SEGUNDA OLEADA DEL PANELCONFIDENCIAL

La postura de Sánchez en Cataluña gusta a PP y Cs, pero no convence a sus votantes

La nota del líder socialista cae en términos absolutos, pero su percepción mejora en el votante conservador. También es mejor vista su gestión de la crisis catalana entre los seguidores de PP y Cs

Foto: Pedro Sánchez, con Cristina Narbona y Adriana Lastra, el pasado 28 de mayo en el comité federal del PSOE. (EFE)
Pedro Sánchez, con Cristina Narbona y Adriana Lastra, el pasado 28 de mayo en el comité federal del PSOE. (EFE)

La valoración de Pedro Sánchez no acaba de despegar. Ya se observaba esa tendencia a la baja en el barómetro de abril del Centro de Investigaciones Sociológicas, pero el PanelConfidencial, más reciente, confirma esa línea de descenso. El líder del PSOE pierde puntuación, pero sobre todo es peor visto por su propio electorado que por los votantes del PP y de Ciudadanos, una impresión que cabe pensar que es resultado de la posición firme de la dirección federal en la crisis de Cataluña, haciendo piña con las otras dos formaciones constitucionalistas frente a los independentistas.

La segunda oleada del PanelConfidencial —el panel es una técnica de investigación demoscópica que tiene como peculiaridad que la muestra permanece estable en el tiempo, de suerte que se pregunta a los mismos ciudadanos periódicamente, en este caso cada tres meses—, a cargo de IMOP Insights, mide la temperatura política en un momento de especial efervescencia. El trabajo de campo, realizado a partir de 1.015 entrevistas, se realizó entre el 23 y el 28 de mayo, por lo que recoge la aprobación de los Presupuestos del Estado de 2018 —a falta de su paso por el Senado—, el impacto de la sentencia de la primera época de la Gürtel y la presentación de la moción de censura del PSOE contra Mariano Rajoy. La estimación de voto coloca al partido gobernante, el PP, completamente hundido, con un 19,6%. Cuarta fuerza, muy cerca de Unidos Podemos (19,7%), que quedaría tercero. En cabeza seguiría Ciudadanos (28,6%), y en el segundo escalón, los socialistas (20,6%). El partido de Sánchez perdería algo menos de un punto respecto a la primera oleada, la de febrero (21,5%).

El secretario general del PSOE, según el PanelConfidencial de mayo de 2018, recibe una puntuación ciudadana del 4,1. Empata así con el coordinador de Izquierda Unida, Alberto Garzón, y ambos quedan por debajo de Albert Rivera (4,4). En el furgón de cola, tanto Pablo Iglesias (3,1) como Mariano Rajoy. Si se compara esta oleada con la anterior, resulta que el único que mejora en su nota es el jefe de IU, pues pasa del 4 pelado al 4,1. Pero todos los demás no avanzan en valoración ciudadana. Sánchez pierde dos décimas (del 4,3 al 4,1); Rivera, cinco (del 4,9 al 4,4), y Rajoy, tres (pasa del 3,2 al 2,9). Iglesias se queda exactamente igual que estaba, con un 3,1.

Sánchez baja del 4,3 al 4,1, pero su calificación desde febrero sube para los simpatizantes de PP y Ciudadanos y desciende para los de PSOE y UP


La nota del líder del PSOE baja dos décimas, pero ese diferencial respecto a febrero no es homogéneo en todos los nichos electorales. Así, la nota que le asignaban los votantes del PP a comienzos de año era del 3,5, y ahora es del 3,9. Los de Cs le daban un 4 antes, y un 4,4 ahora. Esa mejora de la percepción de Sánchez en el granero conservador contrasta con la bajada que experimenta entre los simpatizantes progresistas. De hecho, la calificación que le endosan los votantes del PSOE es de un 5,7 ahora (y era del 6,1 en febrero), y los de Unidos Podemos, de un 3,9, frente al 4,6 que le otorgaban un trimestre atrás.

Peor ahora

Para el 41,1% de los encuestados, su opinión sobre Sánchez ha empeorado desde la anterior oleada. Un 27,7% dice que ha mejorado y otro 31,2%, que sigue igual. No son buenas cifras para el líder del PSOE, pero peores son las de Rajoy: para el 62,7%, la percepción sobre el presidente ha ido a peor, frente a un 10,8% que asegura que ha ganado enteros.

En indicadores como la confianza o la capacitación para gobernar, la marca (el PSOE) está mejor posicionada que su secretario general

La nota que recibe Sánchez es similar a la que los encuestados ponen al PSOE, dada su actuación desde las últimas elecciones generales hasta ahora. El partido obtendría un 4 pelado. Por encima se sitúa Cs (4,3) y bastante por debajo, tanto Podemos (3,1) como PP (3). De nuevo, son los votantes de populares y naranjas los que tiran al alza la visión de las siglas del puño y la rosa. Los primeros asignan un 4 al PSOE, dos décimas más que en febrero, y los segundos le etiquetan con un 4,3, por el 4,2 del arranque de 2018. Los votantes del PSOE otorgan a su partido de referencia un 5,6 (tres décimas menos que en la primera oleada), y los de Unidos Podemos, un 3,8 (cae dos décimas respecto al estudio previo).

El barómetro pregunta a los sondeados por distintas cualidades, para comparar cuál es la visión del líder y cuál la del partido que dirige. De nuevo, resulta que la marca está mejor que Sánchez. Para el 18,8%, la formación que mejor representa las ideas del encuestado es el PSOE, y para el 15,1% es Sánchez aquel con el que más se indentifican. Entre los votantes socialistas, queda en mejor lugar la formación. El 63,8% de ellos se siente bien representado por el PSOE, y en cambio el 53,9% de ellos dice tener sintonía con Sánchez. En números redondos, 10 puntos menos. No obstante, el que gana la competición es Ciudadanos —con el que se identifica el 26,5% del total de sondeados—, y Rivera, el dirigente con el que más empatiza el 25,7% de los votantes.

Albert Rivera, el pasado 28 de mayo, en rueda de prensa en la sede de Ciudadanos. (EFE)
Albert Rivera, el pasado 28 de mayo, en rueda de prensa en la sede de Ciudadanos. (EFE)

¿Quién inspira más confianza? De nuevo, en cabeza figuran Cs (27,9%) y su presidente (25,3%). Y de nuevo también queda mejor ubicado el PSOE que su secretario general. Para el 17,4%, genera más confianza el partido centenario, y lo mismo opina el 13,6% respecto a Sánchez. Entre los votantes socialistas, el 58,4% señala que le suscita más seguridad la marca, y el 48,3%, el secretario general. Otros 10 puntos de diferencia.

Va ganando terreno Sánchez

Otra de las preguntas que incorpora el barómetro es quién es el líder y el partido más capacitado para gobernar. Ciudadanos (26,5%) y Rivera (23,5%) se colocan en primera posición también en este indicador. Para el 20,2%, es el PSOE el que tiene más dote de gobierno, y lo mismo piensa el 16,2% de Sánchez. El salto es muy visible cuando se pregunta a los electores socialistas: el 61,3% de ellos ve a su formación con atributos suficientes para dirigir el país, porcentaje que desciende al 49,9% cuando se inquiere por el secretario general.

El 29,6% señala a Rivera como preferido para gobernar, seguido de Sánchez (17,7%). Por debajo, Rajoy (11,8%), Garzón (10,7%) e Iglesias (10,1%)

No obstante, en todos estos indicadores sí que ha ido ganando terreno Sánchez, si se compara con la oleada de febrero de 2018. Entonces, el 13,2% de los encuestados afirmaba que el líder socialista representaba mejor sus ideas; el 13,1%, que le inspiraba más confianza, y 13,7%, que le creía más capacitado para gobernar.

¿Y qué dirigente político es el preferido como presidente del Gobierno? El 29,6% señala a Rivera, seguido de Sánchez, al que cita un 17,7%. Por debajo quedan Rajoy (11,8%), Garzón (10,7%) e Iglesias (10,1%). En febrero, los que indicaban su preferencia por el secretario general eran menos, el 16,9%. Entre los que se confiesan votantes del PSOE, el 55,5% sostenía a comienzos de año que le convencía Sánchez, y ahora son el 57,2%.

La mejora de la percepción de Sánchez y del PSOE puede ligarse, al menos en parte, a la actuación de ambos para abordar el conflicto en Cataluña. En febrero, el 32,6% valoraba positivamente la gestión de los socialistas en esta crisis, por un 51,2% que la rechazaba. Hoy, un 25,6% la aplaude y un 57,4% la suspende. Es decir, que en conjunto, el grado de aprobación sí baja (como ocurre con el Gobierno, Ciudadanos y Podemos).

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, durante su última reunión en La Moncloa, el pasado 15 de mayo. (EFE)
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, durante su última reunión en La Moncloa, el pasado 15 de mayo. (EFE)

Pero también es verdad que el manejo del conflicto es mejor percibido ahora por los electores del PP: en febrero, un 36,7% calificaba de buena o muy buena la gestión del PSOE, por un 43,1% que creía lo contrario. Ahora, el 39,4% de los votantes de Rajoy aprecia la actitud de Sánchez y su equipo, por un 44,4% que la desaprueba. Entre los que apostaron en 2016 por Cs, aplaudían al PSOE el 33,1% a primeros de año, y lo hace ahora el 36,6%, mientras que el 56,4% rechazaba la labor de los socialistas con Cataluña en la oleada anterior, y a día de hoy es el 50,5%.

El movimiento es inverso en el caso de los electores progresistas. En el primer trimestre de este 2018, el 51,9% de los votantes socialistas y el 24,4% de los que se confesaban seguidores de Unidos Podemos veían con buenos ojos la forma en que el PSOE había enfrentado el desafío soberanista. Ahora, esas cifras de aprobación han descendido: solo gusta el comportamiento de Sánchez y su dirección al 35,5% de sus votantes y al 13,8% de los morados. En febrero, recelaban de cómo Ferraz había abordado la crisis el 28,3% de los simpatizantes socialistas y el 61,6% de los de Pablo Iglesias. Y en este barómetro, no gusta la labor en Cataluña al 36,8% de los electores del PSOE y al 73,6% de los de Unidos Podemos.

Ficha técnica

Universo: personas de 18 años y más residentes en el territorio nacional peninsular, Baleares y Canarias.

Tamaño muestral: 1.015 entrevistas. 

Diseño muestral 

-Teléfono fijo

Selección aleatoria estratificada a partir de las variables tamaño de hábitat y comunidad autónoma con distribución proporcional.
Selección aleatoria del hogar dentro de cada estrato.
Selección del individuo con control de cuotas de sexo y edad retroalimentadas por el sistema, con rellamada.

-Teléfono móvil

Selección aleatoria simple de la base de datos de teléfonos móviles generada automáticamente por IMOP a partir de los inicios asignados a cada operador móvil. Esta base de datos se testó antes del inicio del trabajo de campo con el sistema Dali (detección automática de líneas inactivas).

Técnica de entrevista: telefónica asistida por ordenador mediante el sistema CATI. Un 35% de las entrevistas se realizó a individuos localizados a través de teléfono móvil.

Equilibraje: con el fin de minimizar posibles errores de campo y ajustar los datos al universo, el fichero se ha sometido a un equilibraje a partir de las siguientes matrices: sexo x edad; tamaño de municipio x CCAA; sexo x edad x CCAA y equipamiento telefónico en el hogar.

Margen de error de muestreo: ±3,1 puntos porcentuales para p=q=50 % y nivel de significación del 95%, siempre en el supuesto de un muestreo aleatorio simple.

Fechas de campo: del 23 al 28 de mayo de 2018. 

Instituto responsable de la investigación: IMOP Insights, SA

IMOP se acoge al código internacional CCI-ESOMAR para la práctica de la investigación social y de mercados. IMOP cumple con los requisitos establecidos en la norma UNE-ISO 20252.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios