RELEVOS EN EMBAJADAS, EMPRESAS PÚBLICAS...

Moragas, Wert, Morenés, Gela Alarcó... Los 'otros perdedores' en la crisis de Gobierno

No solo habrá cambio de inquilino en La Moncloa y el Consejo de Ministros. Unos entran y otros salen. Embajadas, empresas públicas... Muchos de los 'colocados' por el PP se irán

Foto: De izquierda a derecha, Pedro Morenés, Jorge Moragas, José Ignacio Wert y Juan Bravo.
De izquierda a derecha, Pedro Morenés, Jorge Moragas, José Ignacio Wert y Juan Bravo.

El terremoto provocado por el precipitado cambio de Gobierno, fruto de la moción de censura contra Mariano Rajoy, no ha hecho más que empezar. Mientras Pedro Sánchez continúa diseñando su Ejecutivo, se preparan cientos de relevos en distintas administraciones. Además de altos cargos, asesores y personal de confianza, los organismos, entes y empresas públicas y consultivas también necesitarán nuevos inquilinos entre sus paredes. Y mientras unos llegan... otros salen. Indudablemente, se trata de los 'otros perdedores' en esta crisis de Gobierno. Son muchos de los premiados, de una u otra manera, con destinos privilegiados tras años de servicio público y en el partido, y que ahora ven truncada su carrera por una legislatura completamente atípica.

Jorge Moragas es uno de los que concentran más miradas. Con toda seguridad será uno de los primeros relevos en organismos internacionales que decida el nuevo Ejecutivo socialista. El que fuera jefe de gabinete de Rajoy aterrizó el pasado diciembre en Nueva York como representante permanente de España ante las Naciones Unidas y este martes ha sido elegido para ocupar una de las 21 vicepresidencias de la ONU. Diplomático y hombre de confianza del presidente, pactó su marcha con el jefe de los populares tras las elecciones catalanas del 21-D en que el PP cosechó el peor resultado de su historia. Igual que sucede en otras embajadas europeas, se trata de un lugar clave para el que los gobiernos tradicionalmente designan personas de total confianza del presidente y su equipo.

Algo similar ocurrirá con el ministro de Defensa durante la primera legislatura de Rajoy, Pedro Morenés. A día de hoy, se encuentra en la embajada de Estados Unidos, situada en Washington. A diferencia del caso de Moragas, Sánchez no podría proceder a una sustitución inmediata porque necesita contar con el plácet de ese país para confirmar un nuevo nombramiento. Otro motivo de peso para un retraso es la visita que los Reyes tienen pensado hacer dentro de poco tiempo y que probablemente contará con un encuentro con el presidente Trump. En otras palabras: parece arriesgado y precipitado que en solo unas semanas Sánchez pueda dar un paso así.

Si algún nombre está en la lista de cambios prioritarios es el de José Ignacio Wert. El exministro de Educación, y padre de la Lomce que los socialistas quieren tumbar cuanto antes, continúa como representante permanente de España en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con sede en París. Se trata de uno de los destinos más preciados y el nombramiento causó polémica desde que se produjo, en el verano de 2015. No solo porque Rajoy premiara a su ministro peor valorado, sino que además llegó al organismo donde su mujer —la que fuera secretaria de Estado de esa misma cartera, Montserrat Gomendio— ya trabajaba, y con un sueldo estratostéfico que rondaba los 10.000 euros mensuales.

En cuanto a las empresas públicas, el cambio de mandato también podría ser relativamente rápido. Al frente de Adif se encuentra Juan Bravo desde que Rajoy constituyó su último Gobierno. Antes desempeñó distintos cargos con Alberto Ruiz-Gallardón en la Comunidad de Madrid desde 1997 y ahora está imputado por el caso Lezo en calidad de exconsejero de Hacienda. Inmaculada García, al frente de Loterías y Apuestas del Estado (Selae), es otra de las que antes de llegar a la sociedad estatal se dedicaron a la política. Aunque es inspectora de Hacienda, en 2003 empezó su carrera política como consejera de Hacienda en la Región de Murcia, y más tarde estuvo en la Consejería de Economía. Desde que llegó a Loterías, acumula el sueldo más alto de todas las empresas públicas: más de 200.000 euros al año.

El nuevo Ejecutivo también cambiará a la presidenta de Paradores Nacionales, María Ángeles 'Gela' Alarcó, exmujer de Rodrigo Rato, que justo el pasado abril fue ratificada en lo más alto del organigrama en este consejo de administración. Otros entes públicos que perderán a sus actuales jefes son Tragsa y AENA, que tienen al frente a Elvira Rodríguez (expresidenta de la CNMV) y a Jaime García Legaz. Este último, tal y como publicó este diario, comenzó a preparar su salida el mismo día en que la moción de Sánchez prosperó. Probablemente será a través de consejo extraordinario en los próximos días. En esa línea, la presidenta de Hispasat, la popular Elena Pisonero, también abandonará el gestor de satélites próximamente. Fue diputada y secretaria de Estado de Comercio, Turismo y Pymes.

En Indra también habrá cambios. El exministro Juan Carlos Aparicio pertenece al consejo de administración, al ser vocal dominical (es decir, a propuesta de la SEPI), y, por tanto, también le 'moverán la silla'. En cuanto a Arsenio Fernández de Mesa, ex director general de la Guardia Civil, continúa como consejero de Red Eléctrica de España (REE), empresa pública que lo fichó tras su salida del Ministerio del Interior. Fernández de Mesa, en cambio, es independiente y, por tanto, se marchará con el cambio de mandato, ya que su nombramiento o cese no depende directamente del Gobierno. En cuanto al Consejo de Estado, órgano consultivo del Gobierno, relevará a José Manuel Romay Beccaría próximamente. Diputado, senador, ministro, ostentó distintos cargos en la Xunta de Galicia durante décadas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios