el gobierno lo desvincula y el pp lo ataca

Sánchez traslada a los presos para intentar allanar la cita con Torra y cautivar a ERC

ERC mantiene la distancia con el Gobierno y amenaza con bloquear la legislatura si se excluye del diálogo la celebración de un referéndum

Foto: El portavoz de ERC, Joan Tardà, pasa delante de Pedro Sánchez, la vicepresidenta, Carmen Calvo y el ministro Josep Borrell. (EFE)
El portavoz de ERC, Joan Tardà, pasa delante de Pedro Sánchez, la vicepresidenta, Carmen Calvo y el ministro Josep Borrell. (EFE)

Pedro Sánchez intenta allanar estos días el encuentro que mantendrá el próximo lunes 9 de julio con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Al mismo tiempo, el presidente del Gobierno comprueba la dificultad de atraer a ERC, que amenaza con bloquear la legislatura si se excluye del diálogo la celebración de un referéndum en Cataluña. El acelerar el traslado a cárceles catalanas a seis líderes independentistas presos para que sea antes de esa reunión tiene la lógica de los gestos de distensión, aunque oficialmente se asegure que es una medida casi automática que hubiera adoptado de la misma manera el Gobierno de Mariano Rajoy, una vez terminada la instrucción judicial en el Tribunal Supremo.

La estrategia de La Moncloa se basa en tres líneas claras: no entrar a polemizar con la Generalitat y evitar los enfrentamientos; trabajar discretamente para favorecer acuerdos de manera inmediata, y, por último, realizar gestos políticos como el del traslado de los reclusos.

Sánchez traslada a los presos para intentar allanar la cita con Torra y cautivar a ERC

Al primer capítulo pertenecen las palabras de Sánchez restando importancia al incidente de Torra en Washington con el embajador de España, Pedro Morenés, y la débil respuesta a los desplantes del presidente de la Generalitat con el Rey en Tarragona. En el segundo se incluyen los contactos para favorecer los trabajos de la comisión bilateral a finales de julio, en lo que trabajan hace semanas los ministros Carmen Calvo, Meritxel Batet y José Luis Ábalos. Del otro lado, ha intervenido Pere Aragonès, vicepresidente del Govern y se pretende normalizar la relación entre cada ministro y cada conseller. La idea es que el mismo lunes Torra salga de La Moncloa con la impresión de una cierta normalización en las relaciones entre Gobierno y Generalitat.

Sánchez traslada a los presos para intentar allanar la cita con Torra y cautivar a ERC

En ese intento de normalizar la relación ha participado el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, con sus encuentros con Jordi Cuixart en prisión y con Torra en la sede de la Generalitat. Iglesias ha dado cuenta al presidente del Gobierno de esas conversaciones, en un intento de acercar esas posiciones. Este lunes, el líder de Podemos ha mostrado su satisfacción por los traslados.

Sin embargo, una semana antes del primer encuentro entre Sánchez y Torra, las relaciones entre el Gobierno y ERC no pasan por su mejor momento, hasta el punto de poner en riesgo estos contactos y trabajos. Es más, ERC amenaza con bloquear la legislatura y el presidente del Gobierno ha comprobado estos días que aunque tuviera sus votos en la moción de censura, no tiene ni mucho menos asegurados los votos de los independentistas en cualquier trámite del Congreso. Sánchez se ha dado de bruces estos días contra la realidad.

Las condiciones de ERC

Por ejemplo, está en el aire la posibilidad de sacar adelante el miércoles en el Congreso la elección de la nueva dirección de RTVE, porque ERC se mantiene en el no, poniendo una condición que no es fácil de asumir por el Gobierno.

Joan Tardà, portavoz de ERC, explica que el Gobierno debe hacer explícita su voluntad de no excluir del diálogo la convocatoria de un referéndum. No se trata, según explica, de una negociación, pero sí de la voluntad de crear un marco que favorezca ese diálogo. Es fundamental, según su versión, lo que diga este martes en el Congreso la vicepresidenta Carmen Calvo, que comparece por primera vez para exponer sus planes. Tardà la interpelará y ese cara a cara marcará en parte el futuro inmedito de esas relaciones.

Sánchez traslada a los presos para intentar allanar la cita con Torra y cautivar a ERC

El origen del conflicto es una moción sin valor ejecutivo que se votó el pasado martes en el pleno del Congreso. El texto de ERC proponía un diálogo sin exclusiones y el PSOE quiso eliminar esas palabras para remitir a la comisión mixta. La moción fue rechazada, ERC se sentió preterida y decidió oponerse a decisiones del Gobierno y el PSOE, empezando por RTVE. Y la conclusión es que PSOE y Podemos tienen un pacto sobre Tomás Fernando Flores que está pendiente de un acuerdo antes del miércoles con ERC o con el PP. En caso contrario, Sánchez sufriría su primera gran derrota parlamentaria y constataría cómo de dificil le será gobernar. La rectificación de los socialistas y de Podemos para buscar un presidente de dentro de RTVE y favorecer el acuerdo habría sido para nada.

ERC ni siquiera reconoce como gesto el traslado de los presos independentistas a Cataluña. Es decir, el Gobierno tiene la primera dificultad de hacerse reconocer como gesto el traslado. Los afectados son el líder de ERC, Oriol Junqueras, el exconsejero Raül Romeva, el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y las dos únicas mujeres encarceladas, la exconsejera Dolors Bassa y la expresidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell. Todos ellos dormirán el jueves en cárceles catalanas, y quedan aún Joaquim Forn, Josep Rull y Jordi Turull, privados de libertad en Estremera.

Para llevar a cabo esos traslados se han producido conversaciones entre la administración de prisiones del Estado y la de la Generalitat. Y, previamente, la consulta al juez instructor Pablo Llarena, a cuyo cargo están los presos independentistas. Cuando empiece el juicio dentro de unos meses, tendrán que hacer el camino de vuelta para estar a disposición del Tribunal Supremo.

Sánchez traslada a los presos para intentar allanar la cita con Torra y cautivar a ERC

ERC y PDeCAT reclaman la libertad de los presos con el convencimiento de que la Fiscalía General del Estado podría cambiar de posición, una vez que María José Segarra ha sustituido a Julián Sánchez Melgar. La nueva fiscal general mantuvo el miércoles en el Congreso la misma posición que su predecesor y no dio muestras de querer modificar el criterio de los cuatro fiscales de sala que intervienen en el procedimiento contra los secesionistas.

Desvincular los traslados del lunes

El Gobierno y el PSOE, no obstante, se esfuerzan en intentar desvincular los traslados de la reunión entre Sánchez y Torra. Así, la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, aseguró que no ve novedad en el acercamiento de los presos del 'procés' a Cataluña porque se trata de una medida que el Gobierno ya había anunciado y que ve "lógica" porque, una vez concluida la fase de instrucción, estos reclusos, en prisión preventiva, han de estar cerca de sus familias.

Sánchez traslada a los presos para intentar allanar la cita con Torra y cautivar a ERC

Al PP, el anuncio de traslado le sirvió para criticar a Sánchez por lo que considera cesión a los independentistas. Rafael Hernando, portavoz del PP en al Congreso y máxima autoridad en este momento de los populares, vinculó las dificutades para renovar RTVE con la decisión de trasladar a los presos a Cataluña.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios