Sánchez debuta en el control: exige al PP la misma "lealtad" que tuvo él en la oposición
  1. España
SESIÓN EN EL SENADO

Sánchez debuta en el control: exige al PP la misma "lealtad" que tuvo él en la oposición

El presidente responde por primera vez a las preguntas de sus señorías. El popular Barreiro emplea un tono conciliador que el socialista agradece, y le pide que haga oposición al Gobierno, "no al Estado"

placeholder Foto: Pedro Sánchez, en su escaño como presidente del Gobierno en el Senado, este 19 de junio. (EFE)
Pedro Sánchez, en su escaño como presidente del Gobierno en el Senado, este 19 de junio. (EFE)

El primer lance parlamentario de Pedro Sánchez con la oposición del PP no se tradujo en un examen difícil. Todo lo contrario. Los conservadores atacaron, con un sorprendente guante de seda, al presidente del Gobierno por los apoyos que le habían llevado al poder a través de una moción de censura. Y el jefe del Ejecutivo, que sí respondió con algo más de dureza, exigiendo a los populares la misma "lealtad" que el PSOE demostró en la oposición. Pero poco más. La refriega no se convirtió en un áspero cruce de reproches. El PP prefirió conceder una mínima tregua. Al menos, en el Senado.

Porque este martes el presidente se estrenaba en una sesión de control. Y fue en la Cámara Alta, en la que al frente del Grupo Popular se encuentra el gallego José Manuel Barreiro. Un perfil muy distinto al de su homólogo en el Congreso, Rafa Hernando, que muy probablemente mañana miércoles, pasará de la 'caricia' a la garra, como ya anticipó en el debate de la moción de censura, el pasado 1 de junio.

El senador popular preguntó al presidente por los apoyos parlamentarios con los que cuenta, por cómo va a garantizar la "cohesión" territorial y la estabilidad de España, "principios relevantes para el funcionamiento del país". Barreiro quería que le aclarase si el Ejecutivo se va a sustentar en los mismos respaldos que le llevaron a La Moncloa e hicieron caer a Mariano Rajoy, el de las formaciones nacionalistas e independentistas (además de Podemos). Sánchez incluso se sorprendió del buen "tono y formulación" de la pregunta del dirigente del PP, aunque sí lamentó "el fondo" de su cuestión, pues el PSOE, dijo, siempre ha defendido la Carta Magna y el "orden constitucional". "Es lógico que ustedes pretendan ser adversarios del Gobierno, pero les pido que no sean adversarios del Estado".

Cuando están en el Gobierno exigen lealtad al resto de grupos. Cuando están en la oposición parece que se olvidan de esa lealtad


Para Sánchez, ocurre que cuando el PP pasa a la oposición, difunde la especie de que solo garantiza la "cohesión". "Cuando están en el Gobierno exigen lealtad al resto de grupos, pero cuando están en la oposición parece que se olvidan de esa lealtad", le reprochó al portavoz. El presidente instó al PP a que haga una "reflexión" de lo ocurrido en estos años, y evite la tentación de alimentar la "confrontación territorial" o de instalar "mesas petitorias" como hizo en el pasado para recoger firmas contra el Estatut. "No les voy a pedir que apoyen al Gobierno, pero sí al Estado", rogó. Y le apuntó que la "estabilidad" en España se consigue "extirpando la corrupción de la vida pública y reconstruyendo el Estado del bienestar" que el PP "desmanteló" cuando estuvo en el Gobierno, por eso entiende que en ese objetivo será "difícil" que su Ejecutivo pueda contar ahora con el apoyo de los conservadores.

Foto: Sánchez y Ortuzar durante una reunión en 2016 en el Congreso de los Diputados. (EFE)

"Un objetivo de país"

Barreiro, en su réplica, apretó algo más. Sin pasarse. Insistió en que las "dudas" que planean están en el Gabinete socialista, y no en la actitud de su grupo y en el propio Sánchez, por sus contradicciones, porque "hoy se sientan en el Consejo de Ministros" responsables que "han planteado reformas constitucionales que tienen que ver con posiciones independentistas", o porque él mismo dijo que no agotaría la legislatura y ayer, en una entrevista en TVE, cambió de versión y expresó su deseo de continuar hasta 2020. "Tenemos que ir a un objetivo de país y ¿usted lo va a sustentar en base a aquellos que explícitamente quieren romper España? ¿en base a aquellos que están siendo cuestionados por la justicia por sus actuaciones? ¿en base a aquellos que han estado del lado que han estado y le han apoyado en la moción? Todo eso usted no lo ha dicho y eso la sociedad española se lo está demandando", atacó finalmente el senador.

Sánchez pide al PP que no vuelva a su estrategia de confrontación de hace 12 años, que pudo reportar rédito político, pero a costa de la "convivencia"

Sánchez no se movió de su argumentación. Volvió a exigir "lealtad" al PP porque "será bueno para el país y para el Estado". Recordó a su vez que hace doce años que los catalanes votaron su nuevo Estatut, que los populares recurrieron ante el Tribunal Constitucional, impugnación a resultas de la cual el texto quedó mutilado. "Cataluña es la única comunidad autónoma del país con un Estatuto que no fue aprobado por la sociedad catalana y ese es un problema político que tenemos que resolver", advirtió, antes de preguntar al PP si saca alguna "conclusión", después de comprobar cómo en 2006, cuando se aprobó el Estatut, el porcentaje de la población catalana que apoyaba la independencia era de un 15%, y hoy está en un 40%.

Pedro Sánchez tiende la mano al PP en su primera sesión de control al Gobierno en el Senado

"De aquellos polvos, estos lodos. ¿Van a hacer lo mismo que hace 12 años?". Sánchez sí convino que aquela estrategia durísima de confrontación cuando el PP estaba en la oposición pudo darle algún "rédito político", pero "a costa de poner en riesgo el futuro y la convivencia de los españoles". "Las debilidades del anterior Gobierno, son la fortaleza del nuevo Gobierno, la regeneración democrática y la justicia social", remachó.

Pedro Sánchez pide al PP no ir contra el Estado fomentando el agravio territorial

"Urgente" una nueva financiación

Mientras que el careo con el PP fue un mero cruce de palabras, en la pregunta de Mar del Pino Julios Reyes, de Coalición Canaria, Sánchez sí dio un titular que venía a aguar su firme compromiso de remodelar el sistema de financiación autonómica, caducado desde 2014. El presidente aseguró que no va a haber "tiempo material" en esta legislatura para reformar el modelo. El líder del Ejecutivo, como hiciera ayer en TVE, subrayó que aunque su Gobierno quiera ser "ambicioso", también ha de ser "realista" y es consciente de que no habrá margen suficiente para renovar todo el sistema. Lo que sí hará es introducir mejoras "en todas y cada una" de las CCAA en los próximos meses, antes de la convocatoria de unas nuevas generales.

El presidente dice que no va a haber "tiempo material" para reformar el sistema de financiación, aunque sí se introducirán "mejoras" en las CCAA

La senadora canaria le había emplazado a acordar de forma "urgente" una nueva arquitectura de financiación autonómica para asegurar la sostenibilidad de los servicios públicos, su universalidad, su calidad y su equidad.

Las palabras del presidente causaron estupor en algunos dirigentes socialistas. El 'president' valenciano, Ximo Puig, advirtió de que su Gobierno mantiene "absolutamente intacta" su reivindicación de un cambio del modelo de financiación. "Nunca vamos a renunciar a aquello que es justo", sostuvo desde Valencia, informa Europa Press. El consejero andaluz de Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano, señalaba desde Ondaluz TV que confiaba en que Sánchez explicará "sin duda" los detalles de su propuesta de financiación. "Andalucía lo que espera es transparencia y lealtad", subrayó. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, era hasta hace menos de dos semanas la consejera encargada de las cuentas públicas de la Junta.

Ahora sí se quiere llegar a 2020 porque la realidad "es cambiante"

La pretensión de Pedro Sánchez de agotar la legislatura, una intención que choca frontalmente con lo que manifestó él mismo hasta la moción de censura, siguió coleando este martes, tras su entrevista en TVE. La portavoz parlamentaria socialista, Adriana Lastra, señaló que "la realidad no es inmutable, es cambiante", y de ahí el cambio de posición. También se debe a que la mayoría del arco parlamentario no quiere comicios pronto, y el Gobierno que se acaba de formar "no es para tres días"

El presidente tendrá la oportunidad de explicar sus planes no solo este miércoles en la sesión de control en el Congreso. También en su comparecencia previa al Consejo Europeo, la semana próxima, y en un pleno monográfico en la segunda semana de julio, en el que dará cuenta de los planes de su Ejecutivo y también de las conclusiones de la cumbre europea. 

Pedro Sánchez Moncloa Ximo Puig Tribunal Constitucional Adriana Lastra Corrupción Independencia de Cataluña Televisión Consejo de Ministros Estado del bienestar Financiación autonómica Congreso de los Diputados Rafael Hernando Senado Partido Popular (PP) Moción de censura Sesión de control Susana Díaz
El redactor recomienda