abandona la cárcel de soto del real

La mujer de Bárcenas sale de prisión: Willy consigue reunir la fianza

El líder de Taburete activó la red de apoyo familiar y de amistades del matrimonio para reunir la cantidad exigida

Foto: Rosalía Iglesias (d), mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, acompañada de su abogada (i) a su salida de la prisión de Soto del Real. (EFE)
Rosalía Iglesias (d), mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, acompañada de su abogada (i) a su salida de la prisión de Soto del Real. (EFE)

Rosalía Iglesias ha abandonado la cárcel de Soto del Real después de abonar los 200.000 euros que le impuso como fianza la Audiencia Nacional. Iglesias, que ingresó en la tarde del miércoles en la prisión donde está su marido, salió de la cárcel cerca de las 18:50, después de que 18 personas hayan depositado el dinero que se le requería para evitar la prisión.

En la puerta esperaban desde la mañana a Rosalía Iglesias su hijo Willy y su abogada, Marta Giménez Cassina. La esposa de Luis Bárcenas salió sin hacer declaraciones a los medios de comunicación.

Según han informado a El Confidencial fuentes de su entorno, su hijo Guillermo Bárcenas ha conseguido reunir el dinero gracias a la colaboración de varios familiares y amigos de la pareja. Casi una veintena de personas han colaborado para sumar la cifra impuesta. Por lo tanto, la mujer del extesorero del PP ha recuperado la libertad tras dormir solo una noche en el módulo de ingresos.

La mujer de Bárcenas sale de prisión: Willy consigue reunir la fianza

La información ha sido confirmada por la Audiencia Nacional. La Sección Segunda de la Sala de lo Penal ha acordado su libertad provisional una vez ha depositado la cantidad fijada para salir de prisión, que han reunido "un total de 18 personas". El auto ya ha sido enviado a la prisión de Soto del Real. Ahora, Rosalía Iglesias tendrá como medidas cautelares presentaciones cada 15 días, la retirada de pasaporte y la prohibición de salida del territorio nacional.

El hijo de Luis Bárcenas y Rosalía Iglesias, Guillermo Bárcenas, 'Willy', activó el miércoles la red de apoyo familiar y de amistades del matrimonio para tratar de reunir, en el menor plazo posible, la cantidad que el tribunal de la Gürtel impuso este miércoles a la esposa del extesorero para eludir la cárcel. Inmediatamente después de que le informaran del importe de la caución, el líder del grupo Taburete se puso en contacto con sus parientes más cercanos para pedir su ayuda económica. Aunque su entorno no confiaba en lograr sumar el montante total exigido durante la jornada, al final lo ha conseguido, informan a El Confidencial fuentes cercanas a la pareja.

La red de seguridad se activó durante la misma jornada del miércoles. Durante la mañana, la cuenta de consignaciones del juzgado ya comenzó a recibir las primeras transferencias que, a modo individual, fueron efectuando aquellos que pudieron contribuir de forma urgente. El propio Willy dio orden de ingreso desde sus cuentas de una parte de lo exigido. También colaborarán sus tíos por ambas partes. Ya fueron clave en 2015 a la hora de entregar la fianza impuesta entonces al extesorero.

Guillermo 'Willy' Bárcenas conversa con los periodistas a las puertas de la prisión de Soto del Real. (EFE)
Guillermo 'Willy' Bárcenas conversa con los periodistas a las puertas de la prisión de Soto del Real. (EFE)

La mañana en la Audiencia Nacional se desarrolló como si los acontecimientos respondieran a un guion cinematográfico. Minutos antes de las 12 del mediodía, Iglesias se presentó en las dependencias judiciales junto a sus abogados. Tenía hasta las dos de la tarde para personarse en la secretaría de la sección para que le fuera notificada la decisión final. No quiso prolongar la incertidumbre que ya la embargaba desde que el lunes conociera que su marido ingresaba en Soto y que ella tendría que esperar dos días para conocer la decisión final.

Con gafas de sol, jersey y pañuelo al cuello, acudió con semblante calmado, mucho más tranquila que el lunes tras las vistillas, cuando abandonó las dependencias judiciales visiblemente afectada tras conocer que Bárcenas ingresaba de forma automática y que su futuro quedaba aún en suspenso. Las cámaras no volvieron a captarla. Tras una carrera contrarreloj para reunir los 200.000 euros de fianza que le impuso el tribunal, sin el juez progresista en sus filas, no logró depositar la cantidad fijada antes de las cuatro de la tarde.

Sus letrados lucharon hasta el último minuto. Ofrecieron al tribunal la posibilidad de que Rosalía pudiera disfrutar de la fianza por el mismo importe, 200.000 euros, que depositó su esposo en el año 2015, cuando abandonó el módulo cuatro de Soto. Aquella caución fue reunida por nueve familiares del matrimonio: hermanos, sobrinos, un cuñado e incluso la madre de Iglesias aportaron lo que pudieron para lograr que abandonara la celda tras 19 meses. El tribunal consideró factible esta opción, pero la defensa la descartó porque el trámite obligatorio para autorizar a los que la depositaron entonces a recuperarla se prolongaría durante varias semanas. En todo caso, aquella cantidad será rescatada, agregan las fuentes consultadas.

La mujer de Bárcenas sale de prisión: Willy consigue reunir la fianza

Breve encuentro en prisión

Después de agotar todas las vías, no les quedó otra posibilidad que la de asumir que tendría que pernoctar en la cárcel, la misma donde ya se encuentra su esposo. Poco después de su llegada en furgón, se les autorizó a reunirse brevemente. Antes de este encuentro, una de las abogadas del equipo que se ocupa de defenderles visitó al extesorero popular para informarle de lo sucedido durante la cita judicial.

Rosalía Iglesias fue internada en el módulo de ingreso, donde fue reconocida por el servicio médico y pasó las entrevistas protocolarias con el equipo técnico encargado de evaluarla y asignarle la ubicación más adecuada en el establecimiento. La decisión salomónica del tribunal, que optó por imponerle esta fuerte caución debido a "la importante cantidad de recursos económicos que el matrimonio llegó a tener con la ilícita actividad delictiva que desplegaron ambos cónyuges", abría la puerta a que recuperase su libertad en breve. Condenada en primera instancia a 15 años, permanecerá libre hasta que el Supremo decida sobre la condena impuesta.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios