tras la exclusiva de el confidencial

La Organización Nacional de Trasplantes abre una investigación por el caso Abidal

La Audiencia Nacional abrió una pieza separada tras detectar cuatro conversaciones en las que el expresidente del Barça admite que la supuesta donación de un primo del jugador fue un montaje

Foto: El francés, Éric Abidal (c), junto al vicepresidente del FC Barcelona, Jordi Mestre (i) y el Director Deportivo, Pep Segura (d). (EFE)
El francés, Éric Abidal (c), junto al vicepresidente del FC Barcelona, Jordi Mestre (i) y el Director Deportivo, Pep Segura (d). (EFE)

La Organización Nacional de Trasplantes ha anunciado que abre una investigación interna por las sospechas en torno al trasplante de hígado de 2012 del exjugador del Barça Eric Abidal. Según se desprende de unas conversaciones telefónicas mantenidas en 2017 por el expresidente del club, Sandro Rosell, el órgano se habría comprado de forma ilegal y el donante no era un primo francés del jugador, explicación que dieron tanto Abidal como el club hace seis años.

"La ONT ha tenido conocimiento de este asunto por la prensa. Ante la gravedad de los hechos denunciados, ha iniciado una investigación interna en colaboración con la OCATT (Organización Catalana de Trasplantes) y el Hospital Clinic de Barcelona", anuncia la institución en un comunicado enviado a El Confidencial. Aunque la ONT insiste en que, "según la información de la que dispone", el proceso de donación y trasplante de Eric Abidal "estaba acorde con la legislación vigente y los protocolos clínicos habituales en materia de trasplante de donante vivo", la noticia publicada en exclusiva por este diario ha llevado ahora a la organización a indagar en el caso.

Las dudas en torno al trasplante se basan en cuatro llamadas telefónicas interceptadas por la Guardia Civil y la Policía Nacional en 2017, conversaciones en las que Sandro Rosell admitía implícitamente haber “comprado un hígado ilegal” para Eric Abidal, que en 2012 fue sometido a un trasplante de ese órgano para superar un cáncer. Las escuchas fueron autorizadas por el Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, en el que se investiga a Rosell por blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

La Organización Nacional de Trasplantes abre una investigación por el caso Abidal

Al considerar que los hechos descubiertos podían ser constitutivos de un presunto delito de lesiones por tráfico de órganos, dicho tribunal remitió el caso al juzgado de instrucción 28 de Barcelona, donde ante la falta de colaboración por parte de las autoridades francesas, país del que supuestamente procedía el hígado, se archivó finalmente el caso con el visto bueno de la Fiscalía.

El contenido de los pinchazos es el siguiente. Un intercolutor desconocido le dice a Rosell: “Vamos a ver una cosa, es que no [inenteligible], Sandro… es que va contra nosotros [Abidal, se entiende]… a este tío le compramos un hígado ilegal". El expresidente azulgrana reacciona a esa grave afirmación con un sonido transcrito por los investigadores como un sencillo “ummm”, ante lo que su interlocutor sigue hablando: “Y vendimos que era del primo, ¡que era del primo! Le pagamos dos años de contrato, lo que le quedaba”. Ante esta segunda revelación, Rosell ya responde con un triple “sí”, corroborando presuntamente la veracidad de los hechos.

Tres controles distintos

Más allá de la apertura de la investigación, la ONT recuerda en su comunicado que "España ha sido un país pionero en introducir en el Código Penal el tráfico de órganos como un delito castigado con penas de hasta 12 años de prisión", recordando en este sentido que para el caso de las donaciones se contemplan hasta tres controles distintos:

  • "Un primer control se realiza por parte de un equipo médico independiente del que va a realizar la extracción del órgano y su posterior trasplante".
  • "Un segundo control radica en el Comité de Ética del Hospital que tiene que emitir una resolución positiva o negativa de la donación de vivo caso por caso".
  • "En tercera instancia, el donante, acompañado por un médico del equipo que va a realizar la extracción del órgano y del médico que ha evaluado al donante, se entrevista con un juez, que tiene que autorizar la donación y comprobar que ésta se va a realizar sin ningún tipo de contraprestación económica o presión psicológica".

Si en dicho proceso existe "alguna duda de que la donación no se produce de forma expresa, libre, desinteresada, o que puede haber algún tipo de prestación económica", la ONT señala que la donación debe entonces ser cancelada.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios