recupera preceptos de juan josé Ibarretxe

Los 9 días del PNV: de salvar a Rajoy a cavar su tumba y acrecentar su perfil soberanista

Avaló los presupuestos el 23 de mayo y el 31 apoyó la moción de censura en un giro que ha estado acompañado de una escalada independentista, al pactar con Bildu el nuevo Estatuto

Foto: El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, en un homenaje a la ikurriña. (EFE)
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, en un homenaje a la ikurriña. (EFE)

En apenas nueve días el PNV ha pasado de dar vida a Mariano Rajoy, al avalar los Presupuestos Generales del Estado (PGE), a cavar su tumba con su apoyo a la moción de censura impulsada por el PSOE contra el presidente del Gobierno. Y este giro se ha producido en medio de una escalada soberanista de la formación 'jeltzale' en el Parlamento Vasco, donde se ha sumado a EH Bildu para recuperar preceptos excluyentes del 'exlehendakari' Juan José Ibarretxe.

Fue muy sintomático lo sucedido el 23 de mayo. Al mismo tiempo que en Madrid respaldaba las cuentas de Rajoy, en Vitoria se aliaba con la antigua Batasuna para sentar las bases de un eventual nuevo Estatuto vasco con una propuesta de Preámbulo de marcado tinte soberanista que reconoce al País Vasco como nación, asume el derecho a decidir del pueblo vasco, abre la puerta a la celebración de un referéndum independentista y establece una nueva relación con España de "naturaleza confederal" y de "no subordinación". Ese mismo día, además, el PNV y EH Bildu alumbraban un primer borrador del Título Preliminar del futuro texto normativo que recoge la "nacionalidad vasca" y que establece diferencias entre ciudadanos vascos que vivan en la comunidad y nacionalizados.

PNV y EH Bildu han pactado una propuesta para el nuevo Estatuto que incluye la nacionalidad vasca, el derecho a decidir y el referéndum soberanista

Al PNV no le importa ir en exclusiva de la mano de EH Bildu y descolgar al resto de partidos ante una cuestión tan trascendental y que el 'lehendakari' Iñigo Urkullu ha insistido en que requiere de acuerdos "transversales" que respeten la pluralidad. Podemos, PSE y PP se oponen frontalmente a esta propuesta de reforma estatutaria en sus primeros capítulos ya que, según denuncian, sobrepasa el actual marco jurídico, impidiendo así cualquier consenso más allá del espectro nacionalista.

El PNV anuncia en el Congreso que apoyará la moción de censura

La ponencia de autogobierno que aborda en el Parlamento Vasco la reforma del Estatuto validó una semana después, el 30 de mayo, la propuesta de Título Preliminar que establece una "nacionalidad vasca" y una "vecindad administrativa" dentro de un texto que reproduce de forma casi literal un precepto, el de la nacionalidad vasca, que asumió el anterior lehendakari 'jeltzale' en su deriva soberanista bautizada como Plan Ibarretxe. El documento, en todo caso, no concreta si se expedirá el DNI vasco, una cuestión que debería concretarse en un desarrollo legislativo posterior. El planteamiento consensuado por el PNV y EH Bildu establece, asimismo, que el País Vasco pueda hacer frente a mecanismos de intervención del Estado, como la aplicación del artículo 155 de la Constitución o a la suspensión de normas autonómicas por el Tribunal Constitucional. "Deben eliminarse mecanismos de suspensión unilaterales de normas, intervención de la autonomía, etc., y establecer procedimientos de lealtad y cooperación institucional", señala el texto.

No se trata, en todo caso, de la redacción definitiva del futuro Estatuto, ya que las propuestas para los diferentes títulos serán remitidas a un grupo de juristas que está aún por definir para la redacción del articulado con vistas a su tramitación en la Cámara de Vitoria. La pretensión de las fuerzas nacionalistas es alumbrar a lo largo de la legislatura el nuevo texto normativo, que debería ser refrendado en el Congreso de los Diputados. De momento, la entente soberanista PNV-Bildu hace inviable cualquier acuerdo que sume a más fuerzas.

Tres días antes de que el Plan Ibarretxe volviera al Parlamento Vasco con la aprobación en la ponencia de autogobierno de la propuesta para el Título Preliminar, el PNV desplegaba su ala más soberanista al mostrar su apoyo público a la cadena humana por el derecho a decidir organizada para el 10 de junio por la ANC vasca, la plataforma Gure Esku Dago (Está en nuestras manos). Alcaldes de la formación de Andoni Ortuzar en el País Vasco y Navarra se unieron el domingo día 27 a regidores de EH Bildu en un acto público para llamar a la participación en esta cadena independentista que unirá las tres capitales vascas y en la que se espera reunir a más de 100.000 personas. El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, estuvo presente en el acto celebrado en Gernika (Vizcaya), mientras que los de Bilbao y San Sebastián, Juan María Aburto y Eneko Goia respectivamente, enviaron su adhesión a la iniciativa.

El PNV respalda la cadena humana independentista que la ANC vasca ha organizado el 10 de junio, y a la que se sumarán importantes cargos del partido

El PNV se ha reunido con los responsables de Gure Esku Dago dentro de la ronda de contactos que esta plataforma ha llevado a cabo con partidos, sindicatos y agentes sociales para lograr su colaboración con vistas a que esta iniciativa sea multitudinaria. La Ejecutiva 'jeltzale' ha dado libertad a sus cargos y afiliados para participar en una cadena humana a la que se sumarán importantes representantes del partido. Ortuzar ya secundó la anterior cadena humana que organizó esta ANC vasca en 2014 para reclamar el derecho a decidir del pueblo vasco. De cara a esta nueva cita el PNV no ha dudado en implicarse. El partido en Guipúzcoa, liderado por Joseba Egibar, ha remitido a sus militantes una carta para animarles a participar en la cadena humana, en la que incluso ofrece la ayuda de la formación para facilitar la inscripción. También llama a secundar la consulta soberanista que Gure Esku Dago celebrará en noviembre en San Sebastián, la primera en una capital vasca.

En medio de este incremento del perfil soberanista, este jueves día 31 de mayo el PNV facilitó la salida de Rajoy de la Moncloa, apenas nueve días después de haber otorgado al presidente del Gobierno un salvavidas que se antojaba vital para el líder del PP, hasta que llegó la fuerte marejada derivada de la sentencia del caso Gürtel y la posterior moción de censura. El diálogo que ha prometido Pedro Sánchez para encontrar una solución al 'conflicto catalán' y para abordar la cuestión de la territorialidad ha sido uno de los factores que ha empujado al PNV a facilitar un gobierno socialista, junto al respeto a los PGE pactados con Rajoy. PP y Ciudadanos ya han advertido de que el sí de la formación de Ortuzar tendrá "contrapartidas" en forma de "concesiones" al nacionalismo vasco. El tiempo lo dirá. De momento, el PNV será el "socio prioritario" para el nuevo gobierno socialista, como ha asegurado el secretario general de Coordinación Territorial del PSOE, Santos Cerdán.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios