todavía no ha hablado con el segundo aspirante a dirigir el pp

La unificación en punto muerto: Casado rechaza la Secretaría que ofrece Santamaría

La ganadora de la primera vuelta de las primarias del Partido Popular asegura que a ambos les unen "muchísimas más cosas" de las que les separan "en este momento"

Foto:  La exvicepresidenta del Gobierno y candidata a liderar el PP, Soraya Sáenz de Santamaría (d), saluda al exvicesecretario de comunicación y también candidato a dirigir al partido, Pablo Casado (i). (EFE)
La exvicepresidenta del Gobierno y candidata a liderar el PP, Soraya Sáenz de Santamaría (d), saluda al exvicesecretario de comunicación y también candidato a dirigir al partido, Pablo Casado (i). (EFE)

La candidatura única en el PP solo encuentra obstáculos en la campaña que han reanudado Santamaría y Casado. Frente a la voluntad de la candidata a la presidencia del Partido Popular y ganadora en la primera votación de los afiliados, Soraya Sáenz de Santamaría, de tender la mano al siguiente aspirante más votado, Pablo Casado, e incluso ser "generosa" en la "definición de equipos", este último ha aclarado que no se postuló a la carrera para presidir el partido "para conseguir un cargo ni para hacer lo mismo con los mismos".

La exvicepresidenta, que concedió este sábado una entrevista a la COPE, explicó que aún no había hablado con Casado y que no descartaba ofrecerle un puesto como la secretaría general de la formación: "Todo depende de esa conversación". "No he hablado todavía con él y todo depende de esa conversación pero he dejado muy claro que en esa definición de equipos estoy dispuesta a hablar con generosidad y que el secretario General no tiene por qué ser una persona de mi equipo, que quiero que sea transversal".

En otra entrevista para 'El Mundo', Sáenz de Santamaría ha asegurado que está en el ADN del PP que mande la lista más votada: "Yo soy la lista más votada y en el Partido Popular la defensa de que gobierne la lista más votada es algo que está en nuestro ADN". Pablo Casado ha respondido a estas declaraciones criticando la anterior gestión del Gobierno: "El ADN del PP es no negociar con independentistas, bajar impuestos, estar a favor de la familia y de la vida, homenajear a las víctimas del terrorismo. Ese es el ADN del PP. Nos han mandado a la oposición, a ver si nos damos cuenta. Y si queremos volver al Gobierno, tenemos que sacar 11 millones de votos". Refiriéndose a la exvicepresidenta, ha asegurado: "Si alguien se ha presentado al Congreso para mantener el poder, no es mi caso".

Sobre el diálogo con el segundo candidato, Sáenz de Santamaría ha declarado que su intención para esa charla, a la que no puso fecha, sería "escucharle, ver qué objetivo tiene y cómo quiere enfocar desde el punto de vista de los valores el proyecto" que ambos pueden "compartir" porque, asegura, a ambos les unen "muchísimas más cosas" de las que les separan "en este momento". Pero Casado no estaba por la labor. Al término de un acto de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), el candidato objetó que no llegó hasta este punto "para hacer lo mismo con los mismos".

"Si alguien se ha presentado para seguir en el poder no es mi caso", añadió. El candidato señaló que el objetivo es refundar el partido de centro derecha para volver a convertirlo en la formación que lograba 11 millones de votos, pero no con un proyecto que ha estado al frente del gobierno durante 8 años y "ya se ha visto a dónde nos ha llevado: nos han echado con una moción de censura, y el problema catalán sigue ahí".

Santamaría reafirmaba así su intención de conformar una lista de integración con Casado, posición que defiende alegando que es el deseo que los afiliados expresado en sus actos de campaña, que "si se han hecho unas primarias es para leer el resultado de esas primarias", que el PP es "un partido al que la integración le gusta y es un elemento importante" y que si siempre ha defendido que gobierne la lista más votada cuando hay comicios, a nivel interno "hay que ser coherentes". "Si no, ¿qué le vamos a decir a Pedro Sánchez?", ha planteado.

Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso de los Diputados, junto al expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (Reuters)
Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso de los Diputados, junto al expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (Reuters)

"Creo que podemos hacer muchas cosas juntos", ha añadido respecto de Pablo Casado. "No creo que la renovación dependa exclusivamente de la edad, depende de las ideas. Tenemos una trayectoria por delante que podemos recorrer todo el partido juntos para hacer un proyecto regenerador que tiene que estar basado en la integridad y en un proceso de integración en que favorezcamos nuestro proyecto integrado en una candidatura transversal", ha añadido.

"Me veo como una mujer fuerte del PP"

Preguntada por si se imagina ya como la canciller alemana Angela Merkel, es decir, al frente de un Gobierno, Santamaría ha dicho que sí. "Me veo como una mujer fuerte del Partido Popular que puede plantar cara a Pedro Sánchez y, efectivamente, seguir la estela de esas mujeres que cada una en su estilo, en su país y en su partido llevaron a que las mujeres viéramos de verdad la igualdad de oportunidades realizada y roto un poquito el techo de cristal", ha comentado.

Considera además, que el PP, incluido su sector más conservador, está preparado para elegir a una mujer presidenta del Gobierno, entre otras cosas porque la mayoría de los afiliados "ya lo han hecho". "Éramos varios candidatos, dos mujeres y cuatro hombres, y las mujeres nos hemos llevado el 63% de los votos y los hombres el 37% restante. Con eso se lo digo todo: Si hay un partido que confía en las mujeres está claro que es el PP", ha sentenciado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios