sin el magistrado de prada, cambian las fuerzas

Gürtel: el tribunal, sin juez progresista, valora dejar libre a la mujer de Bárcenas

La decisión se ha aplazado a mañana miércoles, pese a la existencia un riesgo de fuga incrementado por las prisiones acordadas

Foto: Iglesias abandona la Audiencia Nacional junto a sus abogadas. (EFE)
Iglesias abandona la Audiencia Nacional junto a sus abogadas. (EFE)

El equilibrio de fuerzas entre los tres magistrados que integraban hasta este lunes el tribunal encargado de juzgar la trama Gürtel se ha roto y ha tenido consecuencias inmediatas. La salida de la ecuación del progresista José Ricardo de Prada ha cambiado las cosas y ha abierto una ventana a la libertad de la mujer de Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, al menos hasta la revisión por parte del Supremo de la resolución, apuntan fuentes jurídicas. Condenada a 15 años de prisión por cooperar en los delitos de su marido, ha visto cómo la Fiscalia Anticorrupción reclamaba su ingreso inmediato. No obstante, el nuevo tribunal no lo ha visto claro y ha aplazado la decisión definitiva a mañana miércoles.

Esas dudas dan pie a suponer que la recién estrenada composición del tribunal será determinante. Hasta la fecha, la suma de De Prada con el juez Julio de Diego había creado la mayoría suficiente para impulsar determinadas actuaciones, como la citación como testigo en el juicio de Mariano Rajoy, o la condena al PP por lucrarse de la actuación de la red corrupta. El juez molesto para los populares ya no está, después de que el CGPJ no admitiera su presencia ya que se encuentra en servicios especiales tras su nombramiento para un tribunal internacional. Las defensas aseguran que, de estar presente hoy, la mayoría de los acusados cuya libertad se revisaba habrían acabado en la celda.

El presidente del tribunal, Ángel Hurtado (c), junto a los magistrados De Prada (d) y De Diego. (EFE)
El presidente del tribunal, Ángel Hurtado (c), junto a los magistrados De Prada (d) y De Diego. (EFE)

Toca ahora crear un nuevo consenso contando con la nueva integrante de la sala, la presidenta de la sección, María José Rodríguez Duplá. Tras escuchar a la Fiscalía, que pidió el encarcelamiento de un total de 11 personas, los tres jueces se dieron una hora para decidir. Trazaron tras esos 60 minutos una línea que indicaba el camino hacia la cárcel inmediata: las condenas superiores a los 30 años. Más allá, hay que deliberar.

Las fuentes consultadas apuntan que los jueces valorarán cuestiones como el cumplimiento máximo. Pese a las fuertes penas, resultado de sumar condenas por distintos delitos, los años de cumplimiento máximo para los que quedan pendientes del fallo final rondan los 10 años. Esto es así porque la estancia en la cárcel antes de la salida en tercer grado la marca el triple de la pena mayor de las impuestas. El riesgo de fuga es también determinante, pero queda paliado en gran parte por los embargos de su patrimonio y otras medidas que pueden fijarse, como la retirada del pasaporte, las comparecencias periódicas o la vigilancia policial.

Gürtel: el tribunal, sin juez progresista, valora dejar libre a la mujer de Bárcenas

El hecho es que, tras la intensa jornada, el tribunal acordó por unanimidad enviar a Soto del Real al extesorero popular y a los dos acusados con condenas de rango superior —Guillermo Ortega y Alberto López Viejo, ambos excargos del partido—, y se dieron un día de plazo para estudiar el resto. Además de Rosalía Iglesias, quedan en la cuerda floja siete personas: el exalcalde de Pozuelo de Alarcón y exmarido de Ana Mato, Jesús Sepúlveda; el contable de la Gürtel, José Luis Izquierdo; la exmujer de Correa, Carmen Rodríguez Quijano; el exconcejal de Majadahonda Juan José Moreno; el abogado que trabajó entre 2001 y 2004 para Correa, Antonio Villaverde; el exconcejal de Estepona Ricardo Galeote, y el exviceconsejero de Inmigración de la Comunidad de Madrid Carlos Clemente.

Las sospechas de 'don Luis'

Fuentes cercanas al extesorero destacan que el esquema que se pinta ahora, con De Prada fuera de la posibilidad de decidir, encaja con las sospechas que alberga Bárcenas desde que conoció la sentencia y su voto particular. Su sospecha en los últimos tiempos es que las fuerzas progresistas —'encarnadas' en el juez saliente— tratan de "chantajearle" a través de su esposa. El objetivo sería provocar que 'cantara' contra su partido en la causa aún en instrucción sobre la presunta caja B, empujarle a delatar al PP.

Como ya publicó El Confidencial, 'don Luis' daba por segura tanto su condena como su vuelta a Soto del Real, donde ya permaneció 19 meses en el módulo cuatro, que hizo famoso a su salida gracias al saludo que envió a sus compañeros reclusos. Confía ahora en salvar a su mujer, alargar su ingreso para permitir al Supremo revisar esos 15 años de condena, en la creencia de que la pena es excesiva. La decisión definitiva llegará el miércoles a mediodía.

Durante la comparecencia, Rosalía se refirió, cómo no, a su marido. Dijo que no quiere viajar, ni salir de España ni huir si no es con él, y trató de tocar el corazón de los magistrados con una referencia a su hijo Willy Bárcenas, de 29 años. Imploró que no le quitaran a su madre, ya que perdería al padre por el encarcelamiento.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios