los candidatos a las primarias del pp

Casado, programado para liderar el PP

El responsable de Comunicación del partido es el más joven de los candidatos. Es liberal y ha trabajado con Aznar, con Rajoy y con Esperanza Aguirre

Foto:  Ilustración: Raúl Arias.
Ilustración: Raúl Arias.

Los tres vicesecretarios del PP (Pablo Casado, Andrea Levy y Javier Maroto) comparten un chat en WhatsApp en el que comentan los acontecimientos e intentan coordinarse. En los últimos años han intercambiado muchos mensajes en los que se preguntan asombrados por los nombres de detenidos o imputados de su partido, porque la mayoría de ellos hicieron política y cometieron sus presuntos delitos cuando ninguno de los tres había dado el salto a la primera línea del PP. Los tres fueron la bala renovadora de Mariano Rajoy en el momento de inicio de los escándalos y ellos tienen el sentimiento de haberse quemado por lo que hicieron otros.

[*Actualización: Pablo Casado ha vencido a Sáenz de Santamaría y será el nuevo presidente del PP]

Pablo Casado (Palencia, 1981) explica estos días que en su condición de responsable de Comunicación se ha visto obligado a dar explicaciones sobre personas que no ha conocido nunca y etapas en las que él no estaba allí.

Si ganara las primarias, sería el segundo líder de uno de los grandes partidos nacido después de la aprobación de la Constitución, tras Albert Rivera, y el primero del PP. Cuando Manuel Fraga señaló con su dedo a José María Aznar, Casado tenía solo ocho años y vivía en Palencia, donde su padre tenía una clínica oftalmológica.

En ruta con Pablo Casado

De hecho, de todos los candidatos es el que más representaría un salto generacional, que suele ser condición exigible para cualquier relevo de liderazgo. Al tiempo y, paradójicamente, Casado es el que mejor representa la línea de continuidad entre el PP de José María Aznar y el de Mariano Rajoy. Ha trabajado con los dos y un día lejano Aznar dijo públicamente que le gustaría que fuera Casado quien le sucediera al frente del partido.

Como explica un destacado dirigente regional del PP, Casado ha vivido con el chip de aspirante a liderar el PP implantado en la cabeza. Incluso se intentó que pasara un proceso similar al que Aznar siguió en su momento, con escala previa en la presidencia de Castilla y León, pero el partido en esa comunidad no lo permitió. Ahora intenta aprovechar la grieta para cumplir ese destino y, pese a tener un cargo relevante en el PP, compite como candidato contra el aparato. "Ya me he quitado la faja", dicen que asegura estos días en referencia a la liberación de ataduras para decir lo que piensa y criticar a quien tenga que criticar, después de haber actuado como portavoz del PP, le gustara o no lo que tenía que comunicar.

Su origen político lo sitúa en los días del impacto por el asesinato de Miguel Ángel Blanco y luego de los atentados del 11-M de 2004. En esas fechas, con 23 años, decidió afiliarse al PP e iniciar su rápida carrera política. Es decir, se afilió justo en el momento en que el líder a quien quiere suceder, Mariano Rajoy, perdía sus primeras elecciones generales. El recuerdo del impacto del terrorismo le ha llevado a iniciar la campaña en el País Vasco para también apelar a los sentimiento de los afiliados.

Casado explica que antes de afiliarse ya tenía como referencia el libro 'Camino de servidumbre', de Friedrich Hayek, un libro de 1944, de doctrina liberal y muy crítico con la economía planificada, hasta el punto de equiparar socialismo y totalitarismo. En esa obra apoya el ahora aspirante a liderar el PP su posición política y su base ideológica.

En esa carrera rápida logró ser presidente de Nuevas Generaciones de Madrid entre 2005 y 2013 y diputado en la Asamblea de la Comunidad entre 2007 y 2009. Y en un congreso del partido en 2008 tuvo una intervención que, según se cuenta, sedujo a Aznar. Casado dijo: "No idolatramos a asesinos como el Che, sino a mártires como Miguel Ángel Blanco". También arremetió contra la memoria histórica con la frase "los de izquierdas son unos carcas, todo el día con la fosa de no sé quién" y contra el comunismo: "En el 89, los jóvenes nos pusimos delante de un tanque en Tiananmen parando al comunismo. Y tiramos con nuestras manos el Muro de Berlín".

Fue jefe de Gabinete de Aznar en FAES y en el PP de Madrid fue adoptado también por Esperanza Aguirre. Es decir, ha pasado por casi todos los sectores y corrientes del PP. Y no se le conocen afinidades con las corrientes recientes que representan los demás candidatos. Sus compañeros en la marcha por España de estos días son diputados jóvenes como Teodoro García o Guillermo Mariscal, que no han tenido nunca ni cargos orgánicos ni institucionales. Busca de esa forma presentarse como el candidato de las bases, frente a la candidata del poder (Soraya Sáenz de Santamaría) y la del aparato del partido (Dolores de Cospedal). Y es el único que ha dicho que si no gana no quiere ocupar ningún cargo relevante. Es el que menos experiencia tiene de gestión pública, el único que no ha ocupado cargo.

En esa programación para llegar a ser algún día líder del PP, candidato a la Presidencia del Gobierno y quién sabe si jefe del Ejecutivo, Casado ha trabajado en su currículum y en la mejora de sus condiciones para la comunicación. Tiene condiciones para la telegenia, según sus compañeros de partido, y nunca ha esquivado a los periodistas, los micrófonos y las cámaras, incluso, aunque se tratara de hablar de resultados electorales adversos. Algunos de sus compañeros de la dirección del PP miraban al suelo y se apartaban con disimulo y le tocaba finalmente a Casado salir a dar la cara en esos momentos complicados.

Todo le iba bien, hasta que, precisamente, lo que pretendía que fuera uno de sus puntos fuertes, el de la preparación y los estudios le estalló en forma de noticias sobre supuestas irregularidades, cursos convalidados y clases presenciales no realizadas. Su respuesta en estos casos ha sido también salir a explicar cada información y aunque hay una investigación en marcha, él sostiene que no llegará a nada y que nada tiene que temer. Pero no puede evitar que su fortaleza sea ahora su talón de Aquiles político.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios