BRONCO DUELO DIALÉCTICO ENTRE AMBOS

Rivera reprocha a Sánchez "querer gobernar a cualquier precio" y rechaza la moción

El líder de Ciudadanos critica al candidato por proponer una moción de censura "mirando las encuestas" y el socialista le reprocha "no mojarse" y tener "dos salidas para todo"

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su comparecencia en el Congreso. (Reuters)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su comparecencia en el Congreso. (Reuters)

Los 32 diputados de Ciudadanos votarán ‘no’ a la moción de censura de Pedro Sánchez. Albert Rivera salió a la tribuna de oradores asegurando estar de acuerdo en que “la legislatura se ha terminado”, liquidada “por la corrupción”. De hecho, el líder centrista reconoció que, como el PSOE, “apoya la censura al Gobierno de Rajoy”, pero que el objetivo primordial debe pasar por convocar elecciones generales. El dirigente naranja insistió al todavía presidente del Gobierno que aún queda “una salida”, si él “dimite”, se queda en funciones y pactan la fecha de unos comicios adelantados “para una salida democrática y ordenada de esta crisis”.

Casi al mismo tiempo comparecía María Dolores de Cospedal, ministra y secretaria general del PP, para confirmar que Rajoy "no dimitirá" porque la artimética parlamentaria impide que el PP siga en el gobierno incluso aunque el jefe del Ejecutivo se marchara. En realidad, es cierto. Si el presidente abandonara, se pondría en marcha un proceso de investidura casi inmediato y los populares no tienen garantizados a día de hoy los votos suficientes, a diferencia de Sánchez que ya ha conformado una mayoría alternativa como prueba esta moción.

[Siga en directo la moción de censura a Mariano Rajoy]

A partir de ese momento, el duelo dialéctico entre Sánchez y Rivera tomó el tono más bronco posible. El candidato echó en cara al líder de Ciudadanos “no mojarse” y “no dejar claro lo qué votará”, reprochando que su partido “siempre tiene dos salidas para todo”. El secretario general de los socialistas llegó a acusar a Rivera de “mentir” y desveló algunos datos de las conversaciones mantenidas en estos días entre sus respectivos ‘hombres fuertes’, José Luis Ábalos y José Manuel Villegas. En el turno de réplica, el centrista se defendió asegurando que “aunque lo intentara” no se sentiría capacitado para “bajar al barro al nivel” que lo hizo Sánchez porque, afirmó, “España no se merece un presidente como el que usted ha demostrado que será en esta tribuna”. Rivera criticó también al socialista por haber presentado una moción de censura “mirando las encuestas”, asegurando que lo único que quiere es “gobernar a cualquier precio”.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, recibe el aplauso de su grupo parlamentario. (EFE)
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, recibe el aplauso de su grupo parlamentario. (EFE)

Y, a su juicio, lo hará “como aliado” de los mismos que quieren romper España. “No estamos de acuerdo con que la solución sea que EH Bildu, Esquerra y Puigdemont, entre otros, tomen las riendas”. Pero, por parte de Rivera, los reproches no se dirigieron únicamente al candidato. Criticó duramente al Gobierno, que hace días “me decía que debía aprender de la lealtad del señor Sánchez, pues ahí tiene su lealtad”, zanjó. “Nos decían también que aprendiéramos del PNV, un partido serio y de palabra… Ahí tienen la seriedad, voto afirmativo a la moción”, enumeró el dirigente naranja. Por último, lanzó: “El señor Rajoy decía que había aprovechateguis en este Congreso. Sí los había pero no estaban en Ciudadanos”, concluyó.

Más allá de la bronca con Sánchez, Rivera se mostró insistente con la necesidad de que los españoles acudan a las urnas lo antes posible. “Ante una crisis de confianza, lo primero que hay que recuperar es la confianza”, aseguró, insistiendo en que la única vía es la de unas elecciones. Y aprovechó para dirigirse a todos los grupos parlamentarios, especialmente al PNV, “¿tienen ustedes miedo a que los españoles tomen nota, a que vean el espectáculo de esta mañana y decidan otra opción?”, zanjó.

Por eso, el dirigente naranja aseguró que él también proponía “abrir un tiempo nuevo” al mostrarse seguro de que “esta etapa ha terminado” pero que, la nueva, “no puede abrirla el señor Torra ni el señor Rufián”. Rivera, que llegó al Congreso a primera hora de la mañana asegurando que era “un día terrible para España”, terminó su intervención en la tribuna asegurando que “si alguien quiere seguir rompiendo este país o tapando la corrupción, nos tendrá en frente siempre”. Sánchez, por su parte, se sacudió las críticas del “bipartidismo” exhibiendo su evidente enfrentamiento con Rajoy, al que podría desbancar mañana mismo, y acusó a Rivera de los siempre mencionados vaivenes y, sobre todo, de “sostener” al Partido Popular.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios