también espera reunirse "pronto" con junqueras

Sánchez facilitó a Iglesias un permiso exprés e institucional para poder visitar a Cuixart

La relación entre Iglesias y Sánchez pasa por un buen momento. Desde Podemos esperan mantener la coordinación para contribuir a la distensión en Cataluña e implantar una agenda social

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias (i), da la mano al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (2i), durante la moción de censura. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (i), da la mano al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (2i), durante la moción de censura. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha estado informado en todo momento por Pablo Iglesias sobre su visita este martes al líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en la cárcel de Soto del Real. Antes y después de que se produjese, el presidente ha podido conocer por el propio Iglesias tanto sus intenciones como el resultado del encuentro, que se espera de utilidad para contribuir al diálogo y a la distensión del conflicto catalán. Tanto es así, que fue Sánchez quien dio órdenes al ministro del Interior para que se coordinase con el gabinete de Iglesias y facilitase la visita, que no fue ordinaria sino de carácter institucional en calidad de cargo público. De este modo, Iglesias ha podido reunirse con Cuixart en una sala y acompañado por el edil de Barcelona en Comú Jaume Asens, evitando así las comunicaciones ordinarias a través de un cristal, denominadas locutorio.

El carácter institucional de la autorización ha permitido que la visita se pudiese tramitar sin mayores dilaciones, pues según ha explicado Iglesias este martes por la tarde en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso, los relevos en Instituciones Penitenciarias tras el cambio de Gobierno retrasaban y dificultaban que la visita fuese como diputado. El encuentro ha podido producirse así menos de 24 horas después de que Iglesias se reuniese con el 'president' Quim Torra en el Palau de la Generalitat. "Solo puedo hablar bien del Gobierno", ha concluido el líder de Podemos.

Sánchez facilitó a Iglesias un permiso exprés e institucional para poder visitar a Cuixart

La visita de Iglesias a Cuixart, a quien ha tildado de "preso de conciencia", así como su encuentro previo con Torra, cuyo objetivo era asfaltar el camino a Sánchez antes de que se reúna con el 'president' de la Generalitat el próximo 9 de julio, ha llevado al portavoz del grupo popular en el Congreso, Rafael Hernando, a criticar que el líder de Podemos actúa como "vicepresidente en la sombra" de Pedro Sánchez. Ante ello, el secretario general de la formación morada lo ha invitado a "resolver la crisis en su partido", en alusión a la falta de liderazgo que deberá resolverse en un congreso orgánico, y se ha mostrado "contento" de que el PP esté en la oposición y Podemos esté colaborando con el Gobierno.

Sánchez dio órdenes al ministro del Interior para que se coordinase con el gabinete de Iglesias y facilitase la visita

Iglesias ya adelantaba en la mañana de este martes que la decisión de reunirse con Cuixart antes que con otros dirigentes catalanes presos se debía a su perfil de activista y por estar más vinculado a la sociedad civil y los movimientos sociales y no a un partido político. Características por las que le atribuyó a Cuixart el carácter de una "autoridad especial", así como el papel de "interlocutor privilegiado" para comenzar a dar los primeros pasos hacia la apertura de un diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat. En el plano personal también existe un cierto vínculo entre ambos, hasta el punto de que hace unos meses pudo conocer a su mujer e hijo, que cuenta con apenas un año, y a quienes recibió en su casa de Madrid.

En el encuentro que se prolongó durante una hora, Iglesias habló con Cuixart de su situación anímica y personal, así como del cambio de Gobierno y la nueva coyuntura política. Ambos habrían coincidido en que el diálogo tiene que convertirse en el vehículo que restablezca las relaciones entre Madrid y Barcelona. "Yo voy a seguir trabajando para ampliar los espacios de diálogo" de cara a "resolver la situación", ha avanzado Iglesias, al mismo tiempo que llamaba la atención sobre la necesidad de que ese diálogo se produzca "sin exclusiones" para avanzar "poco a poco en la distensión". Lo cual concluyó que "será positivo para España y para Cataluña". A Jordi Sànchez también pudo saludarlo e intercambiar impresiones durante un par de minutos, al coincidir con la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, en la cárcel, quien iba a visitar el exlíder de la ANC.

El líder de Podemos tiene previsto poder visitar "pronto" a Oriol Junqueras, que se encuentra preso en la cárcel madrileña de Estremera

El líder de Podemos tiene previsto poder visitar "pronto" a Oriol Junqueras, que se encuentra preso en la cárcel madrileña de Estremera. Con el 'exvicepresident' ya trabajó su relación antes del 1-O, siendo un punto de inflexión la cena secreta que mantuvo a finales de agosto del pasado año con Junqueras en la casa del empresario de la comunicación Jaume Roures en Barcelona. A la cena acudieron también el líder de los 'comuns', Xavier Domènech, la secretaria general de los republicanos, Marta Rovira, y el empresario catalán Oriol Soler, que ha actuado como asesor informal de Carles Puigdemont. Con este último Iglesias entiende que será más difícil poder hablar, debido a la situación por la que se encuentra fuera de España, pero con todo ha animado a intentar sentarse con todo el mundo. "Desde el momento en que te sientas en la misma mesa, el clima cambia y se racionalizan las cosas".

Sánchez facilitó a Iglesias un permiso exprés e institucional para poder visitar a Cuixart

La relación de Iglesias y Sánchez pasa por un buen momento, y desde Podemos remarcan su esperanza por que se sigan coordinando tanto para abordar la crisis territorial como para profundizar la colaboración parlamentaria y traducirla en una agenda social basada en las medidas que ya ha propuesto la formación morada. De momento reina la visión positiva y optimista, para lo que Iglesias ha puesto como ejemplo el encuentro de Sánchez con el lendakari Iñigo Urkullu. La propuesta de crear una convención de fuerzas políticas ha sido tildada de "interesante" por Iglesias, quien estos días bromeaba con un diputado vasco sobre su inspiración en el pacto de San Sebastián, que en agosto de 1930 supuso el primer paso hacia el advenimiento de la Segunda República. De hecho, para Iglesias solo será posible que "Cataluña y España se den la mano para compartir un Estado y caminar juntas" desde los valores republicanos del federalismo y el confederalismo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios