desvió 5M al expresidente de la federación brasileña

La UDEF implica a Rosell en el blanqueo de otra comisión de 22 millones de Nike

Un nuevo informe remitido a la Audiencia Nacional desvela que el expresidente de Barça camufló un presunto soborno por un acuerdo de patrocinio de la selección brasileña

Foto: El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell. (EFE)
El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell. (EFE)

La Audiencia Nacional está investigando la participación de Sandro Rosell en una segunda operación de blanqueo de capitales relacionada con la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF). La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional acaba de concluir un informe que implica al expresidente del FC Barcelona (2010-2014) en la ocultación de una presunta comisión ilegal por la firma de un contrato de patrocinio de la selección brasileña con la marca de ropa deportiva Nike.

Según han confirmado a El Confidencial fuentes cercanas a las investigaciones, Rosell habría cobrado de la firma estadounidense por esa operación un total de 26 millones de dólares (22,3 millones de euros al cambio actual), de los que cinco millones (4,3 millones de euros) habrían tenido como destinatario final al expresidente de la máxima autoridad del fútbol en Brasil, Ricardo Teixeira, que estuvo en el cargo entre 1989 y 2012.

Los hechos se habrían producido al final del mandato del brasileño. El contrato que generó el soborno tiene fecha del 6 de noviembre de 2008 y estuvo en vigor hasta el 21 de noviembre de 2011, justo al inicio de la etapa de Rosell como presidente del Barça. El cargo llevaba aparejada una incompatibilidad con negocios privados de tipo deportivo. Se vio por ello obligado a "aparentar" una rescisión del contrato a través de la cual justificó el cobro de la millonaria cantidad.

Para canalizar la presunta comisión, el directivo habría utilizado la mercantil brasileña Ailanto Marketing Ltda, que ya fue investigada en ese país por un contrato público con la Secretaría de Deportes de Brasilia. El dinero habría circulado posteriormente por paraísos fiscales para tratar de dificultar su rastreo. Rosell, que fue trasladado desde prisión este lunes ante la jueza Carmen Lamela para ser interrogado por estos nuevos indicios que le vinculan a la trama de blanqueo, alega que los cinco millones que entregó a Texeira fueron a anular un préstamo personal que le había facilicitado antes.

La versión de los investigadores es bien distinta. Las pruebas apuntan a que el brasileño utilizaba a Rosell para lavar fondos ilícitos. El supuesto préstamo no era tal, era dinero que retornaba tras pasar por el circuito de maquillaje para aparentar un origen lícito. De Texeira a Rosell y de vuelta de Texeira.

Un esquema idéntico

El esquema sería casi idéntico al que motivó hace un año la operación Rimet de la Policía Nacional y la Guardia Civil contra la estructura societaria de Rosell. En aquel momento, como reveló este diario, la acusación se centraba en su intervención en la venta por 19,1 millones de euros de los derechos audiovisuales y de 'marketing' de 24 partidos amistosos de la selección brasileña de fútbol que se jugaron entre 2006 y 2012. En paralelo al acuerdo de la CBF con el comprador de los derechos, el gigante saudí Dallah Al-Baraka Group, Rosell firmó un segundo contrato con esa misma compañía. Para ello, utilizó la mercantil Uptrends Developments LLC, con domicilio en Nueva Jersey. Por ese canal alternativo, el expresidente del FC Barcelona recibió 8,3 millones de euros.

La instructora de la causa, la jueza Carmen Lamela, que mantiene desde entonces a Rosell en prisión provisional, considera que ese segundo pago era la comisión que percibieron el propio exdirectivo del Barça y Teixeira por la venta de los amistosos de Brasil a precio de saldo. El dinero del presunto soborno habría acabado en cuentas de Andorra tras circular por Panamá y Qatar. El descubrimiento ahora de una segunda comisión abonada por Nike complica aún más el futuro judicial de Rosell.

El expresidente del Barça ha visto rechazadas, una tras otra, más de una decena de solicitudes de excarcelación. Todas le han sido denegadas, la más reciente hace solo unos días, cuando se encuentra a punto de cumplir un año en prisión. Se ha atendido en todos los casos el criterio de la Fiscalía, que defiende que existe un riesgo de fuga "altamente probable" que "frustraría" una investigación que está "prácticamente terminada", sobre todo teniendo en cuenta que acumula grandes cantidades de dinero en el extranjero, lo que le llevaría a eludir la acción de la Justicia y a instalarse en otro país.

En una nota de prensa, la defensa del expresidente azulgrana ha asegurado este jueves que el objeto de dicho contrato entre estas dos empresas consistió en ofrecer a Nike un servicio externo de marketing deportivo, para los diferentes clientes que tenía en Sudamérica. "El contrato se realizó correctamente durante los años en que estuvo en vigor". Agrega que una vez Sandro Rosell asumió la presidencia del Futbol Club Barcelona, se iniciaron discusiones entre las partes sobre el mismo, llegando a un acuerdo conjunto por el que se rescindiría este contrato fijándose una indemnización a favor de Ailanto. Agrega, como ya hizo este lunes durante su declaración ante la juez que con los dividendos obtenidos devolvió un préstamo "concedido años antes el cual se encuentra completamente documentado tal y como le consta a la UDEF, a la Audiencia Nacional y tal como quedó recogido en un informe de KPMG encargado por Sandro Rosell en 2016".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios