reventaron la taquilla en una de sus visitas

Interior busca quién robó en Soto del Real el móvil del abogado de Jordi Sànchez

Los investigadores no han encontrado evidencia alguna ni tienen sospechoso; fuentes penitenciarias aseguran que ha habido más sustracciones, pero Interior lo niega

Foto: Vehículo de la Guardia Civil en Soto del Real. (EFE)
Vehículo de la Guardia Civil en Soto del Real. (EFE)

El diputado del Partido Demócrata Europeo de Cataluña (PDeCAT), Feliu Guillaumes i Ràfols, preguntó el pasado 13 de febrero al Gobierno por el robo de los teléfonos de Jordi Pina y de su mujer durante la visita que ambos hicieron el 29 de diciembre anterior a la prisión de Soto del Real para ver al presidente de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, encarcelado un mes antes por orden de la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

"Ambos dejaron sus móviles en el casillero número 18, en el recinto de la prisión", antes de entrar a ver a Sànchez, explica Guillaumes i Ràfols como preámbulo de su pregunta. "Al finalizar la visita, el casillero había sido reventado y los móviles habían desaparecido; era el único casillero que había sido forzado", relató el representante de los nacionalistas catalanes, que insinuó algún tipo de conspiración en la batería de interpelaciones que planteó.

"¿Quién cree el Gobierno que puede estar interesado en disponer del teléfono del abogado de Jordi Sànchez?", cuestionó el diputado. "¿Ha iniciado una investigación interna el Gobierno?", añadió. "¿No le parece muy rocambolesco que precisamente haya sido forzado el casillero donde había depositado el teléfono Jordi Pina?", preguntó el político nacionalista, cuyos interrogantes fueron respondidos el pasado 29 de mayo por el equipo del Ejecutivo central, una réplica a la que ha tenido acceso El Confidencial.

"Hasta el momento y una vez realizadas las indagaciones pertinentes, no se ha podido determinar la identidad del autor o autores de los hechos", contestó el Gobierno. "Tampoco existen sospechas que permitan continuar la investigación sobre alguna persona concreta", agrega la respuesta parlamentaria, que informa también de que, tras conocer lo que pasó, el Ministerio del Interior "ordenó con carácter inmediato la apertura de la información previa 2018/001 para realizar las averiguaciones oportunas que permitieran conocer lo ocurrido ese día, teniendo en cuenta, además, la inspección ocular realizada por agentes de la Guardia Civil que integran el cuerpo de guardia de la prisión de Soto del Real".

Según fuentes penitenciarias, el robo del teléfono móvil de Jordi Pina, abogado del procesado y presidente de la independentista Asamblea Nacional Catalana Jordi Sànchez, y de su mujer, no habría sido el primero que se produce en la instalación penitenciaria. Los familiares de los presos que acuden de visita llevan meses sufriendo la sustracción de sus dispositivos o de los utensilios personales que depositan en los pequeños armarios que hay dispuestos bajo llave antes de acceder al interior del recinto, según aseguran las mismas fuentes no oficiales de Instituciones Penitenciarias, que incluso revelan que estos atracos fueron puestos en conocimiento de la Inspección del departamento dependiente del Ministerio del Interior si éxito alguno.

¿El primer robo?

"Existen hasta denuncias por parte de internos que abandonan la prisión", continúan. "Un recluso salió en libertad, le devolvieron un teléfono que no era el suyo, se fue a su país y una vez allí se trasladó a la embajada para denunciar que habían perdido su móvil en prisión", ponen como ejemplo las citadas fuentes, que aseguran que estos robos se producen desde hace al menos dos años en el centro penitenciario madrileño de Soto del Real. "Hay una vulnerabilidad en la custodia de los objetos personales", resumen. Desde el Ministerio del Interior, sin embargo, niegan la mayor. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias "no tiene constancia" de que se haya producido robo alguno en las mencionadas taquillas de Soto del Real al margen de la sustracción sufrida por el abogado de Jordi Sánchez.

El presidente de la Asamblea Nacional Catalana ingresó en prisión el pasado octubre después de que la jueza Lamela así lo indicara. La magistrada imputó a Sànchez y a Jordi Cuixart, máximo responsable de la organización Òmnium, un delito de sedición al entender que ambos dirigieron y alentaron a las masas el 20 y el 21 de septiembre con el fin de que la gente impidiera ejecutar la orden judicial que tenía el objetivo de anular el referéndum ilegal de autodeterminación del pasado 1 de octubre. Tanto Sànchez como Cuixart representaban a las dos entidades que más habían movilizado la calle para defender el independentismo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios