dimisión del ministro de cultura y deportes

Huerta tendrá una indemnización de 1.100 euros o pensión máxima en su jubilación

Su pensión indemnizatoria se corresponde con el 80% de su salario prorrateado en los siete días durante los que ha estado al frente del Ministerio de Cultura y Deporte

Foto: El exministro de Cultura y Deportes Màxim Huerta, tras la rueda de prensa en la que anunció su dimisión. (Reuters)
El exministro de Cultura y Deportes Màxim Huerta, tras la rueda de prensa en la que anunció su dimisión. (Reuters)

Màxim Huerta pasará a la historia como el ministro más breve de la democracia, al dimitir por las revelaciones de este diario sobre su fraude con Hacienda siete días después de tomar posesión de la cartera de Cultura y Deporte. Un breve periodo que no le impedirá cobrar la pensión máxima en su jubilación, como a todos los exministros, independientemente del tiempo que estén al frente de sus funciones, según recoge la ley 74/1980, y de que hayan cotizado los años necesarios para ello. En su lugar, la legislación permite a los exministros cobrar una pensión mensual indemnizatoria del 80% de su salario, pero solo durante el mismo tiempo que hayan ocupado el cargo y durante un máximo de dos años.

Esta hipotética pensión, con los cambios introducidos durante la crisis económica con el decreto ley 20/2012 de racionalización de las administraciones públicas, no sería compatible con ningún otro sueldo ni percepción económica. Se detalla también que "las pensiones indemnizatorias, prestaciones compensatorias y cualquiera otra percepción económica al cese serán, asimismo, incompatibles con la percepción de la pensión de jubilación o retiro por derechos pasivos, o por cualquier régimen de Seguridad Social público y obligatorio".

Huerta tendrá una indemnización de 1.100 euros o pensión máxima en su jubilación

Con todo, la indemnización o pensión indemnizatoria en el caso de Huerta sería de unos 1.100 euros, esto es, el 80% de su salario prorrateado por los días en que ha estado al frente del Ministerio de Cultura y Deporte, tomando como referencia el sueldo del anterior ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, que según recoge el portal de transparencia del Gobierno cobraba 70.368 euros anuales.

La legislación marca que tanto la opción de decantarse por la retribución pública o privada, así como por la pensión de jubilación o retiro, "se formalizará por escrito para su adecuada constancia". No se especifica la posibilidad de renuncia a estos privilegios con los que cuentan los miembros cesados del Ejecutivo.

El propio Màxim Huerta afirmaba durante la rueda de prensa, sin preguntas, en la que presentó su dimisión, que su decisión de aceptar el cargo de ministro había sido por su compromiso con la cultura y el nuevo Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez, dejando para ello de lado su carrera y proyectos de futuro. Daba a entender así los perjuicios profesionales que había conllevado su breve cargo, en los que precisamente se sustentan estas indemnizaciones o compensaciones, negando así que se trate de privilegios.

Otros exministros del anterior Ejecutivo popular, como el caso de Íñigo de la Serna, exministro de Fomento, que no continuará la legislatura al carecer de acta de diputado, podrán disfrutar durante dos años de una indeminzación mensual cercana a los 5.000 euros. Este no será el caso del exministro de Economía, Román Ecolano, pues solo estuvo en su cargo 85 días. Por tanto, su pensión será inferior a los tres meses.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios