un teléfono asignado a juanjo castillo

Caso Abidal: la Policía identificó el móvil del Barça pero la jueza nunca lo investigó

Informó de que se trataba de un número corporativo del club, pero la magistrada no envió oficio para que se le informara de a quién había sido asignado

Foto: El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell y el empleado del club Juanjo Castillo. (EP)
El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell y el empleado del club Juanjo Castillo. (EP)

El Juzgado 28 de Barcelona tenía identificado el número de teléfono con el que habló el expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell sobre el trasplante de hígado del actual secretario técnico del club, Éric Abidal. Según informan a El Confidencial fuentes jurídicas, la Policía informó a la magistrada encargada de investigar la donación efectuada por un supuesto primo, de nombre Gérard, de que ese móvil, empleado por una persona desconocida, pertenecía al Barça que ostentaba su titularidad.

Pese a contar con este dato, la jueza no trató de averiguar a través del club la identidad exacta del interloculor. En las escuchas desveladas este miércoles por El Confidencial, Rosell asiente ante la afirmación de alguien anónimo —'Juanjo'— de que se compró "un hígado ilegal" para el exjugador azulgrana. Esta persona clave, la que afirma también que 'vendieron' que era del primo, empleaba el teléfono XXX224778.

Caso Abidal: la Policía identificó el móvil del Barça pero la jueza nunca lo investigó

Fuentes del caso desvelan ahora que la conversación sospechosa que incluía indicios de tráfico de órganos no se remitió a Barcelona aislada sino que se acompañó de un breve informe policial en el que se identificaba el número de teléfono. Se trataba de un número corporativo del FC Barcelona. Los investigadores realizaron las diligencias imprescindibles antes de que la Audiencia Nacional se desprendiera de la cuestión al carecer de competencia. Además de reseñar a quién pertenecía el teléfono, informaban en ese escrito al juzgado que acabó recibiendo el caso del lugar en que se había efectuado la operación.

La magistrada Olalla Ortega no cursó, pese a ello, oficio alguno al club azulgrana para que le señalara a quién se le había asignado este teléfono. Se limitó a realizar dos únicas diligencias: reclamar la documentación sobre el asunto al centro médico BarnaClinic y cursar una comisión rogatoria a Francia , que resultó infructuosa. Archivó solo 24 horas después de que las autoridades galas le denegaran la cooperación que había solicitado para localidad a Gerard.

Juanjo Castillo

No habría sido tan difícil identificar al interlocutor. Según ha podido averiguar este diario, el usuario del teléfono XXX224778 es Juanjo Castillo, un empleado del FC Barcelona que llegó al club precisamente de la mano de Rosell cuando este entró en la directiva como vicepresidente de Joan Laporta en 2003. El primer encargo que recibió Castillo fue el de estar encima de Ronaldinho, fichado esa misma temporada. El delantero brasileño aterrizó con fama de tener una gran afición por el mundo de la noche. También desarrolló esa misma función con otras estrellas 'blaugranas', encuadrado oficialmente en la llamada Oficina del Jugador. En 2007, dos años después de que Rosell, su gran valedor, abandonara el club, Laporta decidió despedirlo.

Caso Abidal: la Policía identificó el móvil del Barça pero la jueza nunca lo investigó

Cuando el presunto cerebro de la operación Rimet volvió al Barça en 2010 por la puerta grande, incluyó de nuevo a Castillo en su equipo. En concreto, Rosell lo nombró adjunto a la presidencia, es decir, lo convirtió en su mano derecha. Esos eran los puestos que ambos desempeñaban cuando se anunció en 2011 que Abidal sufría un cáncer de hígado y también cuando un año después el jugador recayó en esa dolencia y fue sometido al controvertido trasplante. Castillo asistió a ese doloroso trance desde una posición privilegiada.

En 2014, cuando Rosell abandonó el club y Josep Maria Bartomeu tomó el mando, Castillo dejó el cargo de adjunto a la presidencia y se convirtió en director de comunicación del Área de Secciones, el departamento que gestiona las divisiones de baloncesto, balonmano, fútbol sala y hockey sobre patines. Un portavoz del FC Barcelona ha confirmado a este diario que Castillo sigue formando parte del Área de Secciones, aunque asegura que su labor actual consiste en ejercer de enlace entre el club y los jugadores y ayudarlos en todo aquello que puedan necesitar.

Este jueves se conoció, además, un dato fundamental. Pese a la versión ofrecida desde el Tribunal Superior de Justicia de Barcelona, que aseguraba que el cierre de la instrucción contó con su informe favorable, la Fiscalía asegura que en ningún momento se le consultó sobre si procedía el archivo de la causa. El Ministerio Público nunca informó a favor y se limitó a dar su 'visé' y no recurrir la decisión, al valorar que el plazo límite de seis meses si la causa no es compleja estaba a punto de cumplirse. Ahora, sopesan reclamar una reapertura convencidos de que no se tiró de todos los cabos para poder esclarecer los hechos.

Caso Abidal: la Policía identificó el móvil del Barça pero la jueza nunca lo investigó

Datos esenciales

Por otra parte, las fuentes consultadas apuntan que la clínica donde Abidal se sometió al trasplante de hígado no remitió a la jueza datos esenciales ante la primera reclamación de información que realizó la instructora. En los documentos aportados faltaba algo tan simple como la fecha de la intervención. También faltaban páginas de los protocolos seguidos para esta donación de un familiar vivo. El hospital tampoco aportó documento alguno que sirviera para identificar al supuesto donante: ni pasaporte, ni documento de identidad ni partida de nacimiento.

Según apuntan, la jueza se vio obligada a realizar un segundo requerimiento al hospital para obtener los detalles que necesitaba para tratar de averiguar lo sucedido. Solo tras esta segunda petición, BarnaClínic, sección privada del Clínic barcelonés, facilitó tanto la fecha de la intervención como el resto de detalles de relevancia, entre ellos una partida de nacimiento de Gérard. Fue entonces cuando la magistrada Olalla Ortega se decidió a pedir información complementaria a Francia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios