Es noticia
El Gobierno ultima el acuerdo para salvar en el Congreso los Presupuestos
  1. España
las dificultades de un ejecutivo en minoría

El Gobierno ultima el acuerdo para salvar en el Congreso los Presupuestos

Calvo y Lastra asumen la interlocución con el resto de partidos sobre las enmiendas a las cuentas del Estado y la modificación de la reforma laboral

Foto: Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, y Adriana Lastra, portavoz parlamentaria del PSOE. (EFE)
Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, y Adriana Lastra, portavoz parlamentaria del PSOE. (EFE)

El Gobierno tiene cerca el acuerdo con los partidos que le dieron la victoria de la moción de censura para poder salvar los Presupuestos generales del Estado. Más concretamente, para que el Congreso rechace las enmiendas que el PP ha incluido a las cuentas en el Senado para revertir parte del pacto de Mariano Rajoy con el PNV.

Los Presupuestos se tramitan en el Senado donde el PP tiene mayoría absoluta, y a los que ha incluido enmiendas. Esas modificaciones deben ser sometidas en julio a votación en el Congreso y la mayoría puede rectificar a los populares y hacer que las cuentas queden tal y como salieron en su momento del Congreso. En el pacto del PSOE con el PNV para sacar adelante la moción de censura se incluía este compromiso y así lo dijo Pedro Sánchez en el Congreso durante ese debate.

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, conversa con la diputada del PSOE Adriana Lastra durante la sesión del pleno del Congreso celebrada este martes. (EFE)

Las 44 enmiendas incluidas en el Senado tienen un valor de 179 millones y detrae 35 millones previstos para inversiones en el País Vasco. Estas últimas deberán ser rechazadas en el Congreso según el acuerdo que se negocia. No se pueden incluir modificaciones diferentes, es decir, no es posible plasmar un acuerdo diferente entre el PSOE y los demás partidos, solo puede ratificar o rechazar las enmiendas del Senado. Será la primera prueba de fuego del Gobierno de Sánchez en el Congreso.

El Gobierno necesita el voto de Unidos Podemos y de nacionalistas e independentistas catalanes. Para ello ya se han producido contactos satisfactorios del Ejecutivo con los diferentes partidos. La vicepresidenta Carmen Calvo y la portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, han asumido esa interlocución y se proponen empezar a sacar iniciativas o, al menos, poder presentar acuerdos, después de algunas dudas y rectificaciones. El miércoles en el Congreso se mantuvieron esas conversaciones en la llamada zona de Gobierno.

placeholder Sede de RTVE en Madrid. (EFE)
Sede de RTVE en Madrid. (EFE)

En esa agenda se incluye la urgente convalidación del decreto que evitará el bloqueo de la renovación de RTVE y también la tramitación de modificaciones de la reforma laboral. La intención del Ejecutivo es poder presentar en breve una propuesta que no derogue el conjunto de la reforma laboral, pero sí algunos aspectos como el de la recuperación de la negociación colectiva. El PNV se opuso a la reforma laboral de Mariano Rajoy y Unidos Podemos quiere la derogación del conjunto. El Gobierno busca estos días apoyos para emprender ese cambo legal.

La interlocución se amplía también a la agenda parlamentaria. El próximo miércoles Sánchez se estrena como presidente del Gobierno en un debate previo a la cumbre europea, una fórmula novedosa porque hasta ahora esas comparecencias se producían a posteriori. Y el Gobierno y los partidos trabajan con la hipótesis de una nueva comparecencia del presidente del Gobierno a mediados de julio que sirva para dar cuenta de sus primeras semanas en la Moncloa. Se da la circunstancia de que ese debate se produciría cuando aún no haya sido elegido el nuevo líder del PP. De hecho, el que sea elegido el 20 de julio no se estrenará como tal en el pleno antes de septiembre.

Fuentes del Gobierno y de los grupos coinciden en que aún no se ha empezado a negociar el llamado techo de gasto, que debe ser presentado a mediados de julio y que es el primer paso para por tramitar a finales de septiembre el proyecto de Presupuestos para 2019.

La agenda política diseñada por el equipo de Sánchez incluye también la creación de un clima de diálogo con instituciones como la Generalitat de Cataluña. Fuentes del Gobierno explican que la intención es que el presidente catalán, Quim Torra, salga de la Moncloa con acuerdos concretos en aquellas materias en las que se pueda.

Presupuestos Generales del Estado Mariano Rajoy Pedro Sánchez PNV Carmen Calvo Moncloa Quim Torra Adriana Lastra
El redactor recomienda