con el voto particular en contra del presidente de la sala

Mantienen en libertad al guardia civil de La Manada que quiso renovar el pasaporte

La resolución llega cuando esta misma sala acaba de desestimar los recursos de la Fiscalía y las acusaciones contra el auto del 21 de junio que decretaba la libertad provisional de todos los procesados

Foto: Antonio Manuel Guerrero, en una de sus llegadas al juzgado de Sevilla para firmar. (EFE)
Antonio Manuel Guerrero, en una de sus llegadas al juzgado de Sevilla para firmar. (EFE)

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha decidido mantener en libertad provisional al miembro de La Manada Antonio Manuel Guerrero por intentar obtener el pasaporte pese a tenerlo prohibido tras desestimar la solicitud de la Fiscalía, que había reclamado su reingreso en prisión "ante el riesgo de fuga manifestado por el intento de quebrantamiento" de la medida que le impedía "obtener un nuevo pasaporte en el futuro". La decisión se ha adoptado con el voto a favor de los magistrados Raquel Fernandino y Ricardo González y con el voto particular discrepante del presidente de la sala, José Francisco Cobo, que abogaba por mantener en prisión a Guerrero por quebrantar las medidas cautelares impuestas.

La resolución llega cuando esta misma sala acaba de desestimar los recursos de súplica presentados por la Fiscalía y las diferentes acusaciones contra el auto del pasado 21 de junio que decretaba la libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros para los cinco jóvenes sevillanos condenados a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual con prevalimiento por los hechos cometidos en los Sanfermines de 2016. De este modo, todos los integrantes de La Manada seguirán en libertad provisional hasta que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) resuelva los recursos presentados contra el fallo del 26 de abril que les condena a nueve años de cárcel, lo que tendrá lugar previsiblemente a finales de septiembre o principios de octubre. Aunque contra la resolución de este martes cabe recurso de súplica ante la misma sala, es difícil que esta posibilidad prospere.

El pronunciamiento de la Audiencia de Navarra llega casi tres semanas después de la vista celebrada el pasado 5 de julio para abordar la petición de la Fiscalía de revocar la libertad provisonal de Guerrero, y en la que tanto el afectado como los nueves testigos comparecieron por videoconferencia desde Sevilla. La demora de la sala en adoptar una decisión -estaba previsto que la resolución se dictara durante los Sanfermines- había provocado sorpresa a nivel judicial, donde no se entendía este retraso. A este respecto, la consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, había calificado la pasada semana de "inadmisible" que aún no se hubiera resuelto esta cuestión.

La Audiencia de Navarra debía decidir sobre el futuro de Guerrero, guardia civil de profesión, después de que éste intentara renovar su pasaporte el primer día hábil tras su puesta en libertad provisional, a pesar de que tanto él como los otros cuatro procesados no pueden abandonar el país sin autorización judicial y debían entregar este documento en el juzgado con la prohibición de obtenerlo en el futuro. La vista para decidir si se atendía la petición de la Fiscalía de revocar su excarcelación se prolongó durante cerca de cinco horas. La Fiscalía, la acusación particular que representa a la víctima y las acusaciones populares, ejercidas por el Gobierno de Navarra y del Ayuntamiento de Pamplona, reclamaron el reingreso en prisión de Guerrero por quebrantar las medidas cautelares impuestas.

Jesús Pérez, abogado de Guerrero, negó este extremo y atribuyó a un "malentendido" la actuación de su defendido, que acudió a la oficina de expedición de DNI y Pasaportes de Tablada, en Sevilla, a "pedir información" ya que tenía este último documento caducado y no sabía si tenía que renovarlo para entregárselo al tribunal. Pero, en contraposición con esta versión, la Policía Nacional elaboró un informe en el que reflejaba que el miembro de La Manada pidió renovar su pasaporte sin aludir al cumplimiento de ningún auto judicial y que entonces saltó la alerta en el sistema de que no podía hacerlo al pesar sobre él la prohibición de abandonar el país sin autorización judicial. En esta versión se reafirmaron los funcionarios que atendieron a Guerrero, que ratificaron durante la vista que el procesado acudió a sacarse el pasaporte y no a hacer consultas.

Las polémicas resoluciones adoptadas por la Sección Segunda en relación al caso de La Manada han provocado numerosas protestas en la calle y han llevado al Gobierno de Pedro Sánchez a anunciar sus intenciones de reformar el Código Penal para que que se considere delito sexual todo abuso a una mujer cuando no medie un sí expreso de ella. Ahora, el caso llegará al Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN). Los cinco magistrados de la Sala de lo Penal resolverán los recursos presentados por la Fiscalía y las acusaciones, que defienden que los hechos son constitutivos de un delito de agresión sexual, y por las defensas, que reclaman la absolución de los procesados al sostener que fueron relaciones sexuales consentidas. En todo caso, se da por seguro que se va a agotar la vía judicial con el Tribunal Supremo como siguiente y última parada.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios