Dos años sin Manuela Chavero: "El caso se puede resolver en cualquier momento"
  1. España
una nueva jueza se hace cargo de la instrucción

Dos años sin Manuela Chavero: "El caso se puede resolver en cualquier momento"

La hermana de la desaparecida explica que la Guardia Civil tiene tres sospechosos y que falta muy poco para encontrar pistas definitivas que acorralen a uno de ellos

placeholder Foto: Concentración en Monesterio con motivo del primer aniversario de la desaparición de Manuela Chavero. (EFE)
Concentración en Monesterio con motivo del primer aniversario de la desaparición de Manuela Chavero. (EFE)

Manuela Chavero desapareció la noche del 4 al 5 de julio de 2016 sin apenas dejar pistas. Un familiar fue a verla a su casa de Monesterio (Badajoz) al día siguiente, pero no la encontró ahí. Sí estaba su teléfono móvil y tanto la televisión como algunas luces permanecían encendidas. La puerta estaba cerrada y no había signos de que alguien hubiera siquiera intentado forzarla o pasarla por encima. Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, la élite investigadora del cuerpo, se hicieron cargo del caso. Decenas de sospechosos pasaron frente a los ojos de los responsables de las pesquisas, pero no había pruebas contundentes contra ninguno.

Dos años después, los mismos agentes continúan con varias vías abiertas para resolver el enigma de la desaparición de Manoli, como la conocían sus familiares y amigos. Están convencidos de que no fue una huida voluntaria del domicilio, sino que alguien se la llevó a la fuerza o la engañó de algún modo. La mujer tenía dos hijos, que aquella noche se encontraban con su exmarido en Sevilla, de los que nunca se hubiera separado por iniciativa propia.

Foto: Fotografía de un cartel con la imagen de la desaparecida Manuela Chavero

La hermana de Manoli, Emilia, tiene claro que ahora mismo hay en concreto tres líneas de investigación abiertas que se dirigen contra otros tantos sospechosos. Sobre una de estas líneas, explica, hay más pistas que sobre las otras dos. "A los investigadores les falta un golpe de suerte, muy poco para tener atada al cien por cien la identidad de quien se llevó a mi hermana", asegura Emilia convencida de que "en cualquier momento se puede resolver todo".

Chavero llegó a casa aquella noche después de salir a tomar algo con una amiga, luego cogió de nuevo su coche y regresó otra vez a su domicilio. En ese momento, la Guardia Civil le pierde la pista. No hay testigos que la vieran después de su segunda vuelta a casa. Todos son previos a aquella última llegada. Esta indefinición relativa a sus últimos minutos hace muy difícil para los investigadores establecer el momento exacto en el que desapareció. Aquella noche intercambió mensajes con un joven de 21 años con el que había mantenido alguna relación previa. El último, a la 1:55.

Vídeo de archivo de la intervención de la Guardia Civil en 2017.

Este joven fue uno de los numerosos sospechosos que barajaron inicialmente los miembros de la UCO, que incluso le tomaron declaración en numerosas ocasiones y hasta registraron sus coches antes de descartar por el momento su vinculación con los hechos. La Guardia Civil rastreó también la única antena de telefonía que cubre la población, inspeccionó las cámaras de comercios y gasolineras cercanas, revisó el pantano de Tentudía, a cuatro kilómetros de la casa de Manoli, e interrogó a un gran número de habitantes de la localidad para reconstruir sus últimos movimientos.

Foto: Emilia Chavero (d), hermana de Manuela Chavero, durante una concentración en 2017. (EFE)

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Zafra, Alfonso Gómez, que ha dirigido las pesquisas desde el principio, ha sido recientemente sustituido por una nueva magistrada, a la que la Guardia Civil está poniendo al día. Emilia, que tenía mucha confianza con Gómez y acudía a verlo para conocer novedades sobre el caso con cierta frecuencia, pidió cita para entrevistarse con su sustituta, pero de momento no ha podido hacerlo. "Sé que el tema está en buenas manos y que se va a resolver porque, por muy lista que sea la persona que se llevó a mi hermana, más listos son los investigadores", zanja la hermana de Manoli, que entiende que todo debe aclararse antes de un año.

"Al tercer aniversario no llegamos", dice con llamativa seguridad Emilia, que prepara ya la concentración del segundo año de la desaparición de su hermana. "Queremos hacerla como el año pasado, cuando vino el presidente de Extremadura y de la Asamblea; en principio la haremos el sábado 7 de julio si las agendas lo permiten, sino nos iremos al día 14; espero que vengan los padres de Marta del Castillo y otras personas que también han perdido a familiares y que me han mostrado su cariño este tiempo", explica.

Desaparecidos Guardia Civil UCO
El redactor recomienda