COMPARECENCIA EN LA COMISIÓN DE IGUALDAD

El Gobierno plantea revisar la Constitución para que su lenguaje incluya a las mujeres

Calvo encarga un informe a la RAE para que adecue el texto de 1978 y no sea sexista. También propone cambiar el Código Penal para que si no hay un sí expreso se considere agresión sexual

Foto: La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, a su llegada este 10 de julio a la Comisión de Igualdad del Congreso. (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, a su llegada este 10 de julio a la Comisión de Igualdad del Congreso. (EFE)

Puede que una reforma profunda de la Constitución no sea posible en esta legislatura. Pero sí que quizá queda un retoque más humilde pero enormemente simbólico: hacer que la Carta Magna cambie su lenguaje, para que sea más "inclusivo" y tenga en cuenta a las mujeres, que en la redacción de 1978 apenas existe.

Es la idea del Gobierno socialista. Promover un retoque de la Ley Fundamental en ese ámbito. Lo anunció este martes la vicepresidenta, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, en el Congreso de los Diputados. Era su segunda comparecencia monográfica en la Cámara Baja. La semana pasada lo hizo en la Comisión Constitucional, y ahí se centró en las relaciones con Cataluña o la memoria histórica. Hoy lo hizo en la Comisión de Igualdad, en la que anunció otras medidas como una mayor dotación a los ayuntamientos para luchar contra la violencia de género o un cambio en el Código Penal para se entienda como violación una relación sexual no consentida por la mujer, medie o no intimidación, y que pretende que no se repitan casos como la sentencia contra La Manada.

Calvo adelantó que ha encargado a la Real Academia Española (RAE) un estudio para poder adecuar la Carta Magna a un lenguaje "inclusivo", "correcto", no sexista y "verdadero de una democracia que transita a la igualdad". "Tenemos una Constitución en masculino", de "ministros y diputados, que se corresponde a hace 40 años". La vicepresidenta recordó que el lenguaje es un elemento que "envuelve" todo, algo "bastante importante para trabajar sobre la igualdad" puesto que, como decía Wittgenstein, "lo que no se nombra no existe".

La vicepresidenta señala que este retoque de la Carta Magna puede hacerse "independientemente" de que salga adelante una reforma más ambiciosa


El Ejecutivo tiene la intención de llevar al Parlamento el informe que elabore la RAE —a la Comisión de Igualdad y a la Constitucional—, con el objetivo de que la reforma se abra paso "independientemente" del cauce que siga una reforma de la Carta Magna mucho más ambiciosa y profunda ("eso sería otro tema", avisó). Es decir, que esta modificación estructural del texto de 1978, que puede o no darse esta legislatura "no empece" para que se trabaje en un retoque más sencillo y simbólico, a fin de que la Constitución "incluya a las mujeres" o borre todo signo de discriminación, como la referencia a los "disminuidos" del artículo 49, hecho que ya le recordó hace una semana el diputado del PDeCAT Jordi Xuclà y tras lo que la dos del Gobierno recogió automáticamente el guante.

Solo dos menciones a la mujer

Fue entonces cuando la ministra recordaba que la Ley Fundamental apenas citaba a la mujer. De hecho, solo lo hace en dos momentos: en el artículo 57, cuando precisa el orden de sucesión de la Corona —y da prelación al varón sobre la mujer— y cuando, en su art. 32, indica que "el hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica".

A algunas nos costaba trabajo prometer como ministros, fundamentalmente porque somos ministras", dice Calvo

"Cuando el Gobierno fue a la toma de posesión, a algunas nos costaba trabajo prometer como ministros, fundamentalmente porque somos ministras", decía Calvo a sus señorías, evocando el momento en el que varios miembros del Gabinete de Pedro Sánchez, siguiendo su pauta, prometieron su cargo como integrantes del "Consejo de Ministras y Ministros".

El Gobierno plantea revisar la Constitución para que su lenguaje incluya a las mujeres

El retoque que planteó Calvo para eliminar toda discriminación en la Carta Magna no se consideraría una reforma agravada, por lo que bastaría el respaldo de una mayoría de tres quintos de Congreso y de Senado, tal como se hizo cuando se modificó, en 2011, el artículo 135 para incluir el corsé de déficit y deuda.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios