"para evitar responsabilidades penales"

El juez imputa al PDeCAT en el caso del 3% como "mero continuador" de Convergència

El juez acusa a la formación independentista de amañar concursos públicos por valor de 175 millones de euros a cambio de donaciones ilegales que sumarían un millón de euros

Foto: Último congreso del PdeCAT. (EFE)
Último congreso del PdeCAT. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha decidido imputar al PDeCAT en el caso del 3% por considerar que esta formación es un "mero continuador" de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC) en la presunta trama de financiación ilegal que habría diseñado este partido para inyectar donaciones de empresarios en su caja B. El instructor apunta que la refundación pudo tener como objetivo, precisamente, "eludir las responsabilidades penales en que hubiera podido incurrir" en el marco de este procedimiento.

El magistrado ha acordado ampliar la investigación y atribuir la condición de personas jurídicas investigadas a ambas formaciones políticas por los delitos de tráfico de influencias, cohecho y blanqueo de capitales. De la Mata ha pedido a ambas sociedades mercantiles que designen abogado y procurador para ejercer su legítima defensa.

En su auto, el magistrado explica que en esta causa se investiga a altos mandos de Convergencia, quienes, en relación con otros cargos públicos y funcionarios de distintas administraciones e instituciones catalanas, pusieron en marcha una estructura para financiar ilegalmente el partido político mediante “donaciones” a fundaciones ligadas a dicha formación (Catdem y Forum Barcelona) “en connivencia con empresarios y otros cargos de índole política, alterando todo tipo de concursos públicos, con la finalidad de "dirigir" los mismos hacia empresas que, a su vez, colaboraban con "donaciones" al partido".

Los pagos, indica De la Mata, se obtenían por las Fundaciones y, por ende, por el partido político CDC, en ocasiones como contraprestación por la adjudicación de contratos de obra pública o de servicios, con “vulneración de los principios de legalidad, igualdad y transparencia y, en otras simplemente para conseguir mejorar las expectativas de ser beneficiarios de tales contratos”.

El monto total de licitaciones comprometidas asciende por el momento a 218.759.664,19 euros y el importe de las adjudicaciones definitivas asciende a 168.706.262,00 euros. A esta última cantidad hay que añadir modificados de los proyectos por importe de 1.777.626,84 eruos y las prórrogas de las que se beneficiaron los adjudicatarios por valor de 4.539.755,37 euros. Es decir, la trama habría amañado partidas públicas que sumaron aproximadamente 175.000.000 euros. A cambio, Convervengencia y su continuadora, PDeCAT, se habrían beneficiado de “donaciones” irregulares que ascienden a más de 1.000.000 €. De la Mata subraya que las investigaciones han permitido concluir de forma indiciaria que CDC "carecía de un sistema de organización y control interno para la intervención de sus fuentes de financiación", a pesar de que, al tratarse de un partido político, estaba obligado a realizar esas inspecciones internas.

El juez también incide en que la formación habría utilizado este sistema de financiación ilegal de forma sostenida en el tiempo, con independencia "de los relevos en las personas físicas encargadas" de tutelar su contabilidad. En ese sentido, el auto recuerda que entre 2009 y 2014 ocuparon puestos directivos de CDC cargos de la relevancia de Daniel Osácar, Germá Gordó, Carles del Pozo Cerdá, Oriol Pujol Ferrusola, Francesc Javier Sánchez Vera, Lluís Corominas, Josep Rull, Francesc Homs y Andreu Viloca. Incluso después de que estallara el 'caso Palau', donde ya quedó acreditada la utilización de un sistema similar, "la operativa se mantuvo".

"La conclusión a alcanzar es que los hechos relatados evidencian la inexistencia en el partido de un modelo de organización y gestión o, en su defecto, cualquier mecanismo meramente eficaz de control que incluyera las medidas de vigilancia idóneas para prevenir la comisión de este tipo de conductas", expone De la Mata. "Esta operativa, lejos de corresponderse con una iniciativa autónoma e independiente de determinadas personas físicas en el ejercicio de sus cargos de responsabilidad en el partido, se correspondería con un sistema normalizado de financiación que se habría sostenido en el tiempo a pesar del relevo de las personas que lo integraban y a pesar de las advertencias de irregularidad de las que eran informados".

El instructor admite que CDC se diluyó en 2016 para convertirse en el PDeCAT, pero considera que existen elementos suficientes para concluir que se trata de un simple "cambio de apariencia". Para sostener la vinculación, menciona varios ejemplos. El primero es que "la composición de los órganos de dirección del PDeCAT mantiene una identidad sustancial con la composición que presentaba dos años antes (en fechas previas a la fundación de PDeCAT) los órganos de dirección de CDC". "Con la excepción de 5 personas, la totalidad de los miembros de PDeCAT que integran la estructura directiva y de responsabilidad desarrollaba funciones igualmente de responsabilidad en CDC (75 cargos de los 80 cargos del PDeCAT)", señala el auto.

En segundo lugar, el juez aprecia que durante el proceso de refundación "una parte absolutamente sustancial de los trabajadores de CDC, a pesar de estar en nómina de CDC, prestan sus servicios profesionales para PDeCAT". Asimismo, menciona que las sedes del PDeCAT están en locales propiedad de CDC. En concreto, "37 de 42 inmiebles propiedad de CDC están siendo utilizados" por la nueva marca.

El juez también se ha fijado en la identidad de los perfiles en las redes sociales de CDC y PDeCAT para evidenciar que se trata de una continuación de actividades. "Al consultar los perfiles vinculados al PDECAT existentes en diversas redes sociales, llama la atención, que su 10 a fecha de creación es, en su gran mayoría, anterior a la de la propia fundación del partido. Profundizando en la consulta de estos perfiles en redes sociales, se ha podido constatar que buena parte de estos se correspondían con perfiles vinculados a CDC y que, precisamente, coincidiendo con las fechas en que se constituye el nuevo partido, se habrían limitado a cambiar su denominación y su foto de perfil. De hecho, 123 de los 172 perfiles de FACEBOOK comprobados se encontraban activos con anterioridad a la creación del PDECAT, y se correspondían con perfiles vinculados a las delegaciones de CDC en ese mismo ámbito territorial".

Por todo el ello, indica De la Mata, "la conclusión alcanzada es que la supuesta disolución como 'actor político' de CDC y la creación del PDECAT como nuevo partido político, pudiera definirse como meramente aparente, al conservarse en el nuevo partido una identidad sustancial con la estructura, funcionamiento y recursos humanos y materiales, con los que contaba el anterior partido y que, en muchos casos, son titularidad de CDC". "Estos indicios", continúa la resolución, "parecen corresponderse con el hecho de que, a los limitados efectos que ahora interesan, la creación del PDECAT se podría identificar con una mera transformación o incluso con un simple cambio de apariencia, del partido que impulsa su creación, CDC, para eludir las responsabilidades penales en que hubiera podido incurrir".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios