el decano de madrid, antonio viejo, nuevo secretario general

El juez que rechazó la querella belga contra Llarena será nombrado alto cargo de Justicia

Se opuso a cursar una petición de Bélgica para advertir al juez del TS de que debe comparecer ante un tribunal de ese país el próximo 4 de septiembre por la demanda de Puigdemont

Foto: Imagen de archivo del juez decano de Madrid, Antonio Viejo. (EFE)
Imagen de archivo del juez decano de Madrid, Antonio Viejo. (EFE)

El juez decano de Madrid, Antonio Viejo, será nombrado esta semana secretario general de la Administración de Justicia, la cartera que dirige Dolores Delgado. El magistrado rechazó recientemente cursar una petición de las autoridades belgas para advertir al juez del Supremo, Pablo Llarena, de que debe comparecer ante un tribunal de ese país el próximo 4 de septiembre por la demanda presentada en su contra por el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. Viejo consideró la solicitud "improcedente" ante las dudas sobre la competencia de otro país para examinar la instrucciones en España por una mera petición de los investigados en ese procedimiento.

Viejo abandonará de este modo la representación de los jueces madrileños, responsabilidad que asumió en 2014 y que lleva ostentando desde entonces. Miembro de la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria, inició desde el Decanato una encendida defensa de la modernización de la Justicia. Una de sus luchas ha sido desde el inicio la mejora de los edificios judiciales de la capital que, en muchas ocasiones, no reúnen los estándares de seguridad e higiene, y la digitalización de los tribunales.

Su decisión respecto a la solicitud belga fue noticia hace solo unos días, cuando trascendió que denegaba cursar la petición de Bélgica en base al Reglamento del Consejo de la Unión Europea que exceptúa la obligación de tramitar este tipo de notificaciones entre países miembros cuando "afectan a la responsabilidad del Estado en el ejercicio de su autoridad", como es el caso.

El 'expresident' y los exconsejeros huidos a Bélgica -Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig- y a Escocia -Clara Ponsatí- interpusieron a principios de este mes una demanda civil conjunta ante la justicia belga contra Llarena por una supuesta "falta de imparcialidad" y por vulnerar su presunción de inocencia. Basándose en esta demanda, los investigados por presunta rebelión en el proceso independentista recusaron al magistrado ante el Tribunal Supremo.

Viejo asumió la respuesta a la solicitud formulada ya que le correspondía este trámite por figurar la sede del Tribunal Supremo en la capital como domicilio en el que localizar al juez Pablo Llarena. La acción judicial en Bélgica tiene consecuencias en España, ya que Puigdemont y el resto de investigados se han basado en ella para pedir al Supremo que aparte de la causa a Llarena "ya que el hecho de tener "una causa pendiente" con "una de las partes" es "motivo suficiente" para considerar su falta de imparcialidad, según explicó en su día Comín. En la demanda se reclama al instructor de la causa sobre el 'procés' que pague una "multa simbólica" de un euro "para reparar el daño causado".

Un cargo complicado

El decano de Madrid asumirá ahora un cargo complicado que le pone al frente de la Secretaría General de la Administración de Justicia. Como responsable de este órgano directivo, ostentará las funciones de impulso, dirección y seguimiento de su modernización, la ordenación y distribución de sus recursos humanos, materiales y financieros, las relaciones ordinarias con sus diferentes órganos y la dirección e impulso de los procesos de traspaso de medios materiales y personales en esta materia.

Desde su condición de juez se encargará además de la dirección y coordinación de los secretarios de Gobierno y del resto de los letrados de la Administración de Justicia, sustituyendo en el cargo a Antonio Dorado, secretario judicial y vocal del CGPJ entre 2008 y 2013.

Viejo, nacido en Madrid en 1959, estudió Derecho en la Universidad Autónoma e ingresó en la carrera judicial en el año 1988. Su primer destino fue el Juzgado de Instrucción número 4 de Badalona, donde ya ejerció funciones de decano. En 1995 tomó posesión del Juzgado de Instrucción número 20 de Madrid y desde el año 2009 pertenece a la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Madrid por elección de sus compañeros. En su acceso al Decanato, contó con el apoyo de las asociaciones Jueces para la Democracia y Foro Judicial Independiente.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios