casado anuncia en Barcelona su dirección

Santamaría rechaza la integración, pero seis de sus fieles dan el sí a Casado

La primera entrevista entre el presidente del partido y la exvicepresidenta del Gobierno después de la victoria del primero sirvió para constatar que el pulso continúa entre ambos

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado, y la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, durante el pleno de este miércoles. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado, y la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, durante el pleno de este miércoles. (EFE)

La exigencia de Soraya Sáenz de Santamaría de que sus partidarios tengan una cuota en los órganos de dirección, invocando el 42% de apoyos que obtuvo en el XIX congreso del PP, ha frenado muy parcialmente el proceso de integración anunciado por Pablo Casado, porque seis de sus partidarios de más peso ya han decidido incorporarse a distintos cargos sin esperar mediaciones de la exvicepresidenta. Alberto Nadal, exsecretario de Estado de Presupuestos y mano derecha de Cristóbal Montoro, será el nuevo secretario del área económica. Además, Mari Mar Blanco, Sofía Acedo, Yolanda Bel, Iñaki Oyarzabal y Sergio Ramos (último ayudante de Mariano Rajoy en La Moncloa) dieron el sí a Casado.

Antes de que se produjeran esas incorporaciones, la primera entrevista entre el presidente del partido y Sáenz de Santamaría después de la victoria del primero sirvió para constatar que el pulso continúa después de la asamblea.

Casado insiste en contar con Santamaría en el nuevo comité ejecutivo nacional, pero su oferta choca con el nuevo modelo de partido esbozado por la exnúmero dos de Mariano Rajoy al reclamar antes la incorporación masiva de sus fieles con cuota fija. El congreso extraordinario ya votó la candidatura con los 35 nombres del nuevo comité ejecutivo nacional y el margen que le queda al nuevo presidente para agregar miembros es la plaza vacante de libre designación que reservaba, en principio, para la exvicepresidenta, las responsabilidades de los antiguos secretarios de área, los puestos en los órganos de control interno, como el de las listas electoral o de garantías, y los nombramientos que quiera hacer en los grupos parlamentarios.

El planteamiento de Sáenz de Santamaría desconcertó primero a Casado y después a los dos dirigentes de su equipo de campaña que designó para continuar las conversaciones: Javier Maroto y Teodoro García. Por la otra parte, José Luis Ayllón y Fátima Báñez reiteraron la misma idea en nombre de su antigua candidatura.

Según fuentes del PP, el enroque de la exvicepresidenta impidió cerrar el capítulo que le interesaba a Casado, el de los nombres de los partidarios de Sáenz de Santamaría (como la propia Báñez), que quería incorporar al organigrama de dirección que hoy anunciará al comité ejecutivo nacional convocado en Barcelona. Los representantes del presidente ofrecieron puestos de secretaría a dos exministros, Íñigo de la Serna y Báñez, pero a los sorayistas convocados les pareció poca representación y, al igual que José Luis Ayllón, rechazaron la oferta.

Los fieles al nuevo presidente insisten en que ya no cabe hablar de equipos ni de sectores "porque todos somos compañeros", y que ahora toca distribuir funciones y responsabilidades "entre los mejores" al margen de lo que pudieron votar en el congreso. De hecho, destacados dirigentes regionales, provinciales, diputados y senadores que apoyaron en el proceso congresual a Santamaría ya habían enviado mensajes para ponerse a las órdenes del nuevo presidente. Génova dio los nombres de los seis primeros 'fichajes' en cuanto los enviados de Santamaría difundieron su rechazo a la integración.

Santamaría rechaza la integración, pero seis de sus fieles dan el sí a Casado

El sucesor de Rajoy tuvo que recordar antes que había ganado el congreso extraordinario y que la inmensa mayoría de los miembros de la dirección ya están elegidos por los compromisarios que se decantaron por su lista. Incluso ironizó en público sobre el cambio de opinión de Santamaría, quien en cuestión de días pasa "de la lista más votada a la proporcionalidad".

A la espera de la decisión final de la exvicepresidenta, Casado anunciará el reparto de cargos completo en ese comité ejecutivo que dejó en el congreso sin responsabilidades asignadas y en el que Dolors Monserrat se perfila como nueva secretaria general.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios