filosofía es la misma: vehículos eléctricos de alquiler que el usuario debe conducir. A diferencia de Car2Go, en Emov pueden viajar hasta cuatro pasajeros. El funcionamiento es similar: los vehículos se alquilan vía 'app' y tiene un radio de acción algo mayor que el de su competidor. Sin embargo, en ambos casos hay que tener en cuenta que habrá calles cortadas en el marco de las movilizaciones de los taxistas, por lo que la circulación tanto en este tipo de vehículos como en vehículo privado puede verse dificultada.

Si lo que prefieres es circular en moto, la mejor herramienta es eCooltra, un servicio prácticamente calcado a los de Car2Go y eMov. ¿La diferencia? El vehículo de transporte, ya que en este caso estamos ante un servicio de alquiler de motocicletas eléctricas disponible tanto en Barcelona como en Madrid.

Transporte Huelga Cabify Uber Metro BiciMad Turismo
El redactor recomienda