El día después de la moción de censura

Pedro Sánchez se muda a la Moncloa con el peor resultado de la historia del PSOE

Los 85 diputados del PSOE convierten a Pedro Sánchez en el presidente del Gobierno con menor apoyo parlamentario desde la transición

Foto: Pedro Sánchez en la segudna jornada de la moción de censura contra Mariano Rajoy | EFE J.J. Guillén
Pedro Sánchez en la segudna jornada de la moción de censura contra Mariano Rajoy | EFE J.J. Guillén

Pedro Sánchez será el próximo inquilino de La Moncloa. Cuando se haga oficial su nombramiento como nuevo presidente del Gobierno, el líder del PSOE se pondrá al frente de España como el tercer mandatario socialista de la historia y se encargará de presidir el Ejecutivo en condiciones muy distintas a las que vivieron sus predecesores, Felipe González y José Luís Rodríguez Zapatero, que tomaron las riendas del país contando con el apoyo mayoritario de los votos de los españoles.

Felipe González alcanzó la mayoría absoluta en las elecciones de 1982 y en las de 1986, mientras que en 1989 obtuvo 175 diputados, exactamente la mitad de los que componen en hemiciclo. Sólo en 1993 perdió la mayoría absoluta, al obtener 159 diputados. Por su parte, Zapatero venció en las elecciones de 2004 con 164 escaños en el Congreso y más de 11 millones de votos; unos resultados que mejoró en 2008, cuando conquisto 169 escaños y aumentó el número de votantes en más de 263.000.

Pero estas fueron las últimas conquistas electorales del PSOE. Desde 2011 los socialistas no han vuelto a vencer unos comicios nacionales y Mariano Rajoy ha gobernado desde entonces. Rubalcaba, último candidato a la presidencia del grupo anterior a Pedro Sánchez, apenas superó los 7 millones de votos y perdió 59 escaños en el Congreso. Un hito que marcó el inicio de la caída socialista.

En las elecciones de 2015, a las que se presentaban por primera vez Podemos y Ciudadanos, Pedro Sánchez sufrió una dolorosa derrota en las urnas, que se cerraron con 5 millones y medio de votos para el PSOE y una caída de 20 escaños en el Congreso, donde sólo obtuvo 90 diputados. El PP perdió también 63, quedándose con 123 diputados y 7.236.965 votos, mientras que Podemos entró con fuerza en el Congreso al obtener 69 diputados y Ciudadanos 40.

Pero el declive no había hecho más que comenzar. Después de que ningún partido consiguiera formar Gobierno, Sánchez volvió a presentarse como candidato del PSOE en 2016, y fue entonces cuando el grupo socialista obtuvo el peor resultado de su historia. El número de votantes socialistas no superó los 5 millones y medio, con lo que su representación parlamentaria menguó hasta lo 85 diputados. De aquellos polvos, estos lodos: Sánchez tendrá que formar ahora un Gobierno en minoría.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios