FORMACIÓN DEl NUEVO EJECUTIVO DEL PSOE

Contención en Podemos ante el Gobierno de Sánchez y recelo sobre el techo de gasto

Guante blanco a la espera de hechos. La formación liderada por Pablo Iglesias evita valorar los nombres confirmados para el nuevo Ejecutivo y pondrá especial atención en el techo de gasto

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias (i), da la mano al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (2i), durante la moción de censura. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (i), da la mano al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (2i), durante la moción de censura. (EFE)

Podemos dará un plazo de cortesía al nuevo Gobierno del PSOE presidido por Pedro Sánchez. Guante blanco a la espera de hechos. Los principales dirigentes del partido han evitado así entrar a valorar en público los nombres ya confirmados en distintos ministerios. Una cortesía que durará hasta que se concreten sus primeros pasos, para los que ya han tratado de marcar el camino, con especial fijación en el techo de gasto del próximo año, por el que se regirán los siguientes presupuestos. Desde la formación liderada por Pablo Iglesias, siempre han apostado por una reducción más lenta del déficit público, aun implementando una fiscalidad progesiva —equiparándola a la media europea—, y algunas voces ya adelantaban en privado durante los últimos días que no apoyarían un techo de gasto acrítico con las directrices marcadas desde Bruselas. Será la primera prueba de fuego.

En la dirección del partido se impone pues la contención a la hora de valorar a los ministros elegidos por Sánchez, y es que todavía quedan varias incógnitas por resolverse en carteras de peso como Justicia, Interior y Trabajo. Para esta última, suena el sindicalista Toni Ferrer, que seguramente será de mayor agrado para Podemos que la eurócrata Nadia Calviño (Economía). Incluso la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha recibido el nombramiento de Calviño con felicitaciones a través de las redes sociales, al considerar que "es una garantía de que España seguirá aumentando su peso en las instituciones europeas".

Iglesias espera además una llamada de Pedro Sánchez y poder celebrar una reunión, que a pesar de las insistencias todavía no había recibido este martes, para conocer de primera mano el organigrama diseñado por Sánchez y saber a qué se refiere con la oferta de abrir su Gobierno a otros partidos en segundos escalafones. No se cierran puertas hasta no conocer de primera mano las intenciones del nuevo presidente, aunque el secretario de Organización, Pablo Echenique, apuntaba ya que solo veía dos opciones: o "Gobierno de integración" o "Gobierno monocolor". "No parece muy sensato que haya opciones que no sean estas dos", concluía, después de afirmar que un Ejecutivo sustentado por solo 84 diputados sería "débil" y con mayores "dificultades" tanto para gobernar como para sacar adelante un programa social.

Contención en Podemos ante el Gobierno de Sánchez y recelo sobre el techo de gasto

A la espera de que se concrete el techo de gasto este mismo mes de junio y pueda producirse una reunión con Pedro Sánchez, algunos miembros del partido ya han comenzado a dejar traslucir cierto recelo sobre el nuevo Ejecutivo. Entre ellos, destaca el portavoz de Podemos en la comisión de Presupuestos, Segundo González, quien en su cuenta de Twitter concluía que "con el techo de gasto se definirá el color del Gobierno en lo económico", añadiendo que "una pista es el nombramiento de Nadia Calviño en Economía que, como directora de Presupuestos de la Comisión Europea, no parece que vaya a apartarse mucho de la ortodoxia".

El diputado por Asturias, que también es vocal en la comisión de Hacienda, apuntaba también respecto a María Jesús Montero (Hacienda) tres cuestiones pendientes en su cartera para pasar página respecto a su predecesor, Cristóbal Montoro: flexibilización de la regla de gasto para que los ayuntamientos puedan invertir su superávit, reforma de la financiación autonómica y reforma fiscal para una tributación progresiva. En conversaciones informales de algunos diputados, se intuye que el optimismo con el que se celebró el éxito de la moción de censura comienza a decaer, aunque sin dejar de reconocer tampoco la trascendencia de haber conseguido echar al PP del Gobierno tras la sentencia del caso Gürtel; de ahí, también, que la cortesía sea mayor con la configuración del organigrama de Gobierno que diseña Sánchez.

Contención en Podemos ante el Gobierno de Sánchez y recelo sobre el techo de gasto

Menos comedido se manifestaba este martes el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, durante una intervención televisiva, aunque sin dejar traslucir ciertas expectativas. Se declaraba "optimista moderado", afirmando que "no se puede comprar el discurso apocalíptico de la derecha, pero tampoco pensemos que ahora va a llegar el socialismo". Asimismo, reconocía: "Somos escépticos con el PSOE, como siempre, pero creemos que hay cambios importantes que se pueden sacar adelante".

El sector crítico del partido, Anticapitalistas, ya evitó desde el mismo viernes de la votación de la moción de censura mantener un plazo de cortesía. En un comunicado, defendía "la legitimidad y necesidad de esta moción de censura", aun "siendo plenamente consciente de sus limitaciones y de que un Gobierno del PSOE no representa una alternativa real ni al régimen del 78, ni a sus políticas estructurales ni a los dictados de la UE". En esta línea, criticaban "la aceptación por parte de Sánchez de un marco presupuestario ajustadamente neoliberal, que va a determinar la política económica real de este nuevo Gobierno". Finalmente, "sin ninguna confianza en un PSOE incapaz de salirse de los dictados de los poderes financieros ni de los límites constitucionales", valoraban que la conformación de un Gobierno débil "es siempre el mejor escenario para una ofensiva social destinada a recuperar y conquistar derechos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios