pasa a la sala segunda del ts

Lamela abandona la AN y pasa al Supremo: Rosell y Trapero, a la espera de nuevo juez

Lamela se incorporará a una Sala que también se ha hecho cargo de causas relacionadas con el 'procés', pero debido a su actuación en la Audiencia Nacional ella no participará en las mismas

Foto: Carmen Lamela.
Carmen Lamela.

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial ha elegido este martes a Carmen Lamela Díaz como nueva jueza de la Sala Segunda del Tribunal Supremo. La magistrada trabajaba hasta ahora en la Audiencia Nacional, donde se había hecho cargo en los últimos meses tanto de la investigación contra el expresidente del Barça Sandro Rosell como del caso contra el que fuera mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero. Lamela ha obtenido 13 de los 21 votos del Pleno del CGPJ para cambiar de puesto.

En lo que se refiere a la situación en la que quedan los procesos contra Rosell y Trapero tras la marcha de la jueza, ambos casos serán ahora asumidos por el magistrado que ocupe el Juzgado Central de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional, cuya titularidad ostentaba Lamela desde 2015. Dado que el procesamiento de ambos ya se ha llevado a cabo -Rosell, por blanqueo de capitales y organización criminal; Trapero, por sedición y organización criminal-, el nuevo juez tendrá que determinar cuándo comienza el correspondiente juicio oral.

Más allá de Lamela, el Pleno del Consejo General del Poder Judicial también ha nombrado este martes a Susana Polo García magistrada de la Sala Penal del Tribunal Supremo y a Eduardo de Porres juez de la Sala Segunda del mismo tribunal, con 14 votos a favor en ambos casos. Polo había ejercido hasta ahora como magistrada de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, mientras que Porres era presidente de la Audiencia Provincial de Madrid. El último nombramiento aprobado este martes por el CPGJ ha sido el de Dimitry Berberoff, quien pasará de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña a la Sala Tercera del Tribunal Supremo tras obtener nueve votos.

La Sala Segunda contará por tanto a partir de ahora con tres magistradas -Ana Ferrer, Carmen Lamela y Susana Polo-, aumentando así a 14 el número de juezas en el Supremo (frente a 81 magistrados): una, en la Sala Primera (María Ángeles Parra); tres, en la Sala Tercera (Pilar Teso, Inés Huerta, Isabel Perelló y Celsa Pico); cinco, en la Sala Cuarta (Lourdes Arastey, Milagros Calvo, María Luz García Paredes, María Luisa Segoviano y Rosa María Virolés); una, en la Sala Quinta (Clara Martínez de Careaga); y las tres ya mencionadas.

La jueza del 'procés'

Aunque la causa contra los implicados en el 'procés' la lleva ahora el Tribunal Supremo, Lamela fue quien se hizo cargo de la misma en septiembre de 2017, cuando aceptó investigar la querella de la Fiscalía por los hechos ocurridos en Barcelona el 19 y 20 de septiembre. Un mes después, el 17 de octubre de 2017, la jueza envió a prisión preventiva al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y al de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, tras lo que fue un paso más allá y aceptó también la querella de la Fiscalía contra Carles Puigdemont y 13 de sus 'consellers' por rebelión, sedición y malversación.

El 2 de noviembre, Lamela decretó prisión sin fianza para los miembros del Govern cesado que todavía no habían huido al extranjero, entre ellos Oriol Junqueras y Raül Romeva. Al mismo tiempo, la jueza dictó una orden europea de detención y entrega contra Carles Puigdemont y los otros cuatro políticos que habían abandonado España, pasando así la magistrada a convertirse en un objetivo habitual de los ataques independentistas: se creó una campaña en change.org para pedir la inhabilitación de la jueza, políticos catalanes la acusaron de seguir las directrices del Gobierno de España...

Tras varias semanas de polémica, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena dictó un auto el 24 de noviembre por el que se hacía cargo de los principales casos que hasta entonces llevaba la propia Lamela, decisión que contó con la aprobación de la magistrada. De esta manera, en manos de Lamela tan solo quedó a partir de entonces el proceso contra el exmayor de los Mossos Josep Lluís Trapero y contra su intendente Teresa Laplana.

Después de su nuevo nombramiento, Lamela se incorporará ahora a una Sala del Tribunal Supremo que también se ha hecho cargo de causas relacionadas con el 'procés', pero debido a su actuación en la Audiencia Nacional ella no participará en las mismas.

El 'caso Alsasua'

Otro caso mediático que acabó en manos de Lamela fue el de la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en un bar de Alsasua el 15 de octubre de 2016, suceso por el que procesó a nueve personas por los delitos de terrorismo, lesiones, atentado y odio. De todos modos, la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó finalmente el pasado junio a ocho de los acusados a penas que oscilan entre los 2 y 13 años de prisión por los delitos de atentado a los guardias civiles, lesiones, desórdenes públicos y amenazas.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios