en marea pide compromisos al nuevo ejecutivo

Rajoy dejó la puerta abierta para reclamar a los Franco las tallas del Pórtico de la Gloria

Las conclusiones de la investigación realizada por el ya extinto Ministerio de Educación y Cultura no acreditan que los Franco adquiriesen este patrimonio de forma legal, ya fuese compra o cesión

Foto: Concentración el pasado mes de febrero a las puertas de una exposición donde se podían ver las esculturas, para pedir que se quedasen en el museo de la catedral de Santiago. (EFE)
Concentración el pasado mes de febrero a las puertas de una exposición donde se podían ver las esculturas, para pedir que se quedasen en el museo de la catedral de Santiago. (EFE)

"Hay que señalar que se realizaron gestiones con el Archivo General de la Administración (AGA), el cual no contó con documentación acreditativa del título de propiedad de las citadas esculturas". Esta fue la respuesta que el anterior Gobierno dejó por escrito al diputado de En Marea Miguel Anxo Fernán-Vello, quien inquiría sobre las gestiones relativas a conseguir la "devolución" de las esculturas del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago, "que fueron expoliadas y robadas por la familia del dictador Franco".

Las conclusiones de la investigación acerca del origen de la trasmisión de la propiedad, para determinar si fue legalmente realizada, dejan en entredicho que los Franco adquiriesen este patrimonio de forma legal, aunque tampoco acreditan la titularidad al Ayuntamiento de Santiago de Compostela, que aseguró haber encontrado los títulos de propiedad hace unos meses.

El anterior Gobierno hacía hincapié en que no es su competencia reclamar las esculturas, en especial desde el ámbito judicial, pero se mostraba "abierto a todo tipo de colaboración y ayuda con otras administraciones públicas [en referencia a la capital gallega], dirigidas a garantizar la conservación del patrimonio cultural". Una ventana de oportunidad que el diputado ha aprovechado, primero, para hacer constar que los Franco no son propietarios legítimos de las esculturas que ahora se encuentran en el pazo de Meirás, según las gestiones del propio Ejecutivo, y segundo, para presionar al nuevo Gobierno de cara a que "recupere para el patrimonio público estas esculturas de gran relevancia artística e histórico-cultural".

Este mismo martes, el diputado de la confluencia gallega de Unidos Podemos registraba en la Mesa del Congreso otra pregunta dirigida al nuevo ministro de Cultura, Màxim Huerta, para interesarse sobre la posiblidad de llevar a cabo acciones como la intervención de la Fiscalía, exigir un mayor compromiso del nuevo Gobierno en la tarea de "recuperar los bienes expoliados y robados por el dictador Franco" y, sobre todo, si habrá celeridad a la hora de "dar cumplimiento a la proposición no de ley de En Marea aprobada el pasado 24 de octubre sobre la devolución por parte de la familia Franco de las esculturas del Pórtico de la Gloria Isaac/Ezequiel y Abraham/Xeremías al Ayuntamiento de Santiago de Compostela".

La historia sobre el expolio de dichas esculturas, según refiere el propio escrito del parlamentario enviado al órgano rector de la Cámara, se remonta al siglo XVIII, cuando se desmanteló parte de la fachada de la catedral. En 1933, el historiador Fermín Bouza-Brey localizó ambas esculturas en un pazo del Ulla. En 1947 se venden al Ayuntamiento de Santiago por 60.000 pesetas, con la condición de que no saliesen de la ciudad, pesando sobre ello una indemización de 40.000 pesetas.

No es hasta 14 años después, en 1961, cuando las tallas aparecen identificadas como propiedad del dictador y sitúan su origen en el pazo de Meirás, con motivo de la exposición 'El arte románico'. "Como es de sobra conocido, los Franco no poseen ningún documento de cesión de las esculturas, con lo cual, no son suyas".

A la venta con el pazo de Meirás

Fernán Vello detalla que las escrituras de compraventa de ambas esculturas procedentes del Pórtico de la Gloria están fechadas a 4 de junio de 1948, figurando como vendedor Santiago Puga Sarmiento, conde de Ximonde, y como comprador Joaquín Sarmiento Garra, alcalde del Ayuntamiento de Santiago y en representación de este. Concluye, por tanto, y como admitía el anterior Ejecutivo, que "son propiedad" del consistorio y que no hay ningún otro documento "ni de adquisición ni de cesión" de los Franco.

El diputado de En Marea exigirá al nuevo ministro Máxim Huerta que estudie junto al ayuntamiento compostelano las vías para la recuperación de este "patrimonio público", defendiendo que también es una cuestión de "normalidad democrática" actuar contra bienes expoliados y robados por la familia del dictador Franco.

Las polémicas esculturas fueron trasladadas este año desde el pazo conocido como Casa de Cornide, en A Coruña, otra propiedad que fue 'cedida' a los Franco en tiempos de la dictadura, al pazo de Meirás. Un traslado que cumpliría con las exigencias de garantizar su perfecta conservación, al tratarse de un bien de interés cultural. Sin embargo, el pazo fue puesto a la venta posteriormente por los herederos de Franco, como consta en la página web de la inmobiliaria de lujo Mikeli. Un "inmueble singular" a la venta por ocho millones de euros y sobre el que se destacan, entre otras cuestiones, las "piezas arqueológicas" que posee en su interior.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios